Posts etiquetados ‘asking alexandria’

parkway-drive-06-nova-rock-2018-2.jpg

Quizás a muchos de vosotros el nombre de Nova Rock Festival no os suene demasiado, y es que es fácil verse eclipsado por los más (re)conocidos de Europa como pueden ser Hellfest, Wacken, Sweden Rock, Rock am Ring, Download o Rock Fest, por citar solo algunos ejemplos. Pero no os preocupéis, que tras nuestro paso por allí os traemos a continuación la experiencia de todo lo vivido durante cuatro días con una propuesta de lo más variada del género musical, plagada de grandes y desconocidos nombres cuyo nexo de unión es el Rock.

Perdidos en medio de los inmensos Pannonia Fields de Nickelsdorf, en los límites fronterizos de Austria, fuimos testigos de todo un ejemplo de organización, gusto y cariño por la música, que nos han dejado una maleta llena de buenos recuerdos de camino a casa. La lluvia y el barro del primer día pronto dejaría su lugar a un sol resplandeciente para iluminar unos escenarios que debían albergar a grandes ídolos dispuestos a satisfacer el hambre rockero de cinco decenas de miles de seguidores que, un año más, han hecho del Nova Rock Festival todo un éxito. Y ya van más de diez.

NOVA ROCK FESTIVAL – JUEVES 14 DE JUNIO

 Una intermitente lluvia, tan discreta como molesta, nos llevaba a caminar entre el barro que el diluvio de la noche anterior (y que se repetiría de madrugada) había provocado en la zona de acampada y la entrada al propio festival, que no aguaría el entusiasmo de los centenares de asistentes que se agolpaban impacientes en las puertas de acceso. Y es que el momento había llegado.

STARCRAWLER: ¡ARRANCA EL FESTIVAL!

El reloj apenas marcaba las dos de la tarde cuando nos acercamos al Red Stage, uno de los dos grandes escenarios del festival, para ver de que eran capaz unos jóvenes Starcrawler. Una mezcla de rock añejo, vestido con atuendos de espíritu glam y con sangre punk, capitaneados por la fascinante energía de Arrow de Wilde.

Un buen puñado de temas cortos, directos y muy crudos, que forman parte de su debut discográfico de título homónimo, y que sirvieron para descubrir una promesa de lo más interesante, y es que los que pudieron verles en la pasada edición del Primavera Sound ya nos habían avisado. Y tenían razón. Si queréis haceros una idea de cómo suenan os invito a escuchar “I Love L.A.” o “Let Her Be”.

EGO KILL TALENT: ENTRANDO EN CALOR

Probablemente en unos días el nombre de Ego Kill Talent os diga mucho más, y es que serán la banda invitada del paso por Barcelona de Shinedown, quienes, por cierto, también actuarían en el festival poco después. Rock de tintes alternativo e influencias Stoner desde Brasil, con Jonathan Correa a la voz.

A pesar del poco tiempo que gozaron y de abrir el telón del pequeño de los escenarios, el Red Bull Music, dejaron un buen sabor de boca con algunos de los cortes de su debut, entre los que podríamos destacar títulos como “Sublimated”, “Collision Course” o “Last Ride”. Nos vemos en unos días.

SHINEDOWN: ¡ATENCIÓN, ATENCIÓN!

 Desde América se presentaban encima del escenario Shinedown, unos viejos conocidos, que con su reciente “Attention Attention” venían a reclamar lo que es suyo, sin importar la hora, el tiempo o el marco en el que se encuentren. Y es que con seis discos a sus espaldas y con un frontman como Brent Smith al frente, no tardaron en ganarse al público.

Además, es de agradecer que él mismo se acercara al foso durante su actuación para saludar uno a uno a los fotógrafos que allí nos encontrábamos, mientras descargaban viejas y nuevas representaciones de su carrera musical como “Sound of Madness”, “Cut the Cord”, “Enemies” o su reciente “Devil”. Sobran las presentaciones, aunque si tenéis la oportunidad de acercaros a su inminente fecha en Barcelona no lo dudéis ni un momento. No os arrepentiréis.

