Crónica THIRTY SECONDS TO MARS Barcelona

Publicado: 18 abril, 2018 en ROCK Crónicas Conciertos
Etiquetas:, , , , , , , , , , , , ,

DLcM99FXkAA3xZ6.jpg

Ha pasado un lustro desde su última visita y THIRTY SECONDS TO MARS volvían a la ciudad condal con nuevo trabajo bajo el brazo, “America”. Cierto es que comparado con anteriores giras era visiblemente evidente el cambio, o mejor dicho, añadido, al perfil de público que abarrotaba la sala. Un compendio de adolescentes, rockeros y aficionados al Pop que forman la nueva familia que la banda ha generado con su evolución musical. Quizás no del gusto de todos, y que ha provocado que algunos se hayan quedado pero el camino, pero el tirón de, especialmente, Jared Leto, sigue intacto con el paso de los años. Eso sí esta vez prescindieron de banda telonera, optando por un simple DJ que ni siquiera ocupaba su lugar en el escenario, relegado a una discreta ubicación junto a la mesa de sonido.

Retumbaban los ritmos de la introductoria “Monolith” de su reciente “America”, que fusionados con el griterío generalizado daría por iniciado el espectáculo. “Up in the Air”, con un Jared Leto tan activo y protagonista como en él es habitual sería la primera prueba de fuego, aprobada con nota. Le siguieron la hímnica “Kings and Queens”, “Search and Destroy” y la fuerza de “This is War”, dejando claro que aquel álbum significó un antes y un después en la carrera de los estadounidenses.

“Dangerous Night” sirvió para ver como suena en vivo su nuevo material y “Do or Die” continuaba mostrando músculo. No faltaron los enormes globos surfeando por encima de la gente ni la interacción de Jared con los suyos, como foco principal de todo el show.

“Pyres of Varanasi” pondría el punto cinematográfico de la noche, normal viniendo del ganador de un Oscar, mientras “The Kill (Bury Me)” nos sirvió a algunos para constatar que el tiempo pasado siempre fue mejor. Por lo menos en lo que respecta a la faceta más rockera de la banda, que quedó ciertamente deslucida ante la ausencia de Milo, uno de los músicos del grupo, y con una omnipresencia de la electrónica en su sonoridad actual quizás excesiva.

“Stay”, cover que realizan de Rihanna, puso uno de los primeros momentos más melódicos de la velada, dejando claro lo bien que le sienta a Jared los registros más pausados y que requieren de menor movimiento escénico, pero fue con “Hurricane” cuando nos hicieron tocar el cielo. Si existe una definición para clímax esta se le asemejaría mucho, con todos los móviles, los cánticos, los brazos y las emociones al aire. Es innegable el abuso de backing vocals en algunos tramos de la actuación, y mayor protagonismo y fuerza vocal en el trabajo de Jared, dejando en ciertos momentos un ligero sabor a macro Karaoke, algo habitual en sus shows.

“City of Angels” funcionaría envidiablemente bien en vivo, con un uso de las pantallas, esta vez sí, más activo, algo que se echaría en falta en más de una ocasión a lo largo del show. Con “Rescue Me”, los Leto nos dieron una de las sorpresas de la noche, y es que, a diferencia de su descarga el día anterior en la capital, esta vez sí había entrado en el set. “Night of the Hunter” definiría a la perfección lo que supone un concierto de la banda, con un Shannon reclamando tras la batería su cota de protagonismo, aunque, irremediablemente, el tema perdería fuerza en su comparativa respecto al estudio por lo que comentábamos anteriormente.

Quizás aún falta para que la gente se adueñe de sus últimas canciones, y “Rider” dejó un ambiente algo más tibio, que rápidamente sería solventado tras el bis. Eso sí, los fans no paraban de subir al escenario invitados por Jared, independientemente de su edad o perfil, dejando claro lo bien que se maneja la estrella en estos menesteres.

Tras la breve pausa llegó el turno de “Walk on Water”, que hizo vibrar a los suyos, cerrando la velada al compás de una de sus mejores composiciones, “Closer to the Edge”, en un festival de seguidores cantando, saltando y bailando junto a su ídolo en lo alto del escenario. Además, no faltaría la petición de mano cada vez más recurrente en estos saraos, con el señor Jared Leto dando el visto bueno a la propuesta matrimonial, como si de un maestro de ceremonias se tratara, con la chica llevando esta vez la iniciativa. Fin de fiesta con cañones de confeti, humo, y, sobretodo, la satisfacción de gran parte, sino de todo, el público que había decidido prácticamente llenar un recinto tan exigente como el que nos ocupa. Cierto es que echamos en falta más clásicos, que probablemente ya no volverán, o ese formato acústico que tan bien funciona en sus directos en lugar de tanto discurso, pero señores y señoras, esto es THIRTY SECONDS TO MARS. Y más hoy en día, una fiesta no apta para todos los públicos, alejada de sus inicios más rockeros, pero que probablemente marquen el presente y futuro de la formación. Una noche para recordar.

Texto: Agnès Garcia

Fecha y lugar: 13 de Abril, Sant Jordi Club, Barcelona

Promotora: Live Nation

weblogo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s