Crítica SUNRISE AVENUE “Heartbreak Century”

Publicado: 4 noviembre, 2017 en POP Críticas Discos, ROCK Críticas Discos
Etiquetas:, , , , , , , , , , , , ,

sunriseavenue-album-3000x3000px.jpg

Aunque para el público español el nombre de SUNRISE AVENUE no les diga gran cosa, y apenas sepan de su existencia gracias al próximo tour que parará en nuestro país a finales de año de la mano de “Madness Live”, a la que normalmente asociamos con bandas de Heavy y Rock, estamos hablando de unas super estrellas en gran parte del continente. “Heartbreak Century” es su quinto álbum de estudio, al que le preceden diversos trabajos en directo y un reciente recopilatorio que recoge los grandes éxitos cosechados a lo largo de más de diez años de carrera discográfica. Así pues, por raro o poco familiar que os pueda resultar, nos encontramos ante una banda capaz de llenar estadios en su Finlandia natal, romper récords en la industria en buena parte de Europa, y arrasar por allí donde pasan en países como Alemania, Austria o Suiza. ¿La última muestra? Colgar el sold out para el Hartwall Arena de Helsinki en apenas unas horas.

Pero para Samu Haber, vocalista, guitarra y líder de la formación, y los suyos, no todo siempre ha sido tan fácil. Este nuevo disco y su actual gira, llevada a cabo íntegramente en pequeños clubs a diferencia de las grandes arenas habituales que volverán el año que viene, no son más que un reflejo, una retrospectiva, de lo que fueron sus inicios. Tras pasar unos años en Barcelona, a finales de los noventa, Samu volvió a su hogar en busca de un éxito por el que tanto había luchado, y así fue, como a primeros de este milenio tras llamar a la puerta de innumerables agencias y sellos discográficos, y con la inestimable ayuda de su amigo Mikko Virtala (quien vendió su casa para financiar los costes del primer disco del grupo, “On the Way to Wonderland”), una pequeña banda de pop rock llamada SUNRISE, comenzó a hacer realidad sus sueños. A esto le seguirían con el paso de los años todo lo que habéis leído apenas un párrafo atrás, la inclusión de temas como “Fairytale Gone Bad” en eventos deportivos o “Choose to Be Me” en “Big Brother Germany”, la firma con un gran sello como “Universal Music”, o su llegada como coach a la edición alemana de “La Voz”. Pero hablemos del disco.

sunriseavenue-2017-img-9132-596771d3e1af4-7a199ded.jpg

“Never Let Go” abre este nuevo trabajo, y ya desde un principio deja claro que, aunque SUNRISE AVENUE mantengan su esencia intacta, el tiempo, la vida y la experiencia que vivimos por el camino nos hacen recoger nuevas influencias, sonidos y formas de afrontar el futuro. Las guitarras más rockeras o los teclados más melódicos que tan presentes han estado en algunas de sus composiciones, dejan paso a un aire más Folk, que perfectamente podría encajar en bandas como MUMFORD & SONS. Todo ello cargado de una innegable rítmica pegadiza y un estribillo que fácilmente se queda retenido en nuestra memoria, con la personal y grave voz de Samu Haber. Los primeros compases de “Heartbreak Century” ya dibujan el porque es el corte elegido para dar título al álbum. Una línea vocal muy intensa, que explota en el estribillo para hablar del tema más universal que existe, el amor, se da la mano con una composición musical sencilla, efectiva, tremendamente melódica y aderezada por unos coros cuyo protagonismo resulta omnipresente en toda su producción. Un sentimiento que ha quedado eclipsado e indefinido por una era en el que la falsa conexión de las tecnologías nos ha hecho perder su verdadero ser. Y el primer single llega con la divertida “I Help You Hate Me”, en la que los fineses explotan su lado más festivo, sin olvidar sus inspiraciones líricas, pero con un punto ácido, crítico y desenfadado. Un soplo de aire fresco.

Una de las composiciones más inspiradas, tanto a nivel musical como en su letra, la encontramos en “Afterglow”. De corte pausado pero increscendo, la rítmica acústica de Samu marca el camino de las líneas eléctricas de la guitarra de Riku Rajamaa, logrando una de las cotas más altas, en lo que a sensibilidad se refiere, de todo el compacto. La descripción sincera y personal de ese fantasma que ha dejado huella en nuestra persona y, a pesar del tiempo o la distancia, sigue presente en nuestro interior. Una mirada optimista hacia adelante es lo que mejor define a “Point of No Return”, de nuevo con una producción muy cuidada, muy rica en matices que quizás pasen desapercibidos en una primera escucha, y con un tono que habrían firmado grupos como IMAGINE DRAGONS sin ninguna duda. Un canto a superar esos puntos sin retorno de la vida en la que muchas veces nos parece estar estancados. “Flag” debe ser sin duda un tema importante para SUNRISE AVENUE, pues, a pesar de no dar título al disco, su contenido e imagen es fácilmente reconocible en toda la faceta visual del mismo, siendo el leitmotiv del mismo. Una bandera que tenemos que levantar sin miedo, aunque aveces tenga que ser despacio y con buena letra, o con la ayuda de un tercero. Lo importante es no dejar que caiga, jamás.

