Posts etiquetados ‘death’

incantation.jpg

Los pioneros del death metal INCANTATION regresan con “Profane Nexus”, nuevo disco con su sello original Relapse Records.  INCANTATION ha vomitado su formidable décimo disco lleno de blasfemia y maldad. Les vuelve a encumbrar como una de las bandas que en estos 30 años de brutalidad rompe cuellos y cabezas en cada directo.

Les veremos encabezando tour europeo junto a DEFEATED SANITY y SKINNED.

Los alemanes Defeated Sanity presentan su disco experimental “Disposal Of The Dead/Dharmata”, donde presentan dos distintos eps.  Podemos escuchar a la banda en su forma más primitiva, totalmente entregados a un death metal progresivo old school.

Tras más de 20 años en activo Skinned publicaron este pasado 2018 “Shadow Syndicate”, donde han creado una atmósfera más doom y oscura que en otros de sus lanzamientos.
La banda ha creado algo más que “un montón de canciones juntas”, dando todo un sentido y dirección a este gran disco que podremos escuchar en directo en marzo.

incantation_web.jpg

El dia 19 en Madrid y el 20 en Barcelona, INCANTATION te hará regresar a tus orígenes y volver la vista atrás para disfrutar de una de las bandas con las que comenzó todo. ¡No faltes!

INCANTATION + Defeated Sanity + Skinned

Martes 19 de marzo, 20:00 hrs.
Sala Caracol (Madrid)
Anticipada:  20€ / Taquilla: 25€
Miércoles 20 de marzo, 20:00 hrs.
Sala Bóveda (Barcelona)
Anticipada:  20€ / Taquilla: 25€

weblogo

Anuncios

Kataklysm_Razzmatazz 2_Barcelona_01.JPG

Una de las giras más importantes de metal extremo llegaba a nuestro país en una fecha de lo más adecuada para brindarnos el mejor death metal del mundo, entre Halloween y el día de los muertos, o lo que es lo mismo, el día de todos los santos. La alianza de los canadienses KATAKLYSM con los suecos HIPOCRISY para realizar de forma conjunta un tour que, lógicamente, había levantando mucha expectación entre los seguidores del género y para el que la céntrica Razzmatazz 2 presentaba una más que notable entrada.

Los encargados de abrir la velada fueron los alemanes THE SPIRIT, que a pesar de su juventud no desentonaron en absoluto en el cartel y aprovecharon debidamente la oportunidad de compartir escenario con dos de los nombres más representativos del género. Death metal de tintes melódicos e influencias black que fueron cuajando entre una audiencia algo fría pero que poco a poco se iba entonando conscientes de lo que estaba por llegar.

Con un juego de luces afín a su estilo musical pero que prácticamente impedía que pudiéramos distinguir sus caras y con un sonido algo deficiente nos hicieron una gran representación de su único disco hasta la fecha, “Sounds from the Vortex”, con temas como el que le da título, “Cosmic Fear” o “Illuminate the Night Sky”. Un buen aperitivo ideal para ir abriendo boca.

Siguiendo con una puntualidad extraordinaria saltarían a escena los legendarios HYPOCRISY, volviendo a las andadas tras una pequeña ausencia, algo que se noto en una sala que se iba llenando para ver a uno de los más esperados de la noche. “Fracture Millennium” supuso el cañonazo de salida con su frontman Peter Tägtgren arengando al respetable con un setlist que hizo paradas en prácticamente todas su sobras recorriendo dos décadas del mejor death metal melódico.

Siguieron derrochando energía en forma de trallazos como “Valley of the Damned”, “End of Disclosure”, “Adjusting the Sun” o “Eraser”, con ese riff tan característico y en el que Tägtgren reclamó la colaboración del público para su estribillo. Deseo concedido. Tras este momento se marcaron un pequeño medley con cortes como “Pleasure of Molestation” y “Osculum Obscenum” en los que la base rítmica formada por Mikael Hedlund y Horgh, al bajo y la batería respectivamente, sonaban cual apisonadora metálica.

Sin apenas un segundo de descanso encadenaron una muy celebrada “Fire in the Sky” con “Killing Art” y “War-Path” entre muestras de headbanging y crowdsurfing que ponían de manifiesto la comunión entre banda y público. Todo un festival de metal extremo que seguía increscendo al ritmo de “The Final Chapter” que poco a poco iba anunciando el final entre poderosos riffs ejecutados por Tomas Elofsson siempre con la complicidad de Tägtgren, cuya voz también sonaba a la altura de sus mejores tiempos.

