Archivos de la categoría ‘POP Crónicas Conciertos’

PABLO_LÓPEZ-Barcelona-Estribillo_Pegadizo-Lluís_García-13.jpg

El cantautor PABLO LÓPEZ se volvió a dar un baño de multitudes, como ya viene siendo habitual en todas y cada una de las fechas de su Tour “Santa Libertad”, en el precioso Liceo de Barcelona, que ya había colgado el cartel de “No hay entradas” hace varios meses, dentro del marco del SUITE FESTIVAL. Y es que si su última obra, “Camino, Fuego y Libertad”, sigue triunfando en las listas de éxitos y allí donde suena, esas composiciones cobran aún más vida en su formato directo.

El malagueño, acompañado de sus inseparables músicos, saltó al escenario con una puntualidad envidiable, y tardó apenas unos segundos en darnos una maravillosa sorpresa a todos los que nos habíamos congregado en su recital, y es que ANTONIO OROZCO, otro gran músico y gran amigo del protagonista de la noche, cantó los primeros versos de “El Camino”, canción que arrancaría el show.

No hay duda de la confianza que PABLO LÓPEZ tiene sobre las nuevas historias que ponen letra a sus nuevas canciones, y lo cierto es que dio buena muestra de ello con una amplia representación. “El Niño”, la emotiva “El Patio”, “El Incendio”, “El Gato”, “La Libertad” o “Las 17:00”, fueron solo algunos ejemplos de la grandeza de su nuevo trabajo. Un disco que le ha situado en la primera línea del panorama musical actual y al que le queda cuerda para rato.

Pero habría un delicado espacio reservado para todos, o al menos la mayoría, temas que le han llevado a donde esta. “Vi”, “Ven”, “Hijos del Verbo Amar”, la maravillosa “El Mundo”, “Lo Saben Mis Zapatos” y su poderoso e intenso estribillo, “La Mejor Noche de Mi Vida” que es algo que muchos de los allí presentes habrían firmado con sus propias palabras y, como no, “Tu Enemigo”, completaron un repertorio muy bien escogido, en la que es imposible no echar alguna canción en falta, y es que todos tenemos alguna debilidad escondida en cualquiera de sus tres discos.

Esta vez no pudimos ser testigos de todo el concierto, pero os puedo asegurar que por lo poco que vivimos allí, y por las sensaciones despertadas durante y posterior al evento, esta fue otra de esas veladas para enmarcar en el recuerdo de nuestra memoria. Por suerte esta no será su última visita a la ciudad catalana, y parece claro que el bueno de PABLO LÓPEZ nunca falla. Y sino aquí tenéis la crónica que escribimos con motivo de su reciente visita en Girona. Gracias por tu música.

Texto y fotos: Lluís García

Fecha y lugar: 27 de Abril, Gran Teatre del Liceu, Barcelona

Promotora: Jet Management, Clipper’s Live, Universal

weblogo

BELY_BASARTE-Barcelona-Lluís_García-05.jpg

No cabe duda de que la carrera musical de la madrileña BELY BASARTE se encuentra en su momento más dulce, y es que con su primer disco bajo el brazo, el precioso “Desde Mi Otro Cuarto”, y tras prácticamente una década arrasando en Youtube con sus particulares covers, la artista está inmersa en una gira que está cosechando un gran éxito por allí donde pasa. Y para muestra, su doble visita a la ciudad condal, tras agotar su primera fecha que tendría lugar al día siguiente, y que cerca estuvo de colgar el cartel de sold out la presente noche.

Con algo de retraso sobre la hora imprevista, hecho que no hizo más que aumentar las ganas del personal de verle sobre el escenario, saltó al mismo acompañada de su inseparable guitarra y su banda. Tras muchos años asistiendo a conciertos de todo estilo y perfil musical, lo primero en llamar la atención era la juventud del público que abarrotaba la sala, algo lógico si tenemos en cuenta de donde surge el fenómeno de la cantante. Además, estoy convencido que para muchos de los que allí se dieron cita, este fue uno de sus primeros directos, algo que se manifestó en cierta timidez, que no pasó desapercibida para la protagonista de la noche, animándoles a romper el hielo y dejarse llevar.