MESHUGGAH: BRUTALIDAD SUECA

Aquí un servidor ha de confesar que no es especialmente afín a los sonidos más extremos ni progresivos del Metal, ni, por lo tanto, de la trayectoria de los suecos Meshuggah, pero es indudable de la aplastante fuerza que poseen Jens Kidman, Fredrik Thordendal, Tomas Haake y compañía. Y ahí están las tres décadas que estos suecos llevan dando guerra, nunca mejor dicho, en esto del Metal.

No les hace falta presentar disco nuevo para ocupar cualquier puesto dentro de cualquier festival, y es que composiciones como “Clockworks”, con la que dieron el pistoletazo de salida, o “Demiurge”, con la que pusieron punto y final, son la perfecta muestra de toda la violencia sonora, no exenta de técnica, que les acredita. Algún día veremos a una banda sueca sonando “mal”… algún día.

HOLLYWOOD UNDEAD: LA MÁSCARA METÁLICA

Las tendencias más alternativas saltarían a escena de mano de los angelinos Hollywood Undead, que ataviados tras sus máscaras, hicieron sonar por todo lo alto su mezcla de rap y metal, de pegadizas melodías, como en el caso de su reciente “Whatever It Takes” que sería la elegida para abrir su show.

No cabe duda de la frescura e interés que despierta su propuesta, a juzgar por la respuesta de sus fans, especialmente de las primeras filas, y en la que dieron rienda suelta a clásicos como “Undead” o piezas más actuales como “California Dreaming”. El Nu Metal sigue vivo y ellos son una buena muestra de ello.

ASKING ALEXANDRIA: UN NUEVO COMIENZO

Y es que tras el efímero paso de Denis Stoff en la banda, quien dejara el notable “The Black” como legado, Danny Worsnop, el hijo pródigo y cantante original de los ingleses, ha vuelto con nuevos aires y dirección musical que ya mostró sus primeros esbozos en “From Death to Destiny” años atrás. No es casual que su nuevo disco tenga por título “Asking Alexandria”, mostrando una evidente declaración de intenciones, punto de inflexión y renacimiento para el quinteto.

Quizás para decepción de muchos un set corto y basado mayoritariamente en su reciente obra no fuera la mejor noticia, pero os puedo asegurar que en cortes como la gran “Into the Fire”, “Where Dit It Go?”” o su último sencillo, “Alone in a Room”, es donde a Danny no solo se le ve mejor técnicamente, sino también mucho más cómodo tanto en su registro como en, probablemente, su paladar musical. Buen directo que, eso sí, les aleja un peldaño más del Metalcore que les vio nacer. Bueno o no ya es algo que va en función de vuestros gustos.

STONE SOUR: COREY TAYLOR A TRAVÉS DEL ESPEJO

A falta de tener de vuelta a la actualidad a Slipknot, Corey Taylor sigue al pie del cañón tanto en estudio como en directo con su otra banda, Stone Sour, con un gran y extenso trabajo como es “Hydrograd” bajo el brazo, del que dieron gran muestra en su repertorio, pero sin olvidar sus canciones más celebradas. Una nueva muestra de la calidad que posee la banda y de la indudable presencia escénica que tanto a nivel vocal como icónica desprende Corey.

Comenzaron fuerte con “Whiplash Pants” y acabaron por todo lo alto con “Fabuless”, ambas de su reciente obra, dejándonos en el camino algún cañonazo clásico como “Get Inside”, más cercana al sonido de Slipknot, la pegadiza “Song #3” o la preciosa “Through Glass”, indispensable en cualquiera de sus conciertos, y el de esta tarde/noche no fue precisamente una excepción, creando un clímax de lo más intenso y emotivo entre artista y público. Si tenéis la suerte de ir a la próxima edición del Resurrection Fest (no sabéis como os envidio) ya podéis reservar un hueco en vuestra agenda.

SKILLET: ROCK CRISTIANO Y ELEGANTE

Desgraciadamente, y como suele ser habitual a inevitable en todos los grandes festivales, siempre hay algunas actuaciones que se nos solapan y nos impiden disfrutar de todos los grupos que nos gustaría ver. Y aquí no iba a ser una excepción, y es que difícil elegir entre Stone Sour y Skillet cuando ambas propuestas te gustan prácticamente por igual y cuando, además, nunca has visto a ninguno de los dos en vivo. Así que nos escapamos, apenas cinco minutos, a ver a los de Tennessee.

