Posts etiquetados ‘guns ‘n’ roses’

36552709_10155725967183526_942288568879939584_o.jpg

Pocos escenarios hay mejores que un domingo soleado en la ciudad condal y un Estadi Olímpic Lluís Companys dispuesto a vestir sus mejores galas para recibir a una de las grandes bandas que ha dado la historia del rock, GUNS N’ ROSES. Si a todo esto sumamos que los californianos hacían 25 años que no nos visitaban, que lo hacían tras la vuelta de Slash y Duff, y que les acompañaban unos invitados de lujo, futuro y presente de la escena, todo hacía indicar una gran noche. Y así fue.

NOTHING MORE saltaban al escenario con una puntualidad exquisita, tanta, que tras una larga vuelta para poder acceder al recinto, llegamos al mismo con su actuación bien entrada. Temas como la excelente “Go to War”, la emotiva “Fade In/Fade Out” o la cañera “This is the Time (Ballast)” sirvieron de gran ejemplo y de firme puñetazo en la mesa de lo que los tejanos son capaces encima de un escenario. A destacar la energía y la entrega de su vocalista, Jonny Hawkins, si bien no era el mejor de los escenarios para desatar todo su potencial, ante un público que mayoritariamente estaba a otros menesteres y que apenas iba ocupando su lugar. Ojalá les podamos ver pronto en sala.

A diferencia de las estrellas de la noche, VOLBEAT también aparecieron en escena a la hora marcada, para dejar un gran sabor de boca para todos los que aun desconocían su música y confirmar que son una de esas bandas llamadas a tomar el relevo generacional del rock. No cabe duda de que su heavy metal de espíritu rockabilly conecta con la gente, y se fueron ganando con cada tema el aplauso y la admiración del respetable. Tablas no les faltan.

Casi todas las miradas estaban puestas en su líder, Michael Poulsen, y en como no, Rob Caggiano, antiguo miembro de los míticos ANTHRAX. Nos empujaron al headbanging con canciones como “The Devil’s Bleeding Crown”, bailar al ritmo de “Lola Montez” o ese maravilloso cover de DUSTY SPRINGFIELD “I Only Want to be With You”, para rendir tributo en su tramo final al recientemente tristemente fallecido Vinnie Paul, no sin antes dejarnos en estado de exaltación de la mano (y oído) de “Seal the Deal” y “Still Counting”. Reconozco que existe alguna extraña razón que me impide aún conectar al máximo con el cuarteto, pero su popularidad no para de crecer cada día. Y razones no les faltan.

Para alguien como yo mismo, que no ha podido ver jamás a unos ídolos de la adolescencia como GUNS N’ ROSES, unos de los culpables de que me metiera en el mundo del rock (como para tantos otros de vosotros mismos, seguro), tenerles por fin encima de un escenario con este “Not in this Lifetime Tour”, con músicos como el inimitable Axl Rose, el genio Slash o el rebelde Duff McKagan, para el que no parecen pasar los años, al frente se convierte en mucho más que un concierto. Resulta toda una experiencia, y como tal, tiene sus cosas buenas y sus no tan buenas, en esa mezcla de sueño realizado, ejercicio de nostalgia y cierta crítica a la que uno no puede dar la espalda. Como la prácticamente media hora que nos hicieron esperar pero que rápidamente pareció olvidada por parte de un público muy entregado.

Pantallas gigantes, un brillante juego de luces, y fuegos artificiales significaron el pistoletazo de salida con clásicos como “It’s so Easy” o “Mr. Brownstone” como carta de presentación. Casi nada. En medio de todo este potente arranque unas más recientes “Chinese Democracy” o “Better” se mezclaron con más arsenal de la vieja escuela como ese gran himno que todo mortal ha escuchado, bailado y cantado alguna vez, “Welcome to the Jungle”, “Double Talkie’ Jive” o la extensa pero celebrada “Estranged”. Con esta última llegaron las inevitables pero quizás excesivas demostraciones de la calidad y el talento que poseen Slash y Richard Fortus a las seis cuerdas, así como el irregular pero mejorado estado vocal (y de forma) de Axl, que nos regalaban tramos casi excelentes con otros que sacaban a relucir sus carencias y excesos.

Llegarían los primeros covers del show, si es que podemos considerar como tal la genial “Live and Let Die” que los americanos han hecho suya, o “Slither” que en su día firmaron los buenos de Slash y Duff en su antigua banda, VELVET REVOLVER. La máquina seguía bien engrasada, no paraba la acción, y caían cañonazos de toda la vida de la talla de “Rocket Queen”, “You Could Be Mine” o “Civil War”, al lado de la rescatada “Shadow of Your Love” o las melódicas “This I Love”, en la que se vio sufrir vocalmente a Axl que, eso sí, se esforzaba y mostraba actitud en cada verso, y “Yesterdays”. La elegida de su disco de versiones, “The Spaghetti Incident?” fue una “Attitude” punk y macarra a la que Duff puso voz y forma, rindiendo tributo a los míticos MISFITS. “Coma” es un gran ejemplo de esos excesos que siempre han acompañado a la banda, especialmente en esta gira de amplio repertorio, que con los densos riffs de sus guitarristas daban cierto espacio y tiempo a Axl para recuperar fuerzas y, sobretodo, voz.

