Posts etiquetados ‘bourbon kings’

36860416_926496147553657_8867298541979041792_o.jpg

Y con el cansancio propio que le causa a uno un festival tan intenso como el ROCK FEST BARCELONA pero con el deseo de que ojalá no se terminara todavía nos encontramos en la última jornada. ¿Lo bueno? Que nos esperaba un día de lo más ajetreado. ¿Algo más? ¡Sí! Que ya tenemos fecha para el año que viene y los abonos ya están a la venta. ¡Ah! ¡Y que durará un día más! Así que anotad la fecha: Del 4 al 7 de Julio de 2019. Mismo lugar.

Era sábado y las actuaciones comenzaban aún más pronto que el resto del festival, así que nos perdimos a los thrashers por excelencia de la escena germana, DESTRUCTION, a una banda del bagaje de DARK TRANQUILITY y al Rap Metal de los nacionales BOURBON KINGS que, según nos cuentan, y a pesar de lo prohibitivo de la hora se dejaron la piel encima del más pequeño de los escenarios.

Bajo un sol de justicia salían a escena THE DEAD DAISIES, toda una sensación dentro del panorama del Hard Rock con músicos de la talla de los guitarristas David Lowy o Doug Aldrich (DIO, WHITESNAKE) al frente o John Corabi a la voz. Les vimos homenajear a unos grandes como THE ROLLING STONES con “Bitch” y darnos una lección de buena música con “Last Time I Saw the Sun” o “Long Way to Go”. Un público entregado, animado y levantando el puño bien en alto durante todo su repertorio. ¡Menuda forma de comenzar el día! Aunque por desgracia nos perdimos a UNLEASH THE ARCHERS.

La cosa se ponía seria a base de Heavy Metal con los contundentes y personales riffs de Jon Schaffer y sus ICED EARTH, y es que con la entrada de esa bestia parda que es Stu Block a la voz parecen estar viviendo una nueva juventud, y su nueva obra, “Incorruptible” es el mejor ejemplo de ello. Se repitieron algunos de los errores de sonido que tanto nos afectaron la jornada anterior, especialmente a nivel del volumen vocal, pero fue tal la contundencia de los de Florida que fue imposible resistirse al headbanging más salvaje.

Con apenas una hora de show decidieron centrarse especialmente en su último disco de la mano de los temas “Great Heathen Army”, la violenta “Seven Headed Whore”, “Raven Wing” y “Clear the Way (December 13th, 1862)”, recuperando uno de los clásicos recientes de su nuevo vocalista, “Dystopia”. Pero no os asustéis, no se dejaron en el tintero “Burning Times”, “Vengeance is Mine”, “The Hunter” o la emotiva “Watching Over Me”, dedicada al recientemente fallecido Vinnie Paul. Una montaña rusa metálica que estamos deseando ver en sala lo antes posible.

Nos decidimos por refugiar un poco en la sombra para disfrutar del espectáculo (bueno, lo podemos definir así, ¿no?) de MOJINOS ESCOZÍOS y su Rock ‘n’ Roll macarra y divertido, perfecto para este tipo de saraos, con “El Sevilla” como maestro de ceremonias descargando junto a los suyos temas tan emblemáticos y reconocibles como “¿Me Has Dicho Borracho?”, “Mi Jefe” o “Al Carajo”. A estas alturas sobran las presentaciones y las explicaciones. Cachondeo en estado puro con sus monólogos, chistes y, como no, mucho Rock. Eso sí, nos perdimos a INSOMNIUM ¡Y ya van dos veces en lo que va de año!

Seguíamos disfrutando de buen Rock gracias a PHIL CAMPBELL AND THE BASTARD SONS, nueva banda del mítico Phil Campbell, que no perdió la oportunidad de dejarnos un buen puñado de nuevas canciones y, como no, algunos de los clásicos que hicieron grandes a su anterior banda, MOTÖRHEAD. Lemmy, se te echa mucho de menos, demasiado. No faltaron “Rock Out”, “Born to Raise Hell” o la inmortal “Ace of Spades”, que puso patas arriba el recinto con todo el mundo cantando al unísono. Lemmy, ¡Va por ti, allá donde estés!