Llegamos al escenario para el final de “Whispers in the Dark”, a la que le siguieron “Sick of It” y la más reciente “Back From the Dead” o la pegadiza “The Resistance”, que dejaron buena muestra de su calidad musical. Ojalá pronto, o algún día, podamos verles como merecen en alguna de las ciudades de nuestro país, y es que esperamos impacientes una futura gira de la banda. Promotores, ahí lo dejo…

MEGADETH: SINFONÍA DE DESTRUCCIÓN 

Y llegaría el turno de uno de los grandes nombres de este primer día, y por ende, del festival, con Megadeth. Mustaine y los suyos salieron sobrios, como suele ser habitual en el estadounidense, con una actitud bastante estática, escondiendo su rostro tras su rizada cabellera rubia, y con un estado de voz que, si casi nunca ha brillado por su técnica, mostraba claramente el paso de los años. Para mal, y para bien, y es que la personalidad y sello tan característico están ahí y es algo que nunca nadie le va a poder quitar ni negar.

Comenzaron fuerte, con su clásico “Hanger 18” que enchufó de bien principio a toda la legión de seguidores que allí se daban cita, y que no se vieron en absoluto decepcionado con uno de los temas más potentes de su último disco de estudio, “The Threat Is Real”, con esos riffs marca de la casa y con la calidad de Kilo Loureiro aportando músculo y fuerza escénica a la maquinaria de la banda en directo. No faltaron “Sweating Bullets”, “Tornado of Souls” o “Dystopia”, formando un set corto pero intenso, en el que personalmente eché muy en falta una composición del calibre de “She-Wolf”, una de mis favoritas.

El último tercio del show no ofreció ningún tipo de tregua, encabezado por uno de esos himnos del Heavy Metal como es “Symphony of Destruction”, que levantó una de las mayores ovaciones de la noche y que fue cantado a pleno pulmón por una parroquia austriaca visiblemente más “calmada” bajo la percepción de lo que uno está acostumbrado a vivir aquí. El bajo de David Ellefson anunciaba la llegada de “Peace Sells”, a la que le continuó la tralla de “Mechanix” y el cierre de, como no, “Holy Wars… The Punishment Due”. Está claro que nos queda Megadeth para rato, que Mustaine es Mustaine con sus sombras y luces, y que los que vienen detrás, vienen pegando muy fuerte, con lo que, obviamente, algún día dará lugar ese relevo en lo alto del Metal.

PARKWAY DRIVE: RELEVO GENERACIONAL

Lo de Parkway ya no es una promesa, es toda una realidad. Los de Australia lo tienen todo para alzarse en lo más alto de la escena metálica. Desde un puñado de canciones de alto voltaje, hasta un directo absolutamente arrollador, pasando por una puesta en escena espectacular y una legión de fans que no para de crecer día a día. Y es que, si bien es cierto que su sonido se ha ido alejando del Metalcore más salvaje de sus primeros discos como “Killing with a Smile”, “Horizons” o “Deep Blue”, desde “Atlas” no han parado de evolucionar y hacerse con un privilegiado (y merecido) puesto al asalto del trono del futuro del Metal.

“Wishing Wells” sirvió a la vez de introducción y de primera bala para que Winston McCall saliera a comerse, literalmente, el escenario, con una fuerza, una presencia y una energía absolutamente arrolladora. Y creo que la elección de dicho corte es magnífica para arrancar el show. “Prey” tendría poco que envidiarle, también de su última obra, “Reverence”, y con unas líneas de guitarra a cargo de Jeff Ling y “Luke “Pig” Kilpatrick deliciosas, que culminan a la perfección con un estribillo con mucho gancho, ideal para el directo. No podía faltar la clásica “Carrion”, la muestre de “Ire” con “Vice Grip” y “Dedicated”, o la vuelta al presente más inmediato de la mano de la majestuosa “Cemetery Bloom” y el ritmo tan pegadizo de “The Void”. Fuego, pirotécnica y un juego de luces a la altura de los músicos que presidian el escenario se convertían en perfecta armonía, mientras la descarga seguía adelante sacando pecho con antiguas composiciones como “Idols and Anchors” y “Karma”.