Comenzó a retumbar por los altavoces la introducción “The Gathering” que derivó en una “Roswell 47” agridulce que marcaba el final de un concierto muy potente e intenso pero que a pesar de su algo más de una hora supo a poco a los centenares de seguidores que se quedaron con ganas de más. Y es que HYPOCRISY dieron toda una lección de death metal melódico y se ganaron a los suyos una vez más. Ojalá esta vez no haya que esperar tanto para verles por nuestras tierras.

Y ahora sí, cuando estaban a punto de tocar las diez de la noche saltaron al escenario KATAKLYSM para presentarnos su último trabajo, “Meditations”, entre pinceladas de un cuarto de siglo dedicado al death metal. Arrancaron con fuerza al compás de “Narcissist” a la que le siguieron “The Black Sheep” y “Fire”, en toda una demostración de músculo y contundencia sonora coronada por la brutalidad vocal de Maurizio Iacono, moviéndose de un lado al otro del escenario y parando tan solo para dejarse el cuello a base de headbanging, algo que imitaría un público totalmente entregado.

No daban tregua con “Thy Serpents Tongue” y “10 Seconds from the End” que, a petición de la banda, provocó un circle pit como mandaba los cánones y que fue agradecido por los músicos. Aquello se convirtió definitivamente en una olla a presión con “Guillotine”, durante la cual veíamos gente surfear por encima de las cabezas de las primeras filas antes de llegar a “As I Slither” entre cervezas gentileza de la banda, metal de lo más contundente y un buen rollo increíble que se respiraba a lo largo y ancho del recinto.

En “Crippled and Broken” Iacono seguiría animando a la audiencia que no le defraudaría dejando bien claro la química existente entre ambos estamentos, músicos y público, y “Outsiders” sería otra buena prueba de ello. Otra más. Dagenais a la guitarra y Barbe al bajo al frente del escenario repartían violencia en forma de metal a la que los suyos respondían con más circle pits y cuerpos voladores, con una batería que empujaba con fuerza toda la maquinaria de los canadienses. ¿Queréis un ejemplo de ello? “In Shadows & Dust”. No hay más comentarios.

Llegábamos a la parte final del concierto y de la noche al ritmo de “…And Then I Saw Blood”, con ya toda la carne en el asador y las cervicales del respetable comenzando a pedir clemencia. Pero aún quedaban un par de balas en la recámara como “Like Animals” (no hay mejor descripción posible para lo que allí se estaba viviendo) y “At the Edge of the World”, que pondría el punto y final a una de esas noches que se van a recordar durante mucho tiempo entre los aficionados a los sonidos más extremos del metal. ¡Hasta pronto HYPOCRISY!

Texto y fotos: Lluís “DiMu” García

Fecha y lugar: 1 de Noviembre, Sala Razzmatazz 2, Barcelona

Promotora: RockNRock

weblogo

slayer

La banda de Thrash Metal SLAYER han agotado localidades del concierto de Barcelona, mientras que todavía quedan entradas para la fecha de Madrid.

Así lo ha comunicado la promotora, Rock N Rock:

“Las entradas para el concierto de Slayer, Lamb of God, Anthrax y Obituary en el Sant Jordi Club de Barcelona están AGOTADAS.

Aún quedan algunas entradas disponibles para el concierto del sábado 17 de noviembre en el Palacio Vistalegre de Madrid”.

Slayer2018_Web-727x1024.jpg

Os recordamos las fechas:

SLAYER, LAMB OF GOD, ANTHRAX y OBITUARY

Sábado 17 de noviembre de 2018 – Madrid (Palacio Vistalegre)

Domingo 18 de noviembre de 2018 – Barcelona (Sant Jordi Club) – ENTRADAS AGOTADAS

weblogo

trivium 10.jpg

Todo hacía indicar que se avecinaba una gran noche de Metal en la ciudad de Barcelona. TRIVIUM venían con un grandísimo disco bajo el brazo, “The Sin and the Sentence”, acompañados de dos grandes promesas como POWER TRIP y VENOM PRISON, y, por si todo esto fuera poco, con el cartel de sold out colgado en la entrada de la sala. Y no decepcionaron. Es más, entre los tres firmaron una excelente velada que dará mucho que hablar.

Los primeros en saltar al escenario con una puntualidad inglesa fueron británicos VENOM PRISON. Una banda con apenas unos pocos años de existencia, practicantes de un Death Metal con tintes Hardcore e incluso elementos progresivos, que con su primer álbum, “Animus”, vienen pisando muy fuerte dentro de la escena.