Comenzó el show con “Me Siento Mal”, seguida de “Quizás” y de la primera de las más celebradas de la velada, “Mariposas”. Un sencillo que le ha funcionado francamente bien, y que demuestra que BELY BASARTE es mucho más que un buen puñado de versiones de grandes (y no tan grandes) éxitos, con el talento, el potencial y la delicadeza más que suficiente para labrarse un buen nombre en una difícil industria como la que nos ocupa. “Heridas” o “Malditas Ganas” seguían demostrando que su primer álbum esta repleto de buenas canciones y emotivas letras, y que no es precisamente casual el éxito que este ha obtenido tras su lanzamiento.

Esa timidez a la que hacíamos referencia al principio, se iba dejando a un lado a medida avanzaba la actuación, con nerviosas y divertidas risas desde lo alto del escenario, que se veían replicadas por inocentes sonrisas, cánticos y móviles alzados para registrar el momento por parte de sus seguidores, especialmente los que ocupaban las primeras filas. Sus nuevas composiciones como “Mientras Tanto” o “Perpendicular”, se entremezclaban con otras que, por una cosa o otra, la han hecho llegar hasta aquí. Ahí encontramos “Matemática de la Carne” de su amigo RAYDEN, la divertida “50 Cosas Sobre Mí” que vale más que cualquier entrevista que le podamos hacer, o la versión de “No Puedo Vivir Sin Ti” de LOS RONALDOS, que una década después han popularizado en la nueva edición de OT.

La noche nos dejó más covers como fueron el caso de “Diciembre y No Estás” o “De Haber Sido en Madrid”, dejando sitio para temas como “Gris Oscuro” y “Vía de Escape”, sin dejar de lado una pieza tan especial como “Y Cuando No”, su primera canción escrita en español. Nos despediríamos brevemente al ritmo de “No Te Quiero Ver Llorar”, tras la que volverían con fuerzas para tocarnos la fibra sensible con la preciosa “Otra Mitad”, antes de que la sala se convirtiera en una fiesta gracias a “Somos Fuego”, quizás una de sus composiciones más animada y positiva. Sin duda alguna, hay BELY BASARTE para largo, así que si tenéis la oportunidad de acercaros a cualquiera de sus próximas fechas de este Tour, “Al Otro Lado”, yo de vosotros no me lo pensaría dos veces. Avisados estáis.

Texto: Agnès Garcia y Lluís García

Fotos: Lluís García

Fecha y lugar: 26 de Abril, Sala Bikini, Barcelona

Promotora: VivesXElla, Universal

weblogo

SWEET_CALIFORNIA-La_Farga-Maria_Lorenzo_08.jpg

Tras un fin de semana intensamente musical en las “Festes de Primavera de L’Hospitalet” se ponía el broche final con el show del trio Pop nacional SWEET CALIFORNIA, que presentaban la reedición de su último disco, “3”, que alcanzó hace un par de años los primeros puestos en las listas de éxitos del país.

Como era de esperar, el evento congregó a una notable legión de fans mayoritariamente adolescente y femenino, acompañada de sus inseparables madres y padres, y que no dudaron en entregarse en cuerpo, voz y alma al son de las canciones de sus ídolos, recitando de memoria cada uno de sus versos y, especialmente, de sus pegadizos estribillos.

Es indudable el talento y la capacidad vocal que posee el trio formado por Alba Reig Gilabert, Sonia Gómez González y Tamy Nsue Sánchez, que no paraban de moverse de un lado al otro del escenario, bailando al ritmo de sus bailarines, y animando a sus seguidores a formar parte de la fiesta. Y para ejemplo ahí tenéis a temas clásicos como “Vuelvo A Ser La Rara”, hits como “Wonderwoman”, o las más recientes “Ladie’s Night”, “Vuelves” o “Good Life”.

Con la actuación de SWEET CALIFORNIA se cerraba una nueva edición de las fiestas de la ciudad, en las que pudimos disfrutar de artistas tan importantes y tan dispares como DEMARCO FLAMENCO, JARABE DE PALO, MIKEL ERENTXUN y DÀMARIS GELABERT. ¡Ahora solo falta esperar al año que viene!

Texto: Lluís “DiMu” García

Fotos: Maria Lorenzo Real

Fecha y lugar: 22 de Abril, La Farga de L’Hospitalet, Barcelona

Promotora: The Project

weblogo

Obeses_09-Lluís_García_Sola-Estribillo_Pegadizo.jpg

Definir al cuarteto catalán OBESES como una banda de Pop Rock Català es no hacerle justicia a su propuesta musical, que trasciende más allá de los géneros, estilos o etiquetas. Y si aún no les conocéis o, simplemente, no me creéis, dadle una escucha a su última obra, “Fills de les Estrelles”, que venían a presentar en una Sala Barts que presentaba una excelente entrada para recibirles.