Como si del “We Will Rock You” del Metalcore se tratara “Writings on the Wall” seguía caldeando el ambiente, como preludio a “Destroyer” y una “Absolute Power” que dejaba patente lo mucho que confía el quinteto en sus obras más recientes. Y razones no les faltan, precisamente. El inconfundible sonido de guitarra anunciaba “Wild Eyes”, tema que terminaría de desatar la locura entre sus seguidores y que, seguramente, les serviría para reclutar a un buen puñado de ellos a sus filas, como hicieron conmigo hace unos años. El escenario se llenaría de fuego con “Crushed”, otro de esos temas que ayudan a entender el crecimiento de Parkway Drive, con Ben “Gaz” Gordon girando 360 grados golpeando con violencia y precisión de cirujano su batería. ¡Espectacular! “Bottom Feeder” sería la última carta de su jugada maestra, que reivindica, una vez más, que los australianos están más que preparados para llegar a lo más alto. Y no tengo ninguna duda de que así vaya a ser.

publico-nova-rock-2018-02-2.jpg

MARILYN MANSON: DULCES SUEÑOS

Y antes de ir a dormir un poquito de Marilyn Manson, ¿qué os parece la idea? Si una cosa está clara y ha quedado patente a lo largo de su dilatada y polémica carrera, es que el señor Manson es capaz de lo mejor y de lo peor en directo, y, por suerte, esta noche fuimos testigos de lo primero. Obviamente no fue una actuación que pasará a la historia del Rock, pero se convirtió en un show notable, más que solvente, en una gira que además presenta un setlist de lo más equilibrado, y con un buen disco como es “Heaven Upside Down” como carta de presentación. Sus días de gloria quedaron atrás, pero el legado que tiene a sus espaldas le llevan a estar donde está y a, como hoy, ser cabeza de cartel de grandes festivales alrededor de todo el mundo.

La fiesta comenzaba por todo lo alto con piezas indispensables en su discografía más representativa como “Irresponsible Hate Anthem”, “Angel With the Scabbed Wings”, “This is the New Shit”, “Disposable Teens” o la divertida “mOBSCENE”, que le permitieron su espacio a cortes más actuales como “Deep Six” o su reciente “Kill4Me”, que apenas desentonaron en la actuación. Ni la figura ni la voz de Manson es la de antaño, pero cumplió con las expectativas de sus seguidores o, como en mi caso en particular, de los más escépticos, y “Rock is Dead”, The Dope Show”, “Sweet Dreams (Are Made of This)” o “The Fight Song”, contribuyeron enormemente en ello.

Tras el primer bis llegaría el turno de “Antichrist Superstar”, uno de sus grandes clásicos, aunque nada en comparación a lo que despertaría entre el respetable “The Beautiful People”. ¿Quién no ha cantado, bailado o gritado alguna vez al ritmo de este éxito de la historia del Rock y el Metal? Probablemente si estás leyendo estas líneas lo habrás hecho. Así que después tocaría realizar un último descanso para poner el punto y final con el cover de “Cry Little Sister” y “Coma White”. Ya no estamos en los 90 ni músicos como John 5 o Twiggy Ramirez le hacen compañía en el escenario, pero Marilyn Manson siguen siendo uno de los grandes referentes en la historia del Rock, nunca exento de polémica o controversia. Pronto le veremos en el Download de Madrid donde podréis sacar vuestras propias conclusiones.

Texto y fotos: Lluís “DiMu” García

Fecha y lugar: 14 de Julio, Nova Rock Festival, Nickelsdorf, Austria

Promotora: Nova Music Entertainment

weblogo

48030ts.jpg

Este mes de Enero llegará a Europa THE RESURRECTION TOUR formado por dos bandas de mucho peso en la escena metálica actual, BLACK VEIL BRIDESASKING ALEXANDRIA, que estarán presentando sus nuevos trabajos, “Vale” y “Asking Alexandria”, respectivamente.

Por si el cartel no fuera ya de por si espectacular, se les ha unido la explosiva banda TO THE RATS AND WOLVES. ¡No os la podéis perder después de abrir en nuestro país el año pasado para CALIBAN y SUICIDE SILENCE!