Una banda que sonó tremendamente compacta, sucia y bruta, como mandan los cánones, con su frontwoman y vocalista Larissa Stupar mostrando todo un registro de guturales y una actitud aplastante, pero al que aún les falta ese punto que da la experiencia para saltar a la primera línea. Con temas como “Abysmal Agony” o “Celestial Patricide” lo tendrán bastante fácil para satisfacer al público seguidor de lo extremo. Seguro que su actuación sirvió para captar un buen puñado de fans de cara al futuro.

A continuación llegaría el turno de POWER TRIP, que acaban de cumplir una década de vida en la que les ha bastado con un par de discos y varios EPs para ganarse a la audiencia. Thrash Metal de toda la vida fusionado con el Crossover más actual, que hacen de su puesta en escena un show aplastante. Como es lógico, la mayor parte del set la protagonizó su reciente “Nightmare Logic”, el cual os podemos asegurar que suena aún mucho más potente en vivo. Y eso, amigos míos, son palabras mayores. Si lo habéis escuchado sabréis de lo que estoy hablando.

Gran parte del protagonismo sonoro de la banda lo atesoran los incombustibles riffs de guitarra que Blake Ibanez y Nick Stewart ejecutan desde sus afilados instrumentos, aunque sería injusto no mencionar la pegada que imprimen desde la sección rítmica la pareja formada por Chris Whetzel y Chris Ulsh, al bajo y la batería respectivamente.

Ahí tenéis canciones como “Soul Sacrifice”, con la que abrieron la descarga, “Executioner’s Tax (Swing of the Axe)” o la propia “Nightmare Logic”, que alternaron con otros más antiguos como “Hammer of Doubt” o “Manifest Decimation”, con la que cerraron su turno. Destacar también a su cantante, Riley Gale, que no paro de saltar, moverse de un lado al otro del escenario, y quitarse y ponerse su inseparable gorra durante todo el show. Para ser justos, la etiqueta de “promesa” ya se les queda pequeña.

Y ahora sí, con el ligero retraso propio de los grandes grupos, y con el “Run to the Hills” de sus venerados IRON MAIDEN sonando (y cantado a pleno pulmón por los asistentes) a modo de introducción, los de Florida, TRIVIUM, saltaban al escenario dispuestos a comerse el mundo. Y lo hicieron. Hace más de una década que tuve la ocasión de verles encima de un escenario, precisamente abriendo para los británicos, y probablemente esta haya sido su mejor noche. Y es que como hemos dicho al principio de esta crónica, presentar en directo un disco del calibre de “The Sin and the Sentence”, quieras que no, les pone las cosas más fáciles a Matt Heafy y los suyos.

Arrancaron con el tema que da título a su última obra, y ya dejaron claro desde el primer segundo que esta no iba a ser una noche más. Ni por su parte, ni por la del público, que se entregó a favor de la causa sin ningún tipo de concesión. “Throes of Perdition”, “Betrayer” y “Ascendany”, iban cayendo sin piedad sobre nosotros como martillazos de auténtico Heavy Metal, y que una mayoritariamente joven audiencia, recibía con agrado entre circle pits, saltos y aplausos.

La siguiente sería uno de los mejores cortes de su reciente disco, “Server the Hand”, que define a la perfección esa inconfundible mezcla de Heavy, Thrash y Metalcore que tan bien ha conectado con el público. “Inception of the End” seguía repartiendo estopa, antes del único momento de pausa que ofreció su actuación, de la mano de una “Until the World Goes Cold” que en vivo funciona como un auténtico reloj suizo. Por cierto, el fichaje de Alex Bent a la batería me parece la mejor decisión que han tomado los americanos en mucho tiempo. ¡Qué máquina!

Retrocedimos más de una década en el tiempo para que los ecos de METALLICA resonaran en la sala al ritmo de “Becoming the Dragon”, en una de las pocas concesiones que nos brindaron de sus primeros trabajos. “Thrown Into the Fire” nos trajo de vuelta al presente, antes de que los primeros acordes de “Strife” fueran coreados por sus seguidores, que abarrotaban el recinto, firmando entre todos una preciosa estampa para su corte del repertorio del perfil más Heavy Metal clásico. “Caustic Are the Ties that Bind” precedió a los últimos apuntes de “The Sin and the Sentence”, con ese single en potencia que es “The Heart From your Hate”, que tan bien muestra su faceta más melódica y con Corey Beaulieu formando una brillante pareja a las seis cuerdas junto a Heafy. No tardaría en volver la tralla más salvaje con “Beyond Oblivion”, demostrando lo bien que se entienden la dupla rítmica del veterano bajo de Paolo Gregoletto y de la batería de Bent. Ojalá este line-up se asiente en el tiempo porque funcionan como una máquina perfectamente engrasada.

