Posts etiquetados ‘crónicas’

Noche de Hardcore la que se avecinaba en la céntrica sala Barcelona de Music Hall con la preséncia de los Canadienses Cancer Bats, una banda a la que podemos encontrar frecuentemente por estos lares, y de los electrónicos Enter Shikari, a los que había ganas de ver por aquí como el sold out con el que contaba la velada indicaba. Un show que dejó especialmente satisfechos a los primerizos de la banda inglesa de post-hardcore pero que quizás supo algo a poco a los que ya habían tenido ocasión de verlos con anterioridad, algo que se pudo palpar en el ambiente entre los asistentes una vez fuera de la sala. Fuera como fuera, dudo que nadie quedara decepcionado.

Los primeros en aparecer en escena fueron Cancer Bats con su propuesta de Hardcore directo, potente y sin demasiadas florituras en el que destacó un Liam Comier, vocalista de la banda, que no paró un momento y que se dejó la garganta en todos y cada uno de los temas. Así pues, durante su setlist de aproximadamente media hora aprovecharon para presentarnos su nuevo disco “Dead Set on Living” e interpretaron un cover del “Sabotage” de los Beastie Boys que sin ninguna duda fue uno de los momentos más álgidos de su actuación, a lo largo de la cual no faltaron los circle pits entre una audiencia dispuesta a pasarselo en grande, con la típica nota negativa de algun que otro individuo con, llamémoslo así, exceso de entusiasmo en sus bailes. Un grupo que cumplió sobradamente con su cometido de banda telonera pero con el que un servidor no acaba de empatizar demasiado con sus propuesta musical demasiado monótona y lineal. Aun así, al César lo que es del César.

Y llegó el momento que muchos, sino todos, estabamos esperando. Con una introducción a ritmo de dubstep y cuenta atrás, saltaba Enter Shikari a escena con la intro “System…” que empalmarían con “…Meltdown”, abriendo su show de la misma forma que su último trabajo discográfico “A Flash Flood of Colour”. La pequeña y repleta sala se puso patas arriba con todos los asistentes botando, cantando y desplazandose de un lado al otro en una vorágine musical que duraría la hora y cuarto de concierto, en el que hubo espacio para (casi) todos sus grandes éxitos y lo más representativo del nuevo disco. Allí no cabía ni un alma más y era un no parar de círculos de gente, saltos, apretones y empujones, tan inevitables en un aforo a rebosar como como evitables en ciertas actitudes algo incívicas de algun que otro asistente.

Así pues, sus ya clásicos e imprescindibles “Sorry, You’re Not a Winner” y “Mothership” se alternaron con los nuevos “Destabilise” y “Arguing with Thermometers” en un repertorio que prácticamente solo se vió desacelerado con una “Gap in the Fence” en la que Rou, vocalista del grupo, apareció guitarra acústica en mano para dar un pequeño descanso a los asistentes y a la propia banda.  No les faltó actitud, aunque los que hayan asistido alguna vez a un show de los ingleses o les hemos visto en distintas grabaciones nos dimos cuenta de que no transmitian la locura extrema habitual de sus actuaciones en las que Rou se pasa casi más tiempo debajo del escenario o lanzándose de este que encima de él. Quizás el grupo no estaba al 100% en ese sentido, y de hecho el concierto del día posterior en Bilbao tuvo que ser suspendido por supuesta enfermedad del guitarra, Rory.

Después de un pequeño descanso hubo tiempo para tres temas que dieron por finalizado el concierto, con “Constellations”, “Pack of Thieves” y “Zzzonked” poniendo punto y final a una gran noche en la que unos disfrutamos más que los otros, pero que si bien quizás no cumplió las expectativas de los más veteranos sirvió para fidelizar a todos los que asistiamos por primera vez a su espectáculo de diversos estilos e influencias, Post-hardcore, Metalcore, y melodias electrónicas Dance, que les atribuye un estilo muy propio, algo que se agradece enormemente en una ola de grupos que tienen tendencia a sonar practicamente igual entre si. Gracias Rou, Rory, Chris, que estuvo muy activo tras su bajo comunicándose con el público, y Rob, empujando el sonido desde su batería.

Gran y lumionsa escenografía, repleta de luces y colores que dan el look adecuado a una puesta en escena en perfecta sintonia con su sonido e imagen discográfica, sin grandes alardes pero que cumple su función y resulta atractiva. Un show que se hizo corto, intenso, y que sirve para demostrar, una vez más, que Enter Shikari no son fruto de un día y que con su nuevo álbum confirman una madurez musical que bien seguro nos deparará grandes momentos en el futuro como el de esta noche. Y allí estaremos.

Setlist de Enter Shikari
System…
…Meltdown
Sssnakepit
Antwerpen
Gandhi Mate, Gandhi
Sorry, You’re Not a Winner
Destabilise
Return to Energiser
Warm Smiles Do Not Make You Welcome Here
Gap in the Fence
Juggernauts
Arguing with Thermometers
Mothership
Constellations
Pack of Thieves
Zzzonked

Enter Shikari ya están en España preparados para el show de esta noche en Barcelona, el sold out de la Sala Music Hall, y para el show de mañana en Bilbao para el que aún quedan entradas aunque están a punto de agotarse. Os traeremos la crónica del concierto así como una pequeña entrevista que tenemos programada esta tarde. ¡Nos vemos en Barcelona!