A continuación tenéis las fechas de un tour que no pasará por nuestro país:

1/23: Birmingham, UK @ O2 Academy Birmingham
1/24: Manchester, UK @ Manchester Academy
1/25: Glasgow, UK @ O2 Academy Glasgow
1/27: London, UK @ O2 Academy Brixton
1/29: Cologne, DE @ Palladium Köln
1/30: Tilburg, NL @ Poppodium O13

BVBAA_webevent.jpg

Hace apenas unos días que BLACK VEIL BRIDES nos presentó un nuevo adelanto de su próximo disco. El tema elegido ha sido “The Last One” que ya podéis disfrutar en medios como Spotify. Además, hace unas semanas estrenaron “My Vow” y “When They Call My Name”, que podéis escuchar a continuación, y que se unen al primero de ellos, “The Outsider”, ya presentado hace unos meses.

Así mismo, ASKING ALEXANDRIA ya ha publicado su nuevo álbum del que pronto tendréis la crítica y que se coló en nuestro top anual del pasado año. A continuación podéis ver el primer videoclip que lleva por título “Into The Fire”.

Tenemos la suerte de poderos confirmar que estaremos en la fecha de Londres y esperamos traeros toda la información de lo acontecido en esta gran cita de primeros de año.

weblogo

bvb_asking_head2017.jpg

El próximo mes de Enero llegará a Europa THE RESURRECTION TOUR formado por dos bandas de mucho peso en la escena metálica actual, BLACK VEIL BRIDESASKING ALEXANDRIA, que estarán presentando sus nuevos trabajos, “Vale” y “Asking Alexandria”, respectivamente.

A continuación tenéis las fechas de un tour que no pasará por nuestro país:

1/23: Birmingham, UK @ O2 Academy Birmingham
1/24: Manchester, UK @ Manchester Academy
1/25: Glasgow, UK @ O2 Academy Glasgow
1/27: London, UK @ O2 Academy Brixton
1/29: Cologne, DE @ Palladium Köln
1/30: Tilburg, NL @ Poppodium O13

BVBAA_webevent.jpg

Hace apenas un mes BLACK VEIL BRIDES nos presentó un par de adelantos de su próximo disco. Los temas elegidos han sido “My Vow” y “When They Call My Name”, que podéis escuchar a continuación, y que se unen al primero de ellos, “The Outsider”

Así mismo, ASKING ALEXANDRIA también nos han ofrecido ya dos adelantos de su próxima obra. El primero de ellos, con videoclip, lleva por título “Into The Fire”, y el más reciente, “Where Did It Go?”.

Lo sumamos a muchos de los tours que últimamente parecen decididos a no pasar por nuestro país. Tocará esperar.

weblogo

Crónica de Titus Ferrer y Fotografías de Lluís García Sola

Noche controvertida como pocas la del pasado siete de marzo en la sala Razzmatazz 2 de Barcelona. Nos enfrentábamos al reto que suele conllevar el ver a ASKING ALEXANDRIA en directo. Un grupo al que por contenido puedes disfrutar mucho, pero que, si uno no pone de su parte, posiblemente no sea capaz de disfrutar del continente.

Para colmo, y a modo de reclamo principal, que sin duda funcionó a las mil maravillas, se trataba de la gira que se encargaba de devolver al escenario a Danny Worsnop tras su esperada vuelta al grupo. Con todo lo que ello conlleva.

Pero empecemos por el principio. Y es que todo empezó cuando ante la puerta de la sala ya nos encontramos con una cola que doblaba la que nos encontramos el año pasado cuando nos visitaron con AUGUST BURNS RED e IN HEARTS WAKE. Y sobre todo, cuando lo hicieron con Dennis Stoff como vocalista. Lo cual ya nos dejó claro quién era el reclamo de la noche.

Nos encontramos dentro con un público que ya abarrotaba la mitad delantera de la sala y que apretaba con todas sus fuerzas contra las primeras filas ansiosos de la descarga de adrenalina venidera.

Los encargados de abrir la noche fueron un grupo al cual desconocía en casi su totalidad. Los británicos SILENT SCREAMS, que nos hicieron un regalazo. Por que de verdad que la energía con la que impactaron contra la Razz fue un regalo. El grupo salió a tocar como si mañana se acabase el mundo. Y podría haberse acabado y a nadie le hubiese importado posiblemente, pues lo único que contaba en aquel momento era la descarga de brutal metalcore que estábamos recibiendo. Además, el público, que además de abundante estaba ya entregadísimo, ayudó a que fuera difícil de creer que aquel fuese el concierto del primer grupo de la noche. Lo no hizo más que ayudarnos a disfrutar de lo que, por desgracia, para muchos de nosotros fuera toda una sorpresa.

