Crónica THE SCRIPT + ELLA EYRE Barcelona

Publicado: 27 marzo, 2018 en POP Crónicas Conciertos
Etiquetas:, , , , , , , , , ,

script 13.jpg

Los irlandeses THE SCRIPT volvían a Barcelona, de nuevo al Sant Jordi Club, para presentar su nuevo disco, “Freedom Child”, como ya hicieran justo tres años atrás para la presentación de su anterior trabajo, aunque esta vez no lograrían una entrada tan excelente completando apenas medio aforo de la sala. Y eso que venían con una artista invitada de lujo, la exótica ELLA EYRE, que a pesar de no contar con demasiado éxito o reconocimiento en nuestro país, en tierras británicas posee un notable status y una trayectoria increscendo que aún parece estar alejada de haber tocado techo. Quizás un miércoles no sea el día más apropiado para un concierto, pero las exigentes giras de los grupos y la apretada agenda de la ciudad condal tiene estas cosas.

Con bastante más retraso de lo previsto salió a escena la británica ELLA EYRE, dispuesta a ganarse la discreta entrada que a estas alturas ocupaba su lugar dentro del recinto. Con apenas un álbum de estudio aunque, eso sí, un par de EPs y varios singles en su haber, algo común en tierras inglesas, la artista salió a dar buena muestra de su Pop con influencias de R&B y sonidos electrónicos, bien acompañada por un puñado de músicos y coristas que daban forma a canciones como la movida “Good Times” o la pegadiza “Together”, ambas de su larga duración “Feline”.

La siguiente en sonar sería “Ego”, una canción cargada de esencia Soul, antes de interpretar un par de covers/featurings como la pausada “We Don’t Have to Take Our Clothes Off” de JERMAINE STEWART o la conocida “Waiting All Night” de RUDIMENTAL, con la que hizo bailar y saltar a las primeras filas. Talento y actitud no le faltan, moviéndose de un lado al otro del escenario y exhibiendo todo ese espíritu exótico que le da su nacionalidad británica y su sangre medio jamaicana medio maltesa. Cerraría su show con su single más reciente, “Answerphone”, y su éxito compartido con SIGALA, “Came Here for Love”. Estoy convencido que seguiremos oyendo hablar mucho de ella.

Y llegaría el turno de los protagonistas de la noche, THE SCRIPT, que a pesar de estar presentando su último disco, “Freedom Child”, interpretarían tantos temas de este trabajo como de su anterior “No Sound Without Silence”, sin dejar de lado los temas más representativos de sus primeros álbumes. Así el trio, escudado por un par de músicos más a los teclados y al bajo, comenzarían su recital a ritmo de la preciosa “Superheroes”, con la que no tardaron en ganarse a su público. Quizás no era muy numeroso pero estaba absolutamente entregado des del primer compás. La pegadiza “Rock the World” con un Danny O’Donoghue que comenzaría a soltarse al micro, sin parar de moverse y animar a la audiencia, pero dejándonos momentos al frente del piano o de la guitarra.

“Paint the Town Green” nos haría bailar a todo con sus alegres ritmos irlandeses y con Danny volcándose sobre las primeras filas, emocionándonos con las suaves melodías de “It’s Not Right for You”, antes de la calurosa recibida de su imprescindible “The Man Who Can’t Be Moved”. “Wonders” y “Arms Open”, con la que invitaban a abrir los brazos al mundo, completarían un pequeño repaso a su obra más reciente. Retrocederíamos un buen puñado de años en compañía de los acordes de “Nothing”, antes de movernos de un lado al otro de la sala con esos ritmos jamaicanos removiéndose entre nuestras venas con “No Man is an Island”, en el que la interacción con el público llegaría a su punto álgido.

Y, como no, “If You Could See Me Now” nos cautivaría, como siempre que suena una canción de este calibre, con Glen Power marcando el compás con su inseparable batería, y con un Mark Sheehan muy activo en su guitarra y segundas voces, pasándoselo en grande sobre las tablas. Seguíamos anclados en el pasado con temas como “For the First Time”, antes de volver a un presente más reciente con “The Energy Never Dies” (y os puedo asegurar que energía les sobraba al trío y a sus fans) y con uno de sus éxitos de nueva hornada, “Rain”. Tras el bis de rigor volverían al escenario con los acordes de “No Good in Goodbye”, aunque todavía nos quedarían un par de teas para despedirnos de los irlandeses.

De golpe nos vimos diez años atrás en el tiempo de la mano de “Breakeven, uno de sus primeros singles, que supondría la antesala al adiós definitivo que llegaría, como no podría ser de otra forma, con esa maravillosa canción que lleva por título “Hall of Fame”, pegadiza y adictiva como pocas. O’Donoghue querría mezclarse una vez más con su público, demostrando que tras esa fachada de chico tímido se esconde un auténtico espíritu de estrella del Rock. Y así llegó el final, una lástima la pobre entrada, teniendo en cuenta la capacidad de la sala en la que nos encontrábamos, pero no impediría en absoluto que la banda saliera al escenario como si de un sold out se tratara. Ojalá todos los miércoles fueran así…

Texto y fotos: Lluís “DiMu” García

Fecha y lugar: 21 de Marzo, Sant Jordi Club, Barcelona

Promotora: Doctor Music

weblogo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s