Posts etiquetados ‘erik grönwall’

heat01.jpg

Intensa noche de Hard Rock la que teníamos por delante en una desangelada Razzmatazz 2 con un trio de bandas dispuestas a quemar todos los cartuchos en la última parada en nuestro país. Echando una mirada alrededor resultaba fácil llegar a la conclusión de que la coincidencia del concierto con el que se estaba desarrollando en su hermana mayor con un clásico como MR. BIG, pasaría factura al poder de convocatoria de los suecos H.E.A.T y, quizás, retrasar la actuación de estos pudo facilitar a algunos privilegiados la posibilidad de marcarse un doblete pero, también, hizo que algunos faltaran a una cita que acabaría pasadas la una de la madrugada. Una pena.

Los encargados de romper el hielo eran los suizos BLACK DIAMONDS, una simpática y divertida banda de Rock dispuesta a levantar el ánimo de los pocos asistentes que para entonces se encontraban en el aforo. A pesar de la poca calidad que sufrieron en el sonido, sus temas cañeros y pegadizos, así como una actitud absolutamente irreprochable, sirvieron para completar un buen show gracias a temas como “We Want to Party”, “Love Stick Love”, “Vampires of the Night” o la efectiva versión del clásico “Rock ‘N’ Roll Music” de Chuck Berry. Su buen hacer en las tablas, la interesante voz de Mich y las poses sleazy y glam de un animado Andi al bajo, firmaron una entretenida carta de presentación, completada por un activo Dee a la guitarra y un batería, Manu, que demostraba pasárselo en grande en cada compás que marcaba.

Llegaría el turno de DEGREED, con una propuesta a medio camino entre el Hard Rock más clásico y melódico, y los sonidos más actuales y vanguardistas. Los suecos les darían un gran repaso a su reciente título homónimo, sin dejar de lado temas anteriores como su inicial “Black Cat”, la preciosa “What If” o la tremendamente pegadiza “The Scam”, con la que pondrían punto y final a su actuación. La banda, liderada por el enérgico bajista y cantante Robin Ericsson, no pararon de agitar al público, haciéndoles participe del show en todo momento, con unas ganas y unas tablas dignas de destacar, atacando con cortes como “Save Me”, “Animal”, “Tomorrow” o la balada “If Love Is a Game”, con la que provocaron el momento más íntimo de lo que llevábamos de noche, gracias a los delicados teclados de Micke. El cuarteto tiene un potente directo, completado por los riffs de guitarra de Daniel y la pegada tras la batería de Mats. Seguro que darán mucho que hablar, tiene un largo camino por recorrer, y ojalá en otra ocasión los podamos disfrutar con mejor sonido y, quien sabe, como cabezas de su propio tour.

Con una sala a media capacidad, las estrellas de la noche llenaron el escenario a ritmo de uno de los cortes de su nuevo disco, la rockera “Bastard of Society” con la que H.E.A.T salieron a por todas. No tardaríamos en ser testigos de los problemas de voz que venía arrastrando Erik Grönwall a causa de un resfriado, apoyándose en el público en los tonos más altos y estribillos más exigentes, pero la actitud del hiperactivo vocalista suplió con creces esas carencias. Éxitos como “Manneguin Show”, la celebrada “1000 Miles” cantada a pleno pulmón por sus fans o la cañera “Beg Beg Beg” con interludio de AC/DC y su “Whole Lotta Rosie” incluido, interpretado desde la barra del bar cerveza (y chupito) en mano por Erick, encontraban su sitio entre las temas de su polémico “Into The Great Unknown”. El extenso tema que da título al disco puso de manifiesto la reconocida calidad que esconden sus músicos, pero dejó algo gélido el ambiente, como ocurrió con “Redefined”, que a excepción de su estribillo, no despertaría excesivamente los ánimos del respetable.

Uno de los momentos más bonitos de la noche nos lo regalaron con su precioso “We Rule”, uno de mis cortes favoritos del nuevo álbum, interpretado a dúo por el omnipresente teclado de Jona tee y la voz de Erik, que gracias a su medicina (¿más alcohol?) se defendía tan bien como podía a pesar de las dificultades. Le seguiría un “Time on Our Side” que sonaría más heavy que en estudio, en el que las primeras filas se desgañitaron durante el pegadizo estribillo. Los solos a la batería del divertido Crash (¡Ojalá todos fueran de esta duración para no caer en la repetición!), así como la sorprendente garra que Dave Dalone demostró en su turno, ayudaron a crear un ambiente plenamente festivo en el que la banda parecía divertirse como niños, provocando una reacción similar en la mayor parte de su público, coqueteando con versiones de temas tan míticos como “Hold The Line” de TOTO o “The Final Countdown” de sus compatriotas EUROPE, haciendo un guiño a LITTLE RICHARD, durante el cual, Erik parecía divertirse con la similitud que le otorgaba en esos momentos su voz. Las grandes ovaciones de la noche se la llevarían temas como “Breaking the Silence” o “Inferno”, con Jimmy Jay paseando su bajo de un lado al otro del escenario haciendo cantar a todo el público, cuya caña tan solo se viera interrumpida por la melódica “Eye of the Storm” o la divertida “Best of the Broken”, que despegaría en su potente estribillo.