Turno del inevitable pero breve bis, tras el cual atacaron con firmeza con “Shattering the Skies Above”, corte que formó parte de la banda sonora del célebre videojuego de la franquicia “God of War” y que se ha asentado en sus repertorios en directo. Y no es de extrañar. Como tampoco lo es que un clásico como “Pull Harder on the Strings of Your Martyr” siga ahí, por muchos años que pasen. Rabia y melodía compactadas en una composición que enloqueció a la sala, también conscientes de que ya nos quedaba poco tiempo que compartir con la banda por delante, y que puso de manifiesto el gran estado de forma vocal en el que se encuentra Matt Heafy, siempre bien escudado por su inseparable Beaulieu en los coros y guturales.

Se hizo el silencio por última vez, con “Capsizing the Sea” de fondo, lo que venía a anunciar que era el turno de “In Waves”. Un tema que siempre me parece agridulce en su directo, ya que supone por una parte la locura generalizada de todo el público (con su clásica puesta en escena recibiéndola sentados antes del gran salto), pero por otra, ese amargo adiós que uno no quiere afrontar cuando está disfrutando de esta manera. Pero amigos, todo se acaba.

Y así, tres más de hora y media de la mejor versión de TRIVIUM, se despidieron de nosotros, no sin antes amagar en alguna ocasión la posibilidad de formar parte en una próxima edición del RESURRECTION FEST (¿primera confirmación no oficial?) y agradecer, una vez más, lo satisfactorias que suponen siempre sus visitas a la ciudad condal.

Personalmente hubiera agradecido un show algo más extenso, como considero que merece una banda con prácticamente dos décadas de existencia, y que seguramente nos habría permitido disfrutar de algún tema imprescindible más como “Silence in the Snow”, “Built to Fall”, “Down From the Sky” (¿¡Por qué!?), “Like Light to the Flies” o, por qué no, alguna concesión a su debut, “Ember to Inferno”. Ojalá noches como las de hoy les permitan dar ese paso definitivo, que parece resistirse quizás por sus irregulares anteriores últimos discos, a la primera fila del panorama metálico junto a los grandes clásicos que tanto adoran. Razones no les faltan.

Texto y fotos: Lluís “DiMu” García (Necromance)

Fecha y lugar: 8 de Abril, Sala Razzmatazz 2, Barcelona

Promotora: Route Resurrection

weblogo

KataklysmHypocrisy-1024x718.jpg

KATAKLYSM + HYPOCRISY ACTUARÁN EN MADRID Y BARCELONA DENTRO DE SU GIRA “DEATH….IS JUST THE BEGINNING” EN LA QUE LAS DOS BANDAS SERÁN CO-HEADLINERS

KATAKLYSM, la banda de death metal de Montreal, se une con las leyendas suecas de death metal HYPOCRISY para embarcarse en un tour europeo compartido que les llevará a Madrid (31 de octubre – Sala Mon) y a Barcelona (1 de noviembre – Razzmatazz 2).

La gira “Death… Is Just The Beginning” supone el regreso a la carretera, tras varios años, de HYPOCRISY,  la banda de Peter Tägtgren y también servirá para que KATAKLYSM presente su nuevo disco “Meditations” que verá la luz el próximo 1 de junio.

96_photo.jpg

Han pasado casi 15 años desde la última gira conjunta de KATAKLYSM e HYPOCRISY. Ahora vuelven a la carretera en una gira europea muy especial  “Death… Is Just The Beginning”, un homenaje a las antiguas compilaciones que hicieron que muchos fans descubrieran a ambas bandas. Una gira que no te puedes perder y que promete unas veladas que serán difíciles de olvidar y que llegará a nuestro país el 31 de octubre en la Sala Mon Live de Madrid y el 1 de noviembre a la Sala Razzmatazz 2 de Barcelona.

No te pierdas esta gira!!! La muerte… es solo el principio!

Las entradas estarán disponibles a partir del jueves 12 de abril a través de la web de RocknRock y de la red de Ticketmaster.

MIÉRCOLES – 31/10/2018 19:00 SALA MON LIVE MADRID
JUEVES – 01/11/2018 19:00 RAZZMATAZZ 2 BARCELONA
weblogo