Volvemos a los pasajes más lentos e íntimos con “Let Me Go”, otro de los temas que fuera adelanto del álbum. El trabajo de percusión aquí vuelve a resaltar, especialmente en su parte final, con Sami Osala dejando su firma a la batería, siempre envuelta por todo el trabajo coral al que hacíamos referencia. Y es que hay ocasiones en la que es mejor dejar o dejarnos ir, para no hacernos más daño del necesario o para volver a ser felices lejos de aquello que, aunque nos cueste reconocer, no funciona. “Question Marks” recupera el espíritu más rockero y joven de su sonido, sin renunciar a la melodía y el alto contenido sentimental, desatándose a medida se acerca su final. Aquí resalta más el trabajo eléctrico de Riku, así como la base rítmica de Sami y el bajo de Raul Rutuu, com más fuerza y pegada que en cortes anteriores. Todos estamos llenos de preguntas, y al final nuestra existencia prácticamente se convierte en una, especialmente cuando se trata de dar una respuesta a nuestro corazón. Samu recupera su perfil más feliz en “Somebody Like Me (Crazy)” y es que, al final, hay que estar un poco locos para enamorarnos, ¿no? Y ojalá tuviéramos todos siempre la oportunidad de conocer a ese persona que lo esté tanto como nosotros y no la dejemos escapar nunca. Un corte que define perfectamente ese límite (imaginario) entre el Pop y el Rock, en un hit que podría estar en los últimos discos de alguien como SIMPLE PLAN.

Nos vamos acercando al final del disco con “Beautiful”, otra declaración optimista, esta vez, del aprender a quererse a uno mismo, algo de lo que cada vez tendemos a olvidarnos más. Que nuestras heridas y cicatrices no determinen nuestra belleza. Con una base rítmica a medio camino entre la electrónica y lo eléctrico, con la guitarra de Riku arpegiando al compás que marcan Sami y Raul, y la voz de Samu navegando entre los registros más graves a los que nos tiene acostumbrados y otros tonos mucho más agudos. “Room” supone el espacio, habitualmente demasiado amplio, que nos marcamos unos de los otros mientras vivimos en la comodidad y, por que no, la mentira de cercanía, que nos brindan medios como las redes sociales. Un corte instrumentalmente algo discreto, quizás menos inspirado, pero con un aporte coral femenino que les acerca a sonidos más propios del Soul o el Pop más melancólico, que suena, eso sí, plenamente SUNRISE AVENUE. Y, ahora sí, toca la hora de despedirse con “Home”, un broche final sentido, sincero y terriblemente íntimo, cocinado a fuego lento, en el que la voz de Samu se desnuda y, musicalmente, nos dejan sumergirnos en ese océano de sentimientos que compone este “Heartbreak Century”, a golpe ya, prácticamente, de Gospel. Al fin y al cabo, cuando tu vida consiste en viajar de aquí para allá haciendo, eso sí, lo que más te gusta, resulta difícil tener una connotación de lo que es la propiedad, el hogar. Es por eso que, al final del día, el hogar estará allá donde estés.

noticia_sunrise_avenue

No nos olvidamos, eso sí, de que este lanzamiento se ha cuidado al detalle, y que mejor muestra que una edición muy especial formada por dos discos más. El primero de ellos es una serie de remixes a cargo de MADIZIN, un equipo de escritores y productores con base en Alemania, que dan un aire más fresco, electrónico y bailable a un buen puñado de temas que componen este álbum, otorgándoles una orientación más Dance. Y si habéis disfrutado del compacto os tienen una sorpresa más en forma de segundo disco con seis temas en acústico, lo que ayuda a crear un ambiente, aún más, íntimo y personal, con la voz de Samu acompañada apenas por los acordes de la guitarra y un delicioso teclado. Aquí ganan especialmente composiciones como “Home”, “Point of No Return”, “Beautiful” o la propia “Heartbreak Century”, en las que se puede respirar fácilmente, si uno cierra los ojos, el cálido ambiente que se crea en las pequeñas paredes de un club. Sería injusto no destacar, también, lo divertida que sigue sonando de esta forma “Somebody Like Me (Crazy)” o la intensidad que esconde, especialmente en su tramo final, el single “I Help You Hate Me”. Si queréis indagar más, y no es demasiado tarde, también podéis haceros con una edición deluxe que, además de contener todo lo aquí reseñado, incluye una serie de extras para el deleite de sus mayores fans, como una bandera, una libreta, un conjunto de púas y una postal firmada por el grupo.

Cuatro años después de su anterior álbum de estudio, “Unholy Ground”, y de no parar de girar con él en todos los formatos habidos y por haber, ya sea en sala, con orquesta u open air, nos llega su nuevo trabajo “Heartbreak Century”. Después de haber sido oro y platino en países como Alemania o Finlandia, SUNRISE AVENUE no lo tenían nada fácil, y han optado por un sonido distinto, más sensible y, porque no decirlo, quizás más comercial, lleno, eso sí, de matices pero, sobretodo, con unas letras en las que Samu Haber ha querido vaciarse emocionalmente, plasmando todas sus experiencias, sentimientos e inquietudes, desarrolladas en este intenso tiempo que le ha tocado vivir. Parece obvio que el trabajo en la composición y producción de Nicolas Rebscher y, sobretodo, de Jukka Immonen y Victor Thell, han tenido un peso muy importante en el resultado final, pero, quizás a falta de hit singles del perfil de “Fairytale Gone Bad”, “Hollywood Hills” o “Lifesaver” que uno pueda añorar, a día de hoy, este “Heartbreak Century” me parece el mejor y más completo disco que han registrado los fineses hasta la fecha. El tiempo me da dará o no la razón, pero, por suerte, por fin es algo que podremos comprobar en una gira muy especial, tanto para a ellos como músicos como para sus seguidores, que finalizará en nuestro país en las ciudades de Madrid y Barcelona. Una oportunidad única que no os podéis perder. Quizás algunos podáis pensar en cierta falta de objetividad en este texto pero al final la música se trata de despertar sensaciones, sentimientos, y aquí tenéis los míos.

Nota: 9

Discográfica: Polydor Records

Texto: Lluís “DiMu” García

weblogo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s