El grupo estará presentado su tercer álbum de estudio “A Flash Flood of Colour” aunque también habrá tiempo para sus grandes éxitos de sus trabajos anteriores. Les acompañarán Cancer Bats como banda telonera.

Tercera vez que asistimos a un concierto de The Rasmus después de la primera gran experiencia en la gira del “Hide From the Sun” en una Sala Apolo con una notable entrada, y tras la decepción que supuso el concierto de unos años más tarde presentando el álbum “Black Roses” en una Sala Razzmatazz 2 medio vacía y un concierto un tanto corto y apático del grupo finlandés. Pero aquí estabamos una vez más, con la intención de quitarnos el sabor agridulce de su última visita, y con una Sala Salamandra con bastante buena entrada gracias a la venta de tickets de Let’s Bonus a mitad de precio que habían animado a la audiencia de Barcelona a última hora. Queda claro que ya no tienen la tirada de la que gozaban hace unos años, pero la poco promoción del concierto y el hecho de que su último disco ni siquiera haya sido editado en nuestro país juega totalmente en su contra.

La velada comenzó con una muy agradable sorpresa, el grupo inglés The Dirty Youth, que han editado hace muy poco su primer disco titulado “Red Light Fix” con su particular mezcla de rock, pop, riffs metaleros y actitud punk. Algo menos de media hora que nos sirvió para disfurtar del directo de la joven banda en la que destacan el carisma y la voz de su cantante femenina, Danni Monroe, con la que las comparaciones con otras compañeras del gremio como Hayley Williams de Paramore son y serán inevitables. La banda sonó compacta, divertida y con ganas de agradar a un público que los desconocía gracias a temas como “Rise Up”, “Fight” o la cachonda “Requiem of the Drunk” con la que hizo partícipe a la audiencia que esperaba la salida a escena del cabeza de cartel de la noche. Al final del concierto tuve la oportunidad de conocerlos, hacerme unas fotos con ellos y que me firmaran el disco y la verdad es que resultó un verdadero placer poder charlar con ellos. Habrá que seguirles la pista.

Llegó el momento de la salida al escenario de las estrellas de la noche, The Rasmus, y si bien es cierto que en un principio estuvieron algo frios, en seguida se fueron animando a medida avanzaba su actuación de forma simultánea a lo que lo iba haciendo un público que en gran parte se sigo manteniendo fiel, a pesar de que había mucha gente muy jóven que seguro que era la primera vez que podían verlos o hacía poco que les seguían, de hecho estaba permitida la entrada a menores de 16 con la compañía de un adulto. El show pintaba bien gracias a la actitud del grupo, el entusiasmo de sus fans y un repertorio muy bien elegido con la mayoría de sus grandes hits.

Estoy convencido de que ellos son los primeros conscientes sobre cuales son sus grandes temas que mejor funcionan en directo, con lo que tiraron sin ningún tipo de pudor de las canciones que un día les lanzaron al estrellato mundial con el lanzamiento de su disco “Dead Letters”. “First Day of My Life” fue la elegida para abrir el concierto, y de ahí hasta su finalización con su gran éxito “In the Shadows”, fueron cayendo temas del disco como la preciosa “Funeral Song” y la pegadiza “Guilty”, junto a otras como “Time to Burn” e “In my Life”. No es una casualidad que toquen la mitad de un álbum que ya tiene casi diez años.

El momento más íntimo de la noche fue el pequeño acústico que se marcaron en el que interpretaron “It’s your Night”, la movida “Funky Jam” perteneciente a su primer disco y la muy coreada por el público “Sail Away” que tan bien les funciona en sus directos. Completaron la noche canciones como el single de su último álbum “I’m a Mess”, la nueva “Mysteria” con su base más electrónica, y clásicos como “Livin’ in a World Without you”, “No Fear” o “F-f-f-falling”.

Es una pena que el grupo haya ido cayendo con el tiempo un poco en el olvido, porque tienen grandes canciones, una facilidad increíble para componer auténticos hits, y un directo que, cuando le ponen ganas y reciben el calor sufiente del público, demuestra el por que del gran éxito que tuvieron hace unos años. Difícilmente volveran a ser el grupo que movía a muchos fans allá donde fueran, pero ojalá se repitan noches tan satisfactorias como la que hoy nos han regalado a todos los que allí nos hemos dado cita. Veremos que les depara el futuro a Lauri Ylönen y compañía.