El inevitable bis llegaría en los últimos compases del show, tras el cual los suecos volvieron fuerte con la excelente “Point of No Return”, caballo ganador donde los haya. La audiencia se vino arriba con “A Shot at Redemption”, otro de los platos fuertes de la velada, dejando como colofón final la celebrada “Living on the Run”, con Erik absolutamente desatado entre el público. De nuevo brillaba la dupla Tee/Dalone más en forma que nunca. Habrá a quien le guste más la actitud y formas del rubio vocalista (los más jóvenes y la innegable cantidad de chicas que congrega en sus conciertos), o menos (el sector más “puretilla” del ambiente, siempre hablando en términos generales), pero está fuera de concurso el espectáculo al que eleva cualquier actuación de H.E.A.T, por muchos problemas a nivel de voz o salud que arrastre, o muchas brechas que lleve en la cabeza. Además, la banda al completo suenan compacta y evidencia lo mucho que disfruta encima del escenario, con lo que poco se les puede reprochar. Otros en su lugar hubieran recortado el show o abusado descaradamente de los backing vocals (¿Alguien recuerda la polémica con HELLOWEEN?) o, directamente, cancelado un buen puñado de fechas. No fue su mejor noche, por motivos obvios, pero con esta ya van cuatro ocasiones (cinco si contamos el acústico) que veo a los suecos y dejan muy claro que son una de las grandes apuestas del presente, y futuro, del Hard Rock. Y lo de hoy, un claro ejemplo de la perfección de lo imperfecto.

Texto y fotos: Lluís “DiMu” García

Fecha y lugar: Jueves 09 de Noviembre, Sala Razzmatazz 2, Barcelona

Promotora: Rock’n’Rock

weblogo

unnamed-2.jpg

La banda sueca H.E.A.T se embarcará en un gira europea para presentar su nuevo disco “Into The Great Unknown” que les traerá el próximo 7 de noviembre en la Sala Santana 27 de Bilbao, el 8 de noviembre en la Sala La Riviera en Madrid y el 9 de noviembre en  la Sala Razzmatazz 2 de Barcelona. DEGREED y BLACK DIAMOND  serán los artistas invitados que abrirán los conciertos de H.E.A.T.

Tres conciertos en los que podremos disfrutar del  nuevo álbum de H.E.A.T y volver a ver a los suecos en acción.

HORARIOS Y ENTRADAS YA A LA VENTA

Debido a la celebración de otros conciertos el mismo día en la ciudad de Barcelona, la apertura de puertas del concierto de la Sala Razzmatazz 2 será a las 21:00 horas.

Los conciertos de Bilbao y Madrid mantienen su horario de apertura a las 19:00 horas. previsto.

    • 7 de noviembre en la Sala Santana 27 de Bilbao
    • 8 de noviembre en la Sala La Riviera en Madrid
    • 9 de noviembre en  la Sala Razzmatazz 2 de Barcelona

Los horarios detallados de las actuaciones son los siguientes:

BARCELONA

21:00 – Apertura de puertas

21:25 – Black Diamond

22:15 – Degreed

23:20 – H.E.A.T

MADRID Y BILBAO

19:00 – Apertura de puertas

19:35 –  Black Diamond

20:25 –  Degreed

21:30 –  H.E.A.T

Las entradas para los conciertos de H.E.A.T ya están a la venta a través de la red de Ticketmastery en www.rocknrock.com

weblogo

HEAT_IntoTheGreatUnknown_album_cover_hr.jpg

El próximo 22 de Septiembre se publicará en todo el mundo el nuevo y esperado disco de los suecos H.E.A.T, un trabajo que, ya podemos adelantar, no dejará indiferente a nadie y, probablemente, marcará un antes y un después en la carrera de la banda de Hard Rock. Si con la entrada del vocalista Erik Grönwall dieron un salto a la primera fila del género con obras de la calidad y el talento de “Adress the Nation” o “Tearing Down the Walls”, este “Into the Great Unkknown” dividirá a sus fieles seguidores, dejando por el camino a un buen puñado de estos, si hacemos caso de las reacciones de estos en las redes sociales a raíz de su primer adelanto, y por que no decirlo, añadiendo otros tantos entre sus filas. ¿Mi consejo? Escucharlo al completo para poder juzgarlo, y una vez hecho esto, quizás os podáis posicionar en uno u otro lado.