Cuanto se agradecen propuestas como la que ofrecieron SÔBER en el festival, con orquesta incluida, rememorando su enorme “Paradÿsso” y acompañándolo de otros grandes éxitos que nos han dejado por el camino los madrileños. Simplemente el hecho de ver al cuarteto rodeado de todo un arsenal de cuerda ya por si ofrecía una estampa preciosa que aún resultó más excelsa cuando se puso a la acción. Obviamente no contaron con el tiempo completo del show que realizaron en Madrid pero por suerte los tendremos por la ciudad condal a finales de año.

Carlos Escobedo estuvo tan comunicativo y líder como en él es habitual, comandando el sonido a través de su garganta y su potente bajo, con temas como “Diez Años”, “Arrepentido” o el propio “Paradÿsso” con un sonido más que notable y una energía marca de la casa. Jorge y Antonio Bernardini ponían la fuerza al servicio de sus guitarras mientras Manu Reyes golpeaba la batería con la maestría a la que nos tiene acostumbrados, y no se dejaron en el tintero composiciones tan emotivas como “El Hombre de Hielo”, la reciente “Blancanieve” y, como no, una “Naufrago” que, como siempre, nos puso la piel de gallina. ¡Bravo chicos! Fue una lástima perdernos a TREMONTI pero desgraciadamente no podemos estar en dos sitios a la vez e hicisteis que mereciera la pena.

La banda por excelencia del Heavy Metal cristiano STRYPER venían presentando nuevo disco, “God Damn Evil” y dejaron a toda la parroquia más que satisfecha, y es que completaron uno de los mejores conciertos del día sin ningún tipo de duda. Los hermanos Sweet, con Michael a la voz y la guitarra al frente del cuarteto, dejaron claro que la religión cristiana y el metal no están reñidos y repasaron algunos de los clásicos que les hicieron muy grandes en la década de los ochenta.

El pistoletazo de salida lo dio “Yahweh”, a la que le siguieron cortes de su último trabajo como “The Valley”, la propia “God Damn Evil” o el reciente single “Sorry”, que tuvieron una muy buena acogida aunque difícil de comparar con la que consiguieron temas tan clásicos como “Calling On You”, la cañera “Soldiers Under Command” y, por supuesto, “To Hell With the Devil”, con la que cerraron su actuación. Personalmente se echó en falta uno de sus grandes himnos, “In God We Trust”, pero dejaron patente su fe repartiendo un buen arsenal de biblias entre sus fieles.

Comenzaba la hora de los pesos pesados de la noche y MEGADETH salieron a por todas, con un impecable setlist, mucho mejor que el que tuvimos ocasión de escuchar en su reciente actuación en la última edición del NOVA ROCK y con una banda, especialmente Mustaine, en estado de gracia. Casi irreconocible. Y es que, teniendo en cuenta las limitaciones y personalidad de su voz, sonó mejor que en muchos años, con una actitud mucho más activa y cómplice con su público, y, eso sí, rodeado de una serie de músicos del más alto nivel.

Los californianos atacaron sin piedad con “Hangar 18”, en la que ya se le pudo ver mejor de lo que en algunas ocasiones nos tiene acostumbrados, y tras la que volvieron a su presente más reciente de la mano de “The Threat Is Real”. La enorme pantalla iba mostrando imágenes de guerra y política, marca de la casa, mientras seguían sonando clásicos como “The Conjuring” o “Sweating Bullets”, que nos hizo vibrar, cantar y saltar como hace tiempo que yo no les recuerdo a los estadounidenses. Además la guinda la pusieron recuperando un corte de la calidad de “She-Wolf”, con Mustaine haciendo de pareja de baile a la guitarra con un Kiko Loureiro totalmente integrado en la banda. Volvió la caña más burra con “Tornado of Souls” para después regresar a la calma de la mano de “Trust”, toda una sorpresa dentro del set.