Setlist de The Rasmus
First Day of my Life
I’m a Mess
Time to Burn
Ghost of Love
Keep your Heart Broken
Immortal
Funeral Song
It’s your Night
Funky Jam
Sail Away
Stranger
Livin’ in a World Without you
No Fear
In my Life
Guilty
F-f-f-falling
Mysteria
In the Shadows


Increíble noche de potente metal la que vivimos el pasado viernes 16 de Noviembre en la recientemente cerrada Sala Apolo de Barcelona. Un intenso concierto con un gran ambiente en el que poco faltaría para colgar el cartel de sold out gracias a una audiencia totalmente entregada a la causa que no paró de cantar, gritar y saltar en todas y cada una de las actuaciones. Ojalá se viviera siempre este ambiente con los teloneros. Mi más sincero aplauso para los asistentes.

Los encargados de abrir la veda fueron los Texanos Upon a Burning Body, una joven banda de Deathcore/Metalcore que vinieron a presentar su segundo álbum “Red.White.Green” y que supieron ganarse a un público que disfrutó plenamente de su corto pero intenso concierto gracias a temas como “Carlito’s Way”, “The World is Ours” o “Once Upon a Time in Mexico”. Algo menos de media hora que sirvió de aperitivo para lo que la noche nos iba a deparar.

Los germanos Caliban se encargaron de seguir con la fiesta con unos tres cuartos de hora de actuación sin concesiones, directos, brutales, en los que consiguieron una perfecta comunión con el público que no paró quieto un sólo segundo, formando varias ollas, haciendo mosh, y con un headbanging constante en toda la sala. Tienen muchas tablas en el escenario y Andreas Dörner, su cantante, es un excelente comunicador que incluso llegó a tener sus más y sus menos con los de seguridad. Un repertorio presentando su nuevo “I am Nemesis”, en el que no faltaron “We are the Many”, “24 Years” ni “Memorial”, junto a un cover de “Sonne”de sus compatriotas Rammstein.

Y por fin llegó el turno para el cuarteto de Florida, Trivium, a los que no veía en directo desde su gira del 2.006 teloneando a Iron Maiden. Mucho ha llovido ya desde entonces, no en vano han pasado ya más de 15 años, y lo cierto es que cada vez se les ve mejor. Cerca de hora y media con su Heavy Metal trasher, melódico y lleno de voces guturales. Calidad y actitud que hicieron temblar a la sala y en la que hubo tiempo para sus grandes clásicos y la presentación de su último disco, “In Waves”. Un concierto que prepara su inicio con “Hallowed be thy Name” de Iron Maiden sonando a toda poténcia, con las luces apagadas y toda la audiencia cantando y coreando su ritmo no puede salir mal.

Matt Heafy está excelente en la voz y a la guitarra, recordando por momentos al mejor James Hetfield, y combina perfectamente los tonos más melódicos con los más guturales. El resto del grupo también hace gala de la gran calidad que atesoran: Corey Beaulieu con su guitarra y segundas voces, Paolo Gregoletto al bajo y el nuevo batería Nick Augusto que si bien tuvo algún que otro desajuste con sus ritmos nuevos, demostró la poderosa técnica que tiene al mando de las baquetas. Un grupo compacto, cañero y directo que sólo se tomó alguna pausa para comunicar y animar a la audiencia pidiendo que hicieran circle pits, con desliz incluído al confundir la siguiente canción del repertorio que resultó ser uno de sus temas más tranquilos con una de las más heavies.

Todo sonó perfectamente, con una gran selección de canciones que recorrían lo mejor de su discografía desde el inicio del concierto con “In Waves” hasta el final con “Throes of Perdition”. No faltó (casi) nada, temazos como “Like Light to Flies”, “Down From the Sky”, “A Gunshot to the Hand of Trepidation” y “Pull Harder on the Strings of Your Martyr” se mezclaron con la Maidenesca “Into the Mouth of Hell We March”, la cañera “Ember to Inferno” cantanda por Corey o la melódica “Dying in Your Arms”. Como no podría ser de otra forma, tampoco faltaron las nuevas “Black”, la pegadiza “Built to Fall” y su último single “Watch the World Burn”. Un setlist cuidado, acertado y que cumplió las expectativas de unos seguidores que abandonaron poco a poco la sala con cara de satisfacción, y es que la noche no había sido para menos. Ojalá no tardemos demasiado en tenerlos de nuevo por aquí.

Setlist de Trivium
Capsizing the Sea (Intro)
In Waves
Like Light to Flies
Rain
Into the Mouth of Hell We March
Down From the Sky
Entrance of the Conflagration
Black
The Decieved
Watch the World Burn
A Gunshot to the Head of Trepidation
Ember to Inferno
Built to Fall
Dying in Your Arms
Pull Harder on the Strings of Your Martyr
Torn Between Scylla and Charybdis
Throes of Perdition
Leaving This World Behing (Outro)

¡Bienvenidos a nuestro blog! Estribillo Pegadizo nace de la necesidad de compartir e informar sobre todo lo que acontece en la actualidad musical que más nos gusta: notícias, lanzamientos, críticas, conciertos, crónicas, … No nos gusta encasillarnos, simplemente queremos disfrutar de este maravilloso arte llamado música, por lo que habrá espacio para los más diversos estilos, des del pop hasta el heavy metal, pasando por muchos otros. ¡Vivamos la experiencia!