Estoy prácticamente convencido que las idas y venidas en una posición tan importante como es la del guitarrista, han podido influir en el sonido de este nuevo álbum. Tras la marcha de Dave Dalone tras “Adress the Nation” quebrando la dupla que formaba con Eric Rivers, el propio Rivers repitió la jugada hace apenas un año, hecho que dio pie a la vuelta de Dalone. Un lío a las seis cuerdas, ¿verdad? Veremos si la banda decide incorporar o no a un nuevo músico a sus filas. De lo que no cabe duda es que “Into the Great Unknown” es su disco más experimental, comercial (siempre dentro del patrón de su propio estilo) y con una producción más mainstream, cuidada, eso sí, hasta el mínimo detalle. No os asustéis, también encontraréis sus composiciones más habituales, pero lejos de querer repetir sus propios patrones establecidos en los últimos discos, han decidido buscar nuevas fórmulas, acertadas o no, y mirar hacia delante.

El disco abre con “Bastard Of Society”, un corte 100% H.E.A.T, en la línea de “Inferno”, aunque una marcha por debajo en cuanto a velocidad. Las cuerdas de Dalone suenan netamente rockeras, al igual que su veloz solo de guitarra, y la voz de Grönwall demuestra potencia, rabia y carácter, apoyada entre coros y un estribillo de esos que funcionaran perfectamente en el directo. El tema que todos los fans más clásicos y conservadores esperan de un nuevo lanzamiento de los suecos. “Redefined” salió a la luz hace apenas unos días, y tras un número que ya no puedo memorizar de escuchas, tengo que confesar que se ha convertido en una de mis favoritas. Un medio tiempo en el que comienzan a juguetear con los sonidos más electrónicos, con una batería programada, unos teclados melódicos a la par que sutiles, y una guitarra que marca una clara tendencia increscendo, al igual que la línea vocal que termina por explotar en un precioso estribillo. Salvando las distancias podríamos compararla con algún tema como “Downtown”.

Siguen sorprendiéndonos, aún manteniendo esa esencia rock, con “Shit City”. Un tema tremendamente pegadizo, con un riff de guitarra firmado por Mr. Dalone con mucho groove, swing, o como queráis llamarlo. ¿Conocéis esa sensación en la que vuestro cuerpo no puede evitar ni parar de moverse al son de la música? Pues eso mismo. Los tecladodes de Jona Tee le acompañan, formando una pareja rítmica de lo más rockabilly. De nuevo el estribillo entra con suma facilidad, entre coros y apoyos vocales que dan más fuerza al trabajo de Grönwall, quien pone al límite (que por cierto, está muy alto) sus cuerdas vocales en unos agudos finales marca de la casa. Hay muchas formas de entender el heavy, y esta es una de ellas. Y vamos con la madre de todas las controversias, “Time On Our Side”. No sé si es porque, quizás, esté más familiarizado con las melodías más pop que la media del seguidor tipo de H.E.A.T, o bien simplemente es que por alguna de esas extrañas razones que un tema te llega y te entra con una facilidad pasmosa, pero, francamente, no entiendo tanta polémica con dicha canción. ¿Suena menos rockera que la mayoría de sus composiciones? Sí… y no, ¿Más comercial? Sí… y nuevamente no. Es innegable que hay un “toque” más radio-fórmula y una producción más “para el gran público” que en otros de sus temas pero, y salvando las distancias, ¿No se podría decir algo similar de “Living On the Run”? ¿O del “The Final Countdown” de sus paisanos EUROPE? Para mi podría ser el equivalente al “It’s My Life” de BON JOVI bajo una perspectiva sonora sueca y, por que no decirlo, con cierto toque “eurovisivo”.

heat_5_klara_fowler.jpg

Volvemos al rock más genuino con “Best of the Broken”, con un ritmo increscendo entre coros y palmadas que nos lleva a un estribillo de lo más potente. El perfecto cruce entre AEROSMITH y CRASHDÏET, pero con algunos arreglos instrumentales y toques más actuales y modernos. Aquí podemos encontrar a un Erik más suelto, al que uno se imagina votando y haciendo esos gestos y coreografías tan típicas del sueco, al ritmo que marcan de forma mucho más enérgica que en la mayor parte del álbum al son de la batería y el bajo de Crash y Jimmy Jay, respectivamente. Uno de esos cortes que pueden funcionar a la perfección en vivo. Es turno para la balada del disco con “Eye of the Storm”, en la que los agudos y falsetes de Erik llegan a su máximo esplendor, y el protagonismo de los teclados se hace mucho más patente, antes de romper en un estribillo tan sencillo como efectivo. Aquí se dejan de grandes experimentaciones a nivel instrumental y de producción para demostrarnos que la melodía y la melancolía no están reñidas con la intensidad y la garra. Cuando uno piensa en baladas heavies lo hace en cortes como este, no exento de comercialidad pero poseedor del espíritu que este tipo de composiciones deben tener.

