Posts etiquetados ‘cephalic carnage’

havok 03.jpg

Gran noche para los amantes del metal más extremo la que se avecinaba en la ciudad condal de la mano de un cartel que reuniría a cuatro bandas para dar un recital de Heavy Metal en un formato, prácticamente, cercano al marco de un mini festival. Y es que nos esperaban horas por delante llena de agresivas voces, afilados riffs de guitarra y ritmos de lo más frenético. Y la velada no iba a decepcionar, ni mucho menos.

Eran las 19.20h en punto de la tarde cuando salían al escenario de la Sala Bóveda (Barcelona) los australianos HARLOTT, como bien estaba previsto y anunciado. Apenas media hora tuvieron para defender su show, thrash metal en su más básica forma, muy parados en el escenario y más aún bajo él; un público bastante estático que no ayudaba a que la banda se terminara de soltar y se dejara llevar. Venían presentando su último trabajo “Extinction” del que pudimos escuchar varios temas, rápidos, frescos, pero con poco movimiento por parte de la banda.

Los siguientes en hacer su aparición fueron CEPHALIC CARNAGE, cambiando de estilo en una noche más thrash, despuntando sobre los demás con su death metal, al principio algo agresivo y descontrolado para mi gusto, pero que poco a poco se fueron haciendo con la sala gracias a la interacción de Lenzig Leal (vocalista) con el público, que respondió de buen grado, comenzando los primeros pogos de la noche, lo que animó bastante el ambiente.

Algo que me llamó la atención durante la primera parte del show fue que el protagonismo vocal era compartido por Lenzig Leal y Nick Schendzielos (bajista), que ya durante la segunda parte se dedicó más a hacer coros dejando a Lezig solo al frente. Pudimos escuchar temas como “Endless Cycle of Violence” “Hybrid” “Lucid Interval” o “Kill for Weed”.

Se notaba el buen tiempo en la ciudad condal ya que la sala se quedaba prácticamente vacía entre banda y banda, algo a lo que he de decir se dedicaba más tiempo del que estoy acostumbrada en otros conciertos, aunque se cumplieron los horarios de manera muy puntual.

Con DARKEST HOUR la sala se notaba ya algo más llena que con las bandas anteriores. Cuarenta minutos escasos tuvieron los norteamericanos, en los que no dieron tregua. Un Death metal más melódico y más encaminado al hardcore, con mucha velocidad, pero bien controlada y con dos guitarristas, Mike “Lonestar” Carriga y Mike Schleibaum, que no paraban de moverse por el escenario, muy bien sincronizados entre ellos.

Comenzaron la noche con “Doomsayer” e hicieron un rápido repaso a temas de toda su carrera entre los que pudimos escuchar “This is the thruth, “Enter oblivion”, “Those who survived” o “Widowed” de su último trabajo “Godless Prophets & the Migrant Flora”. Acabaron el show con “The Sadist Nation”, tema que se recoge en uno de los primeros trabajos de la banda, “Hidden Hands of a Sadist Nation” y que dejó al público con ganas de más caña.

Y para eso estaban los cabezas de la noche, HAVOK, para terminar de dejar al público sin aliento. Como intro a este Conformicide Tour los de Dever eligen “Bohemian Rhapsody” de Queen y acto seguido Nick Schendzielos (bajo) y Pete Webber saltan al escenario para interpretar las primeras notas de “Hang ‘Em High” a los que se les unen inmediatamente David Sanchez (voz y guitarra) y Reece Scruggs (guitarra) para poner en pie a toda la sala Bóveda.

Intercalando temas de sus dos trabajos más recientes, “Conformicide” y “Time is up”, fueron sonando “Prepare for Attack”, “F.P.C.”, “Out of My Way”, “Covering Fire” o “Masterplan”, con un gran sonido y gran protagonismo a las líneas de bajo, que no solo destaca por los leds de su mástil, sino también por un gran trabajo musical y una energía brutal.

Un público receptivo y animado, que intercalaba el headbangging con los pogos y que no dejó que el ambiente se enfriara en lo que quedaba de noche.

Destacable sin duda el grito desde la pista cuando comienza a sonar la intro de la inconfundible “Intention to Deceive”, single y hit de este último disco. Tras esta cerraba la noche “D.O.A” de su penúltimo trabajo “Time is up”.

Una noche que se convirtió, no solo en un concierto de thrash, si no en un mini festival de metal en la ciudad condal, donde pudimos disfrutar de un buen espectáculo de velocidad y técnica, y de voces que, dentro de ser estilos parecidos, eran muy diferente y cambiaban el tono de la sala con cada concierto.

Texto y fotos: Irene Kilmister

Lugar y fecha: 15 de Abril, Sala Bóveda, Barcelona

Promotora: Madness Live

weblogo