Ya en los aledaños del mítico recinto se respiraba un aire festivo con algunos de sus seguidores disfrazados de personajes de la cultura friki o… bueno, disfrazados. Y es que si uno tiene una cosa clara en un concierto del grupo es que se lo va a pasar muy bien, cantando, saltando, bailando, y formando parte de un show que, no os engañen las apariencias, oculta un talento musical fuera de toda duda.

Arrancó “L’Himne d’Obeses” anunciando la llegara de los heroes, y comenzaron la fiesta encima del escenario al ritmo de “Ulleres de Lluna”, que empalmaron con acierto con toda una declaración de intenciones como es “Hem Vingut a Molestar!”. La psicodelia, el Rock and Roll y los agudos imposibles de Arnau Tordera I junto a sus frenéticos solos de guitarra enloquecían a los suyos con “Nata Muntada”, la primera concesión a sus anteriores discos. Le siguió “Mà Amiga” y dos clásicos como “El Monstre de L’Armari” (con ese toque tan MUSE) y la divertida “Botifarra amb Seques” que fue ampliamente coreada y celebrada entre la audiencia.

Las composiciones de su reciente álbum seguían apareciendo en el set, dejando claro que “Ens en Sortirem” se va a convertir en una de las futuras imprescindibles de sus repertorios. Nos invitaron a “Café, Copa i Puro”, tras la que nos obsequiaron con la inclasificable “Guapo!”. Sin apenas concesiones pero siempre entre risas y agradecimientos la noche seguía avanzando, no sin antes llegar el momento de celebrarlo con “Brindem, Brindem”. El teclado de Arnau Burdó “Burdi” tomaría el protagonismo en “Perdona’m”, cambiando completamente de tercio sonoro con “El Tango de les Mentides”, y es que influencias y estilo les sobran. El aura teatral se apoderaría del escenario con “L’Atlàntida”, dejando claro que para OBESES no existen los límites de la creatividad.

Aún no era medianoche pero llegaría el turno de melódica “La Dotzena Campanada” a la que le siguió “El Nostre Temps”, que junto a “Es Compten les Pigues”, “Un Món de Bojos” i la operística “Fills de la Mateixa Mare” pondrían la nota más calmada e intensa de toda la velada. Y no os dejéis engañar por el inicio de “L’Aria du L’Hermafrodite”, que desencadenaría en una tormenta de lo más rockera como si de THE QUEEN se tratara. Lo cierto es que es envidiable la capacidad de registros y rangos vocales que posee la voz de su frontman, pero le van a la par a su poderosa presencia escénica. Una estrella del Rock señores. Y unos valientes que decidieron regalarnos “Fills de les Estrelles” al completo.

Tras el bis atacarían con “Invasió Terrícola” y su esencia de Heavy Metal. Por cierto, uno de mis cortes favoritos de su nuevo disco y que sonó aplastante, entre otras cosas, gracias a la fuerza que imprimen en la base rítmica Jaume Coll Mariné al bajo i Maiol Muntané, más discretos en cuanto a movimiento y protagonismo escénico, pero indispensables para que el grupo tenga un sonido tan rico y variopinto. “L’Obra Sols Fuig en la Nit” anunciaba que nos íbamos acercando al final, algo que confirmó la hímnica “Ens Hem Alçat”. Se despedirían de todos nosotros de la forma que se nos presentaron, com “L’Himne d’Obeses”, como no podía ser de otra manera, sonando de fondo antes de que se encendieran de nuevo las luces. Que necesarios son bandas como OBESES en el mundo de la música…

Texto y fotos: Lluís “DiMu” García

Fecha y lugar: 20 de Abril, Sala Barts, Barcelona

Promotora: The Project

weblogo

script 13.jpg

Los irlandeses THE SCRIPT volvían a Barcelona, de nuevo al Sant Jordi Club, para presentar su nuevo disco, “Freedom Child”, como ya hicieran justo tres años atrás para la presentación de su anterior trabajo, aunque esta vez no lograrían una entrada tan excelente completando apenas medio aforo de la sala. Y eso que venían con una artista invitada de lujo, la exótica ELLA EYRE, que a pesar de no contar con demasiado éxito o reconocimiento en nuestro país, en tierras británicas posee un notable status y una trayectoria increscendo que aún parece estar alejada de haber tocado techo. Quizás un miércoles no sea el día más apropiado para un concierto, pero las exigentes giras de los grupos y la apretada agenda de la ciudad condal tiene estas cosas.

