Crónica de YNGWIE MALMSTEEN en Barcelona

Publicado: 25 septiembre, 2018 en ROCK Noticias Novedades
Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

yngwie-malmsteen-barcelona-09.jpg

Hace muchos años, toda una década, que el maestro de la guitarra, YNGWIE MALMSTEEN, no se pasaba de gira por nuestro país, así que ya tocaba. Y con tres paradas nada menos en las que el sueco venía dispuesto a dar todo un recital (en todos los sentidos) a base de talento, virtuosismo y, sin duda, ego. Mucho ego.

Para una cita tan importante como la que nos ocupa poco parecía importar al personal el elevado precio de la entrada así como cierta mala fama que siempre le persigue al guitarrista, presentando una más que notable entrada en la céntrica sala grande las Razzmatazz de la ciudad condal. La cosa prometía, mucho, pero en algún momento lo cierto es que comenzó a torcerse.

El formato que lleva el bueno de Malmsteen en directo no creo que sorprenda a nadie a estas alturas de la película, pero para los que no estamos tan familiarizados con su puesta en escena de los últimos años no deja de parecernos de lo más extraña. Con una banda de apenas tres músicos formada por un bajista, un batería y un teclista (quien también se encargaría de algunas voces) y relegada a una pequeña esquina del enorme escenario. Se echa en falta un cantante que asuma la responsabilidad del micro y de las brillantes composiciones del sueco pero… es lo que hay.

El formato que presenta Malmsteen en directo realmente no debería sorprender a nadie, de hecho hace ya algunos años que viene llevándolo a cabo. La cosa consiste en amontonar a tu bajista, batería y teclista a la izquierda del escenario, como si fuese ganado, para así tener todo el tablado para tí solito, lo que no deja de ser una consecuencia lógica de los acontecimientos de los últimos tiempos. A Ripper Owens le consintió un poquito más de protagonismo (no dejaba de ser el ex cantante de Judas Priest) sin embargo el trato que dispensaba a sus ex músicos y ex cantantes solía rondar la esclavitud y por supuesto la indiferencia y desprecio.

Con un breve retraso el show comenzaría por todo lo alto a ritmo de la clásica “Rising Force”, un auténtico cañonazo que fue recibido con entusiasmo por el respetable pero que como ocurriría con otros temas del repertorio que estaban aun por llegar, sería mutilado sin piedad. De esta forma en ocasiones el concierto se convertiría en una especie de coitus interruptus que nos dejarían a muchos de nosotros a medias.

Buenos temas no le faltan al sueco, y es que canciones como la ya citada, “The Seventh Sign” con Yngwie repartiéndose el trabajo vocal con un Nick Marino deslucido por lo discreto de su volumen, o las míticas “You Don’t Remember, I’ll Never Forget” o “I’ll See the Light Tonight”, empujan a la nostalgia, la melodía y la clase. Algo que a Yngwie le sobra por todos lados pero que se empeña en desperdiciar con excesivos cortes, incansables solos de guitarra y marcando el compás del resto de músicos con los que comparte tablas.

Obviamente temas instrumentales de quitarse el sombrero no faltaron durante la velada, y para muestra un botón. O varios. “Black Star” y “Far Beyond the Sun” se mezclaban sin complejos con el “Badinerie” de Johann Sebastian Bach o el “Adagio” de Niccolò Paganini. Una muestra de toda la técnica y virtuosismo que ejecuta constantemente y sin piedad en su fender y demostrando que es todo un espectáculo encima de un escenario, regalándonos mil posturas, movimientos y destrozando las cuerdas de su instrumento cuando creía oportuno.

Eso sí, no nos olvidemos que venía presentando nuevo disco, el discreto “World on Fire” del que también realizó una discreta muestra, como por ejemplo con el tema que le da título. Hemos de reconocer, no en vano, que el estado físico y vocal que presentó fue mucho mejor que el de otras épocas, y que se le vio tremendamente cómodo siendo el único centro de atención de todo el show, a pesar de dejar fuera algunos de los cortes que si se pudieron escuchar en otras ciudades y entre los cuales me escoció muy especialmente el caso de “Devil in Disguise”.

Sea como fuere, poco más podemos añadir del concierto que YNGWIE MALMSTEEN ofreció en Barcelona. A juzgar por los cánticos que le despidieron del escenario y por algunos de los rostros que allí pude ver, hay dos versiones del recital. Por un lado los que disfrutaron de él y se lo pasaron en grande venerando a uno de los músicos más relevantes de la historia del Rock y el Metal y otros que, como es mi caso, nos quedamos con un sabor muy agridulce tras lo vivido esa noche. Cuestión de gustos, supongo, para valorar a todo un genio y figura.

Texto y fotos: Lluís “DiMu” García

Fecha y lugar: 23 de Septiembre, Sala Razzmatazz, Barcelona

Promotora: RM Concert Promotions

weblogo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s