Crónica KNIGHTS OF METAL Barcelona 27/05/17

Publicado: 5 junio, 2017 en ROCK Crónicas Conciertos
Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , ,

april02.jpg

Y aquí nos encontrábamos un día más, el segundo y último de esta primera edición del KNIGHTS OF METAL, esta vez en la Sala Razzmatazz 1, mucho más grande que su hermana menor  y también acondicionada para tal como ocurriera la jornada anterior. Si bien el primer día nos dejó cierto sabor agridulce por la caída de última hora de MEMPHIS MAY FIRE, el emplazamiento de tales dimensiones, o la discreta respuesta de un público bastante dividido entre lo metalero y lo metalcore, hoy afrontábamos el día con mucho optimismo y la cosa iba pintando cada vez mejor a medida pasaban las horas.

La aportación catalana al Festival, algo que por cierto se echó en falta y hubiera mejorado con una mayor presencia local en el cartel, la puso MORPHIUM en un horario que no le hacía justicia aunque no impidió ser testigos de uno de los shows más interesantes del evento. Ni siquiera un sonido que no estuvo a la altura pudo con ellos. Y es que la banda liderada por su vocalista y frontman estelar Alex Bace supo meterse al público en el bolsillo, amén del buen puñado de seguidores que lucían orgullosamente sus camisetas.

Para un servidor era la primera vez que era testigo de una descarga de la formación de Girona, pero después de lo visto esta noche os puedo asegurar que no será la última. La actuación sirvió para dar un buen repaso a su obra más reciente, “The Blackout”, en la que tontean con diversos estilos como el Nu Metal, el Metalcore o incluso las sonoridades más góticas al más puro estilo RAMMSTEIN, a los que me recordaron especialmente en la actitud y pose de su vocalista. “Away From Myself”, “Point of No Return” en la que se vieron los primeros headbangings o la sobresaliente “What Líes Behind Words” cuyos pasajes más melódicos quedaron algo deslucidos a causa del sonido, formaron parte de una fiesta que no acababa más que comenzar con Alex lanzándose sin temor ni pudor encima del público que se concentró en las primeras filas.

Los siguientes en aparecer encima del escenario fueron los canadienses BEYOND CREATION, una de las bandas que más expectación y curiosidad levantaba entre la audiencia, puesto esta era su primera visita a España. Y no tardaron en justificar el porque de todo ello con su talentoso Death Metal Progresivo que no dejó ni un solo atisbo de duda de lo que técnica y musicalmente eran capaces el cuarteto.

Simon Girar ponía voz entre tanto virtuosismo, acompañado de su peculiar guitarra y perfectamente escudado por el otro representante a las seis cuerdas, Kévin Chartré, ejecutando temas como “Omnipresent Perception” o “Sous La Lueur De L’Empereur”. Nada desentonaban, más bien todo lo contrario, los extraños y personales ritmos que imponía desde su bajo Hugo Doyon-Karout o el omnipresente bombeo de la batería de Philippe Boucher, el cual aún tenía tiempo de regalarnos simpáticas miradas a los fotógrafos que nos encontrábamos en el foso. Su anterior “Coexistence” o “Fundamental Process” pondrían punto y final a su momento, tras el cual no faltaron asistentes que se acercaran al puesto de merchandising para hacerse con alguna camiseta o disco de la banda, o les esperaran cerca de la barra para fotografiarse con ellos.

El turno del grupo que quizás menos encajaba en el plantel de esta segunda jornada, aunque era los que más esperaba a nivel personal, al igual que algunos seguidores situados en las primeras filas, llegaba a media tarde. Los suecos DEAD BY APRIL, con su metalcore edulcorado de estribillos pegadizos, se situaba en lo alto del escenario en una visita muy fugaz, que dejó más que satisfechos a sus ansiosos fans que habían visto como se truncó su última visita a nuestro país, y levantó algún tímido silbido o desconsideración entre los más trues del público.

Los suecos arrancaron fuerte con “Stronger”, trasladando toda la energía que posee su cuarto álbum “Worlds Collide”, con esa mezcla de versos agresivos al más puro estilo metalcore, y estribillos melódicos que bien podrían pasar por el género pop. El dueto formado por el screamo Jimmie Strimell y las voces limpias del también guitarra Pontus Hjelm, llevaron todo el peso de un show tan sencillo como intenso, con cortes como “This Is My Life”, “I Can’t Breathe”, “Playing With Fire” o la reciente “Breaking Point”, que encajaron perfectamente con algunos de sus grandes éxitos que sus seguidores no pararon de cantar como “Dreaming”, “What Can I Say” o la mítica “Losing You”, que pondría punto y final a la visita de la banda.

El Death Metal más técnico seguía predominando la presente jornada con la aparición de los germanos OBSCURA, quienes presentaban su último lanzamiento, “Akroasis” y dos de sus incorporaciones más recientes, el joven Rafael Trujillo a la guitarra y Sebastian Lanser al mando de las baquetas. Al igual que sucediera poco antes con BEYOND CREATION, el cuarteto salió a dar guerra entre una audiencia expectante ante su visita, con ganas de mucha tralla, y que consiguieron una notable simbiosis con los músicos.