Con bastante más retraso de lo previsto salió a escena la británica ELLA EYRE, dispuesta a ganarse la discreta entrada que a estas alturas ocupaba su lugar dentro del recinto. Con apenas un álbum de estudio aunque, eso sí, un par de EPs y varios singles en su haber, algo común en tierras inglesas, la artista salió a dar buena muestra de su Pop con influencias de R&B y sonidos electrónicos, bien acompañada por un puñado de músicos y coristas que daban forma a canciones como la movida “Good Times” o la pegadiza “Together”, ambas de su larga duración “Feline”.

La siguiente en sonar sería “Ego”, una canción cargada de esencia Soul, antes de interpretar un par de covers/featurings como la pausada “We Don’t Have to Take Our Clothes Off” de JERMAINE STEWART o la conocida “Waiting All Night” de RUDIMENTAL, con la que hizo bailar y saltar a las primeras filas. Talento y actitud no le faltan, moviéndose de un lado al otro del escenario y exhibiendo todo ese espíritu exótico que le da su nacionalidad británica y su sangre medio jamaicana medio maltesa. Cerraría su show con su single más reciente, “Answerphone”, y su éxito compartido con SIGALA, “Came Here for Love”. Estoy convencido que seguiremos oyendo hablar mucho de ella.

Y llegaría el turno de los protagonistas de la noche, THE SCRIPT, que a pesar de estar presentando su último disco, “Freedom Child”, interpretarían tantos temas de este trabajo como de su anterior “No Sound Without Silence”, sin dejar de lado los temas más representativos de sus primeros álbumes. Así el trio, escudado por un par de músicos más a los teclados y al bajo, comenzarían su recital a ritmo de la preciosa “Superheroes”, con la que no tardaron en ganarse a su público. Quizás no era muy numeroso pero estaba absolutamente entregado des del primer compás. La pegadiza “Rock the World” con un Danny O’Donoghue que comenzaría a soltarse al micro, sin parar de moverse y animar a la audiencia, pero dejándonos momentos al frente del piano o de la guitarra.

“Paint the Town Green” nos haría bailar a todo con sus alegres ritmos irlandeses y con Danny volcándose sobre las primeras filas, emocionándonos con las suaves melodías de “It’s Not Right for You”, antes de la calurosa recibida de su imprescindible “The Man Who Can’t Be Moved”. “Wonders” y “Arms Open”, con la que invitaban a abrir los brazos al mundo, completarían un pequeño repaso a su obra más reciente. Retrocederíamos un buen puñado de años en compañía de los acordes de “Nothing”, antes de movernos de un lado al otro de la sala con esos ritmos jamaicanos removiéndose entre nuestras venas con “No Man is an Island”, en el que la interacción con el público llegaría a su punto álgido.

Y, como no, “If You Could See Me Now” nos cautivaría, como siempre que suena una canción de este calibre, con Glen Power marcando el compás con su inseparable batería, y con un Mark Sheehan muy activo en su guitarra y segundas voces, pasándoselo en grande sobre las tablas. Seguíamos anclados en el pasado con temas como “For the First Time”, antes de volver a un presente más reciente con “The Energy Never Dies” (y os puedo asegurar que energía les sobraba al trío y a sus fans) y con uno de sus éxitos de nueva hornada, “Rain”. Tras el bis de rigor volverían al escenario con los acordes de “No Good in Goodbye”, aunque todavía nos quedarían un par de teas para despedirnos de los irlandeses.

De golpe nos vimos diez años atrás en el tiempo de la mano de “Breakeven, uno de sus primeros singles, que supondría la antesala al adiós definitivo que llegaría, como no podría ser de otra forma, con esa maravillosa canción que lleva por título “Hall of Fame”, pegadiza y adictiva como pocas. O’Donoghue querría mezclarse una vez más con su público, demostrando que tras esa fachada de chico tímido se esconde un auténtico espíritu de estrella del Rock. Y así llegó el final, una lástima la pobre entrada, teniendo en cuenta la capacidad de la sala en la que nos encontrábamos, pero no impediría en absoluto que la banda saliera al escenario como si de un sold out se tratara. Ojalá todos los miércoles fueran así…

Texto y fotos: Lluís “DiMu” García

Fecha y lugar: 21 de Marzo, Sant Jordi Club, Barcelona

Promotora: Doctor Music

weblogo