No daban tregua, no hacían prisioneros, y que mejor que celebrarlo al ritmo de la propia “Take No Prisioners” que sonó francamente violenta y que desataba la locura entre unos seguidores que aún seguían en estado de shock. “Dystopia” sería la única concesión al presente ya que a partir de aquí fue todo un recital de Thrash Metal de la vieja escuela comenzando por su himno entre himnos, “Symphony of Destruction” con los habituales “Megadeth! Megadeth! Aguante Megadeth!” del público. “My Last Words” y la imponente “Peace Sells” con la base rítmica imprimida por el bajo de David Ellefson y la batería de Dirk Verbeuren siguió haciendo la delicia de los suyos hasta la llegada de “Holy Wars… The Punishment Due” que puso la nota final, y que final, de uno de esos conciertos que se van a recordar durante mucho tiempo.

Era el turno para uno de los cabezas de cartel del festival, los alemanes SCORPIONS, que nos visitaban por segunda vez con un show y un setlist muy similar, quizás demasiado, al que ya presentaran tres ediciones atrás. Y es que poco se les puede achacar a Klaus Meine, Rudolf Schenker, Matthias Jabs y compañía a estas alturas, habiendo escrito en mayúsculas (y negrita) su nombre en la historia del Hard Rock. Pero una cosa no quita la otra y el repertorio resulto algo desigual, con picos muy altos y otros… no tanto, de ritmo algo irregular y con algunos excesos que personalmente creemos que les pasó cierta factura, pudiendo hacer un concierto memorable y quedándose, simplemente, en uno muy bueno. Y es que material para lograrlo les sobra.

Tras un inicio marcado por el ligero retraso que se iba trasladando de una banda a la siguiente, los germanos salieron con una puesta en escena de lo más colorida y psicodélica con temas que repasaban distintas etapas de su dilatada carrera como “Going Out With a Bang”, “The Zoo” o “We Built This House”. Pero fue realmente a partir de las preciosas “Send Me an Angel” y “Wind of Change” cuando tanto la banda como el público se vinieron definitivamente arriba, marcando un claro punto de inflexión en su actuación, que ya prácticamente rozaría el sobresaliente a lo largo de la misma. ¡Y “Tease Me Please Me” devolvió la caña!

Una de las sorpresas de la noche la protagonizó “Overkill” de MOTÖRHEAD, aprovechando la pegada de Mikkey Dee que se encontraba tras la batería, y la irrupción en el escenario de Phil Campbell. Un sentido y merecido homenaje, otro más, al bueno de Lemmy. Le siguió, como no, un solo de batería que marcó el preludio para “Blackout”, uno de sus cortes más heavies, que vino acompañado de la pegadiza “Big City Nights”. Así llegamos al merecido bis, que aprovecharon para tomar un poco de aire y volver por todo lo alto con probablemente sus dos canciones más célebres y celebradas. La eterna balada del Heavy Metal “Still Loving You” y el cañonazo “Rock You Like a Hurricane”, que sirvieron para dejar el pabellón bien alto tras un inicio alto más discreto. ¡Genios y figuras!

Y llegamos a la medianoche, o lo que era lo mismo, la hora de KISS, “la mejor banda del mundo”, aunque permitidnos ponerlo en tela de juicio. Obviamente son muy grandes, han hecho mucho por el Hard Rock a nivel mundial, y tienen un espectáculo difícilmente comparable al de ninguna otra banda del planeta, pero los años pasan para todos, para unos más que para otros, y el estado vocal de Paul Stanley a día de hoy dista mucho de ser el que era, y lo que es peor, evoluciona francamente mal de una visita a la otra. Pero no nos engañemos, al Rey lo que es del Rey.