En algunos momentos también tuvimos la desgracia de sufrir algunos altibajos en el sonido de la actuación, que, eso sí, no consiguieron enturbiar el resultado global de la misma. Temas como “The Monist”, “The Antiscosmic Overload”, o “Centric Flow”, dejaron patente el buen hacer de su frontman Steffen Kummerer, que se haría amo y señor del escenario desgarrando su garganta al son que marcaba con su guitarra rítmica de afilados riffs. No soy un gran entendido en el género, ni siquiera demasiado aficionado, pero soy consciente de cuando una banda posee talento y feeling con el público, y estos chicos lo tienen sobradamente.

Llegaría el turno del ambiente más festivo de toda la edición con el Folk Metal de los fineses KORPIKLAANI, poniendo la nota más colorida, divertida y desenfada de la noche, como preludio a la oscuridad que se avecinaría poco después. Ver a la banda por nuestras tierras tiene poco de novedoso, tal es así, que ya habíamos tenido ocasión de verles por aquí presentando su última obra, “Noita”, que ya data de un par de años atrás. Pero cualquier excusa es buena para desmelenarse un poco, y entre la gente podíamos apreciar una buena cantidad de camisetas reclamando la importancia del grupo en el cartel. Así que sin más dilación, su vocalista Jonne Järvelä saltó al escenario luciendo rastas y su peculiar roto registro vocal, muy bien acompañado encima del escenario.

No faltaron cortes como “Viinamäen Mies”, “Petoeläimen Kuola” o “Sumussa Hämäran Aamun”, que si ya resulta difícil de pronunciar imaginaos la tarea que resulta cantarlas. Aún así la gente no falló, y cada uno a su estilo y con su peculiar versión del finlandés, se dejó la garganta en una clara muestra de que la cosa estaba funcionando. El violín y el acordeón de Tuomas Rounakari y Sami Perttula, respectivamente, se fusionaban perfectamente entre los pasajes más metaleros de los nórdicos, y como muestra ahí están “Metsämies”, la pegadiza “Rauta”, “Wooden Pints” y la imprescindible “Vodka”. Dudo que haya otra canción que pueda definir mejor el estilo de los fineses, y pueda poner un mejor broche final a una de sus actuaciones.

No abandonaríamos las tierras nórdicas, aunque esta vez tocaba volver a la fría Suecia, para poner la guinda del pastel de esta segunda jornada del festival con la banda de Black Metal DARK FUNERAL. Clásicos donde los haya, han sabido anteponerse a todos los problemas tanto legales como de formación que han ido sufriendo a lo largo de sus ya más de veinte años de carreras, siempre capitaneados por los densos y malévolos riffs del guitarrista Lord Ahriman. Aunque la mayoría de los focos se los llevaría, como no, el vocalista Heljarmadr.

La parroquia más blacker se haría con las primeras filas (y gran parte del aforo) para recibir a sus majestades satánicas como se merecen. Con un escenario repleto de humo y un juego de luces en donde el rojo más intenso y el azul más gélido predominaban ante el resto de colores, los suecos dejaban claras sus intenciones con “Unchain My Soul”. Un repertorio de blast beats que poco a poco ganaron en intensidad y actitud, gracias a cortes como “The Secrets Of The Black”, “Attera Totus Sanctus” o “The Arrival Of Satan’s Empire”, intercalados con tenebrosos sonidos de cadenas y la desafiante mirada de Heljarmadr como maestro de ceremonia. Tras el habitual bis, cerrarían la velada con “Nail Them To The Cross” y “Where Shadows Forever Reign”, poniendo de manifiesto la confianza ciega que poseen con su actual etapa y su trabajo más reciente.

Y así, prácticamente sin darnos cuenta, se cerraría esta primera edición del KNIGHTS OF METAL, con algunos fallos más que comprensibles en un festival que acaba de arrancar, así como cierto desajuste en la composición y distribución del cartel, amén de las cancelaciones prematuras de bandas como BRUJERÍA o, las más sonadas, con MEMPHIS MAY FIRE y THE FACELESS, apenas a 24 horas del comienzo del evento. Cierto es que por su condición de festival, el cambiar un recinto al aire libre como el Poble Espanyol por las Salas Razzmatazz 1 y 2 tampoco ayudó demasiado a callar las voces más críticas con esta primera edición. Aún así, de los errores se aprenden, y nos quedamos con un buen puñado de cosas positivas y un increscendo que nos hacen ver con cierto optimismo una segunda entrega. Solo el tiempo lo dirá…

Texto y fotos: Lluís “DiMu” GS

Fecha y lugar: Sábado 27 de Mayo, Sala Razzmatazz, Barcelona

weblogo.jpg

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s