Turno para las presentaciones, con Slash cogiendo las riendas del espectáculo en forma de solo que acabaría explotando en las melodías de “Speak Softly Love”, o lo que es lo mismo, el sonido de “El Padrino”, acompañado de una gran banda de músicos como Dizzy Reed o Melissa Reese a las teclas, y Richard Fortus tras la batería, con gran técnica pero con cierta falta de pegada y presencia escénica para mi gusto personal. Y aquí llegaría uno de los tramos de la velada de mayor contraste, con momentos absolutamente álgidos que desataban la locura entre la audiencia al compás de “Sweet Child O’ Mine” o una preciosa “Don’t Cry”, sin olvidar la energía de “Used to Love Her”. Pero, eso sí, con momentos de cierto apagón como la ejecución de “Wichita LineMan” de JIMMY WEBB, una excesivamente estirada “Wish You Were Here” de PINK FLOYD, o la tributo “Black Hole Sun” de SOUNDGARDEN con la memoria del fallecido Chris Cornell presente en todos y cada uno de nosotros, tan emotiva como quizás innecesaria al menos de forma completa a día de hoy. Aunque, que diablos, GUNS N’ ROSES no serían ellos mismos sino hicieran lo que les da la gana, ¿no? Y llegó la magia y el fuego de “November Rain” que llenaron de luces un precioso estadio a rebosar.

El tramo final se acercaba, tras prácticamente tres horas de concierto a nuestras espaldas, y “Knockin’ on Heaven’s Door”, otros de esos covers que el grupo ha hecho suyos con el paso del tiempo caía para deleite de sus seguidores con la luna como excepcional espectadora, momento que sirvió a Axl para interactuar con los suyos. Aceleramos hasta “Nightrain” para volver de forma pausada tras el bis de la mano de la sentida “Patience”, a la que le seguiría una innecesaria a estas alturas de la noche la versión de “The Seeker” de los grandes THE WHO, para con la explosión de fuegos artificiales final poner el broche de oro con una “Paradise City” que dejó el show por todo lo alto, y el rostro de felicidad entre las miles de personas, de tan distintas generaciones, que allí nos dimos cita. Tras el fin de fiesta de esta magnitud, la banda se despidió de todos nosotros con sentida gratitud.

Amigos míos, no puedo evitar que mi yo de trece años que por fin ve cumplido su sueño recuerde con emoción lo vivido hace apenas unas horas, pero es obvio que 200 minutos de actuación con tantos momentos desiguales no son del agrado de todo el mundo pero, al fin y al cabo, si de GUNS N’ ROSES, grandes protagonistas de la noche y que no me cabe ninguna duda, han vuelto para quedarse. Veremos lo que nos dice el tiempo, si me da o no la razón, pero ojalá sea así. Siempre nos quedará la duda o la sensación de que con un set más corto y más directo el resultado probablemente sería más satisfactorio o, por lo menos, más impactante, pero es de valorar que unos músicos que pasan la cincuentena de edad se dejen la piel de esta forma encima de un escenario.

Texto: Lluís “DiMu” García

Fotos: Live Nation

Fecha y lugar: 1 de Julio, Estadi Olímpic Lluís Companys, Barcelona

Promotora: Live Nation

weblogo

 

download-madrid-2018-cartel-dias.jpg

Ya se han hecho públicos los horarios de la próxima edición del DOWNLOAD FESTIVAL MADRID, la segunda ya, que se celebrará del 28 al 30 de Junio en la Caja Mágica de Madrid.

A continuación tenéis los horarios completos de los tres días de Festival, así que id preparando vuestras agendas y calentad bien los motores.

ImprimirImprimirImprimir

Se avecina un nuevo éxito del Festival, que contará con bandas tan importantes como GUNS ‘N’ ROSESOZZY OSBOURNEJUDAS PRIESTAVENGED SEVENFOLDMARILYN MANSONPARKWAY DRIVEBULLET FOR MY VALENTINEVOLBEAT, por citar solo unos ejemplos.

El evento organizado por Live Nation vuelve un año más a la capital para convertirse en uno de los Festivales referencias dentro del panorama rockero y metálico del país. ¡No te quedes sin tu entrada!

weblogo

20afd341-43b8-41f1-a9ee-ed7f5e4a5f1e.jpeg

Los daneses VOLBEAT, después de anunciar su fecha en el DOWNLOAD FESTIVAL MADRID y en Bilbao, también actuarán en Barcelona como teloneros de Guns N’ Roses en el concierto que los americanos darán en el Estadi Olimpic Lluis Companys el 1 de julio.

Además NOTHING MORE completarán el cartel del concierto en la ciudad condal, que reúne así un cartel espectacular para una fecha imprescindible para cualquier amante del Rock.

guns-n-roses-volbeat-600x857.jpg

Os recordamos que los precios de las entradas y las distintas opciones son estas:

Precios:
PL1 Golden Circle 160,00 € + 19,50 € gastos
PL2 105,00 € + 12,50 € gastos
PL3 95,00 € + 11,50 € gastos
PL4 Pista 80,00 € + 9,50 € gastos
PL5 55,00 € + 6,50 € gastos
PL6 45,00 € + 5,50 € gastos
Welcome to The Jungle Ultimate packages 1060,00 € + 80,00 € gastos
Golden Circle Early Entry 335,00 € + 40,50 € gastos
VIP Party 235,00 € + 28,50 € gastos
Hot Ticket 220,00 € + 26,50 € gastos

Una gira que nos llega de la mano de Live Nation España. ¡No te quedes sin tu entrada!

weblogo