“Shout It Out Loud” es una de esas canciones que pone en pie a cualquiera, y “I Was Made for Lovin’ You” es una de nuestras debilidades de los estadounidenses, aunque, todo sea dicho, les quedó un tanto deslucida especialmente a nivel vocal y con algún que otro desajuste rítmico. Eso sí, ver a Gene Simmons escupir fuego en “Firehouse” o sangre durante su solo de bajo, y disfrutar de las voces de Tommy Thayer o Eric Singer, con el añadido de contar con grandes hits que han puesto banda sonora a nuestras vidas como son el caso de “Love Gun”, “Lick It Up”, “Rock and Roll All Nite” o “Detroit Rock City” es todo un privilegio. Pero amigos, todo tiene un final, y quizás el suyo esté más cerca de lo que parece, o no. Dependerá única y exclusivamente de ellos.

Y así llegamos al final de la quinta edición del ROCK FEST BARCELONA, que ponía su definitivo punto y final con T.N.T., LUJURIA y más DJs en acción. Un grandísimo festival de Hard Rock y Heavy Metal que se ha convertido ya no en un referente en el panorama nacional, sino internacional. ¡Y lo mejor de todo es que en un año volveremos a estar rodeados de buena música y buena gente disfrutando como niños! ¡Hasta el año que viene!

Texto: Lluís “DiMu” García

Fotos: Rock Fest Barcelona

Fecha y lugar: 7 de Julio, Can Zam, Barcelona

Promotora: RockNRock

weblogo

 

 

cartel-rockfest-2018.jpg

Rock Fest Barcelona, que se celebra del 5 al 7 de Julio en el Parc de Can Zam de Santa Coloma de Gramenet, anuncia a siete nuevas bandas para su cartel. Siete nuevos nombres que se unen a los ya conocidos por todos y que incluyen la gira de despedida de Ozzy Osbourne, el retorno de los explosivos Kiss a nuestro país, la reunión de Helloween con sus miembros clásicos, el metal británico de los legendarios Judas Priest y el inabarcable repertorio de hits de Scorpions. Las nuevas confirmaciones son las siguientes:

ACCEPT (JUEVES 5 DE JULIO)
Tras una espectacular gira por nuestro país presentando “The Rise of Chaos”, el ‘terror teutón’ vuelve a Rock Fest Barcelona tres años después de su última actuación en el festival. El inconmensurable nuevo disco, la calidad de las obras de estudio grabadas con Mark Tornillo a la voz desde el retorno a la actividad y el peso de los clásicos de toda la vida hacen de su actuación una de las más esperadas del festival. Nada como ver a más de veinte mil personas cantando “Balls to the Wall” mientras el guitarrista Wolf Hoffmann y el bajista Peter Baltes se mueven en sincronía como llevan haciendo desde finales de los 70. Nunca caducan, nunca fallan: ACCEPT son la mejor maquina de heavy metal en directo de la actualidad.

Accept-cover-c-1024x1024.jpg

URIAH HEEP (JUEVES 5 DE JULIO)
Para situarnos en el tiempo, debemos recordar que en apenas un año, los británicos URIAH HEEP llevarán exactamente 50 años haciendo rock and roll. Mick Box, su líder indiscutible, lleva alimentando la maquina desde el principio, a lo largo de innumerables altos y bajos y sobreviviendo al paso de legendarios músicos como Ken Hensley, David Byron o Lee Kerslake. Los Uriah Heep del 2018 son una maquina infalible en directo, con los ya veteranos Phil Lanzon (teclados) y Bernie Shaw (voz) acompañando a Box desde mediados de los 80. Los más recientes Russell Gilbrook (batería) y Davey Rimmer (bajo) han ayudado a mantener el legado vivo, un legado que es de los más prolíficos de la historia del rock. A cualquiera le suenan discos como “Abominog”, “Return to Fantasy”, “Very ‘Eavy…Very ‘Umble”, “Sonic Origami” e incluso los más recientes “Wak the Sleeper” e “Into the Wild”. Una masterclass de classic rock de la que podremos disfrutar en exclusiva en Rock Fest Barcelona.