El pit desde el primer tema era ya zona restringida. Ninguna timidez en cuanto a Wall of deaths, circle pits y demás parafernalias mosheras. El grupo encantado, y nosotros con ellos. Como ya he dicho más de una vez, estos descubrimientos en directo son de los mayores placeres que nos regala el mundo de la música. Y lo bueno es que se podía apreciar que la mayoría de los allí presentes estaban disfrutando de ello. Ojalá se pasen pronto por aquí, y la acogida sea tan bestial como la de aquella noche.

THE WORD ALIVE, en cambio, no eran unos desconocidos para (casi) nadie de los que allí nos encontrábamos. Y pese a que el éxito de SILENT SCREAMS hizo que la diferencia de entusiasmo no fuese tan abismal, sí que es cierto que se notaron mucho las ganas de verlos que muchos tenían. Y es que para colmo era la primera vez que pisaban España, aún que tiene pinta de que no iba a ser la última.

Saltaron al escenario con un sonido impecable. Tan impecable que hasta asustaba que en algún momento nos la estuvieran colando. Pero si tiramos de la presunción de inocencia, lo suyo fue absolutamente impecable, y sonaron igual de poderosos que en los discos.

Había oído mucho acerca de lo especialmente bueno que era en directo su frontman Telle Smith y todo era cierto. Por desgracia en cuanto a entrega, y sobre todo en los discursos entre tema y tema, todo se sentía un poco demasiado ensayado. Mal menor, desde luego, ya que el buen hacer del grupo en conjunto merma cualquier posibilidad de no disfrutarles.

Además, sus momentos de tonteo con los derroteros más progresivos y sus ambientales más djent añadieron un plus de diversidad a la noche, haciéndonos salir de ahí con la sensación de que habíamos visto a tres grupos del mismo género, pero muy diferentes entre ellas. Tratándose de metalcore, esto siempre es muy de agradecer.

Y ahora sí, entrabamos en materia. Los siguientes en atacar eran los británicos amantes de la controversia y la polémica. Pero no iban a salir sin antes caldear el ambiente con temazos tales como el Die young de Ke$ha, el Applause de Lady Gaga o el mismísimo Without me de Eminem. Delicioso anticlima que todos disfrutamos, ya no con humor, si no con ganas. Las mismas con las que recibimos a Worsnop y los suyos cuando invadieron el escenario.

Todos hemos acerca de la problemática de Danny y los directos. Su pasado le precede. Sin embargo, a día de hoy se había especulado mucho con una mejora en la voz que me hizo esperar tal vez más de lo que debía.

La salida al ruedo fue espectacular. “Welcome” y “Dear insanity” nos dieron la bienvenida con unos niveles de calidad que a todos nos hicieron suspirar en positivo. De verdad, la voz de Danny parecía estar engrasada a la perfección.

Pero ay, que poco iba a durarnos la emoción.

Permitidme ponerme puntilloso. Por qué el fallo en las voces de los ASKING ALEXANDRIA actual no está en una mala voz, si no en un cantante que a) debe aprender a usar el chorro de voz del que dispone. Por qué dispone de él, y b) debe darse cuenta de la clase de grupo en el que está. Lo que mata los temas es el hecho de que Worsnop se empeñe en cantar absolutamente todos los versos en la nota más alta, lo cual le impide cualquier posibilidad de respiración. Amén de eso, todos conocemos de la afición de Danny por el hard rock clásico. De hecho, ya alegó que su marcha fue en búsqueda de nuevos caminos hacia ello. Absolutamente honesto. Más que respetable. Lo que no me parece honesto es volver a un grupo que se aleja lo más posible de dicho estilo y tratar de convertir los temas a base de cambiarlos en directo. Con su “From death to destiny” ya se intentó tirar en esa dirección, cierto, pero ahí estaban las composiciones al completo. No añadías un estilo distinto sobre una base completamente ajena. Los temas de los dos primeros discos de ASKING ALEXANDRIA no están hechos para los agudos glammers, por bien ejecutados (No siempre, pero cuando llegaba daba gusto oírle) que estén.