Tras la calma llega la tormenta con “Blind Leads the Blind”, rock melódico y poderoso, marcado por un riff marca de la casa de Dave Dalone que acompaña el intenso teclado de Jona, del que apenas se separa para ejecutar su largo pero rasgado solo de guitarra. Nuevamente un estribillo potente y pegadizo, como no podía ser de otra forma, plagado de actitud y aptitud, derrochando energía y personalidad como pocos. Estoy convencido de que es otro de los cortes que no podrá faltar en sus próximos repertorios y en el que Erik explotará al máximo nivel. Y la joya de la corona, para el aquí firmante, es sin duda alguna “We Rule”. Un tema épico, grandioso, de intensa melodía y aguerrido feeling que fácilmente podría haber sido escrito por los QUEEN de la mejor época, y es que a Grönwall, tanto por calidad vocal como por personalidad, no le viene nada grande el traje de uno de los vocalistas más míticos y grandes que ha dado el rock, Mr. Freddie Mercury. A todo esto súmale ciertas influencias de MUSE y Matt Bellamy, y ya os podéis hacer una pequeña idea de lo que podéis encontrar. Pero no lo hagáis, no os dejéis llevar por mis palabras y sencillamente escuchad la canción, bien alto, cerrad los ojos, y dejaros llevar. Por cierto, algún día estaría bien hablar de cómo bandas como los mencionados QUEEN podían saltar de un registro al otro y experimentar, y por que se lo ponemos tan difíciles a las bandas de hoy en día hacer lo mismo.

Nos vamos acercando hacia el final del álbum con “Do You Want It”, un corte en el que nuevamente vuelven a mezclar su obvia esencia más Hard Rock con las melodías más Pop y los arreglos y detalles más experimentales. Así pues, nos encontramos con nuevos falsetes, peculiares ritmos de guitarra y un estribillo que dinamita la canción y se queda fácilmente en nuestro interior. Vamos, que con apenas un par de escuchas ya la tararearemos y cantaremos levantando el puño mientras dejamos llevar nuestro cuerpo por su sonoridad. Arriesgando, pero lo justo. Y se despiden de nosotros con el tema que da título a este nuevo trabajo, “Into the Great Unknown”, de lo más épico y extenso que han grabado en toda su carrera, con más de siete minutos de composición. Aquí encontramos todos los ingredientes que han hecho de la banda un éxito: Un riff absolutamente rockero, un teclado marcando la diferencia, una base instrumental poderosa y un Erik pletórico, demostrando todo su talento y poniendo voz a un estribillo perfecto, tanto a nivel instrumental como lírico. Es indudable lo mucho que le deben las bandas suecas de este género a EUROPE, y dudo que ninguno de estos músicos lo pueda poner en duda. Una brillante pieza en la que dejan volar la creatividad para poner un broche de oro a un disco que no va a dejar indiferente a nadie, levantando ampollas a su paso, pero que entusiasmará a muchos otros seguidores, nuevos o no, de la formación. H.E.A.T lo ha vuelto a hacer, un disco sensacional, pero que, lejos de repetirse en pasados éxitos y fórmulas, ha sabido encontrar su propio camino y, quien sabe, quizás marque un punto de inflexión de cara a lo que esta por llegar. Ojalá les tengamos pronto de gira por nuestro país para poder valorarlo en todo su esplendor.

Nota: 9

Texto: Lluís “DiMu” García

weblogo

Ene17_erik_gronwall.jpg

Erik Grönwall, cantante de H.E.A.T. realizará dos conciertos acústicos en febrero de 2.017 en Madrid y Barcelona.

Mientras la banda se encuentra preparando su nuevo disco que saldrá el año que viene, Erik se tomará una pausa para realizar estos dos únicos conciertos en este formato y podremos disfrutar de los grandes éxitos de su banda, así como de alguna sorpresa más que harán de estos shows algo especial y mágico. Algo que los fans de HE.A.T. no se pueden perder.

Erik vendrá acompañado por un segundo guitarrista, el cual no podemos desvelar todavía.

Acompañando a Erik estarán XTASY, quienes lanzarán su esperado segundo álbum en febrero de 2.017.

Tras la gran acogida de su debut, Revolution, XTASY volverá a los escenarios esta vez en formato acústico, por primera vez en su historia.

Estos dos conciertos servirán para presentar sus nuevos temas antes de embarcarse en una nueva gira en los meses de abril y mayo.

Más información en R81 Producciones y venta de entradas en Ticketea.

  • 17 de Febrero, Sala Lemon – Madrid
  • 18 de Febrero, Sala Monasterio – Barcelona

weblogo