VIXEN (VIERNES 6 DE JULIO)
Durante años fueron la respuesta hard rock a la leyenda de las Runaways de Joan Jett. VIXEN son leyenda y la manera en que triunfaron en el hard rock masculino y cerrado de mente de los años 80 fue toda una lección para una generación de mujeres rockeras que desde entonces le han dado la vuelta a la escena. Rompedoras y encantadoras a partes iguales, sus himnos permanecen hoy en día en el subconsciente colectivo fruto de la inagotable rotación de sus videos en la MTV. Hits como “Edge of a Broken Heart”, “Cryin’” o “Love is a Killer” son historia del hard rock ochentero y un recuerdo a una época dorada para el género que difícilmente se podrá repetir. Con buena parte de su formación clásica al frente y lideradas por por Janet Gardner y Roxy Petrucci, VIXEN serán una de las bandas más esperadas de Rock Fest Barcelona.

MAGO DE OZ (VIERNES 6 DE JULIO)
La mayor banda de heavy metal en lengua española vuelve a Rock Fest Barcelona para deleitarnos con sus himnos que ya traspasan generaciones. Con una carrera que ya excede los 30 años de duración, pocos grupos de nuestro país son capaces de hacerle sombra al legado y al presente creados por MAGO DE OZ. Ver a miles de personas saltando con sus himnos en Rock Fest Barcelona es siempre un espectáculo y estamos orgullosos de poder contar con ellos nuevamente en nuestro cartel.

Mago-de-OZ-cover-c-1-1024x1024.jpg

GIGATRON (VIERNES 6 DE JULIO)
No necesitan presentación. Ellos inventaron el heavy metal, ellos inventaron las guitarras, ellos inventaron la rueda y…si, inventaron la parodia del heavy metal en nuestro país antes que nadie. No cabe duda de que Gigatron son uno de los fenómenos de culto más especiales del heavy metal de nuestro país. Transmitidos de padres a hijos desde alguna cinta de cassette TDK 60’ Chrome y llevados al éxito masivo con el advenimiento de internet y las descargas, Gigatron fueron virales antes de que se inventase la palabra de marras. Los tours por el Congo Septentrional, las veintisiete noches con sold-out en el Long Beach Arena, la reunión aclamada de 2005, las giras acústicas por tugurios con los que estar más cerca de sus fans y sobretodo el carisma imbatible de Charly Glamour han hecho de GIGATRON el grupo de heavy metal más exitoso, intratable y con mejor olor de nuestro país. En Rock Fest Barcelona no somos dignos, pero contaremos con su presencia.

DEBLER (SABADO 7 DE JULIO)
Savia nueva de la mano de una banda de heavy metal que no os podéis perder. DÉBLER son el grupo emergente que más atención está captando en el heavy metal nacional. Su reciente disco “Somnia” es toda una obra maestra de heavy metal contemporáneo y en Rock Fest Barcelona tendremos la oportunidad de comprobar las grandes cualidades vocales de su vocalista Ruben Kelsen.

BOURBON KINGS (SÁBADO 7 DE JULIO)
Y más nueva savia. El rap metal de Bourbon Kings será un soplo de aire fresco en Rock Fest Barcelona. Liderados por Aaron da Boozer a la voz y completados por Jon Bourb On (voz), Julen Bread (guitarra), DJ Pail (sampling, platos) y David Topper (batería), estos navarros vienen a repartir caña. Temas como “Una Sola Oportunidad” van a ser una bomba sobre el escenario.

Entradas ya a la venta en redes Ticketmaster y RockNRock.

weblogo