Como comprenderéis, esto condicionó muchísimo la percepción del concierto, ya que a veces uno no podía estar pendiente de dejarse llevar por el tema que conoce sin verse sorprendido por cambios inesperados. Amén de que todo en su justa medida es mejor, y Danny abusó de querer lucirse a base de notas altas. Ojo, que también entiendo esa necesidad de demostrar la valía cuando se ha sido tan machacado por los medios, sea con razón o no. Que ahí ya no entro, pues era la primera vez que le veía en directo.

Todo esto convergió en una sensación de que el miembro estrella aquella noche estaba fuera de lugar en un grupo que no parecía aportarle lo que desea. Esto se demostrará en el estilo compositivo del próximo álbum, imagino.

Dejando el tema de lado, el concierto ofreció todo lo que el fan de ASKING ALEXANDRIA pide. Fiesta, energía y breakdowns que se agravan más y más a medida que avanzan. Ninguna queja en cuanto a entrega y energía por parte del resto del grupo. La conexión con sus fans es obvia y poco tienen que esforzarse para metérselos en el bolsillo cuando se encuentran sobre las tablas.

El setlist era corto, pero equilibrado. Ningún álbum fue obviado aparte del último “The black”, pero de eso ya nos habían advertido ellos. Incluso desglosaron el set en bloques divididos en álbumes.

Eso sí, a mi manera de ver, es un crimen dejar fuera un temazo como es “closure”, pero imagino que eso va a gustos. No voy a demonizar a nadie. Y pese al reducido número de temas que tocaron, el concierto no se hizo corto, que es a lo que nos tienen acostumbrados, tanto ellos como el resto de bandas del estilo. También es cierto que se empeñaron en rellenar los tiempos muertos con unos diálogos entre Danny Y Ben al más puro estilo El club de la comedia (No nos terminó de quedar claro, por que o las bromas eran muy internas o no se les acababa de entender) que cortaron bastante el ritmo del espectáculo.

No quiero crear la impresión de que estoy criticando sin motivo o no pretendo ser constructivo. No pretendo justificarme, pero he disfrutado mucho de ASKING ALEXANDRIA en el pasado, e incluso disfruté mucho (de hecho, más que de este) del concierto-karaoke de Dennis el año pasado en la misma sala. Y con esto quiero decir que si alguien está leyendo esto espero que no se tome este texto como un panfleto hater contra un grupo al que está de moda odiar, por que en absoluto es así. Estoy seguro que el concierto fue una gozada para muchos, pero por desgracia yo fui incapaz de conectar. Y creedme que me fastidia, por que me apetecía mucho ver al combo al fin.

Esperemos que, como ya he dicho, las futuras composiciones ayuden a nivelar el estilo y el grupo aprenda a cohesionarse mejor. Tiempo al tiempo. De momento yo me quedo con lo muchísimo que disfruté a THE WORD ALIVE y sobre todo con el grandísimo descubrimiento que fueron SILENT SCREAMS.

asking_alexandria2016.jpg

Nos enorgullece anunciar otra nueva gira dentro de nuestro ciclo Route Resurrection. En este caso se trata de los ingleses Asking Alexandria, quienes acaban de publicar su último trabajo “The Black” hace unos meses y lo presentarán en España en tres fechas que prometen ser todo un éxito:

Viernes, 3 de marzo – Bilbao – Santana 27
Lunes, 6 de marzo – Madrid – Sala But
Martes, 7 de marzo – Barcelona – Razzmatazz 2

La banda de York, capitaneada por su guitarrista Ben Bruce, estrenan disco y además han vuelto con su cantante original Danny Worsnop. Es el cuarto trabajo del grupo y podemos decir sin miedo que están en el momento más álgido de su carrera. Lo mejor es que no vienen solos a visitarnos, sino que tendremos a The World Alive y Silent Screams con ellos.

Las entradas ya están a la venta aquí mismo en esta web. No te quedes sin tu entrada, ¡y vente con nosotros a una de las giras de 2017! Cuéntaselo a tus amigos, ¡y nos vemos allí! 🙂
Problemas con la compra: tickets@resurrectionfest.es
Eventos de Facebook: Bilbao – Madrid – Barcelona.

weblogo