Posts etiquetados ‘helloween’

Helloween_Web.jpg

Tras sus espectaculares conciertos en Madrid y en Rock Fest Barcelona, la reunión de HELLOWEEN llegará a Santiago de Compostela el sábado 8 de diciembre en el Multiusos Do Sar para ofrecer un concierto irrepetible.

Vuelve a nuestro país el bombazo para todos los fans de HELLOWEEN: Has soñado con ello durante años, y te has preguntado innumerables veces si algún día llegaría este momento. La espera ha concluido!

La legendaria formación de HELLOWEEN con Michael Kiske y Kai Hansen volverán a estar juntos sobre los escenarios.  Sí, ya es oficial: Weikath, Kiske, Hansen y Grosskopf interpretarán nuevamente los temas clásicos de HELLOWEEN por primera vez en Galicia.  Un acontecimiento único e irrenunciable! Pero es que aquí no acaba todo! Bajo el lema PUMPKINS UNITED (CALABAZAS UNIDAS) la banda al completo se unirá a la fiesta! —lo que significa que disfrutaremos de Andi y Michi a las voces, de Kai, Weiki y Sascha a las guitarras, y de Markus y Dani liderando la base rítmica!

Helloween_SantiagoApproved.jpg

No cabe duda que HELLOWEEN son uno de los referentes del heavy metal más respetados y prestigiosos de Alemania,  considerados los fundadores del speed metal melódico alemán. Como padres del género, las calabazas han crecido hasta convertirse en una de las bandas de metal más influyentes del planeta. A lo largo de su exitosa carrera que se remonta a 1984, HELLOWEEN han dejado su sello en innumerables festivales de metal y rock en todo el mundo. Además de sus innumerables giras por todo el mundo como banda principal, HELLOWEEN ha acompañado a grandes bandas y han tocado en países tan exóticos como Borneo, Indonesia, Manaus, Brasil.  

No podemos olvidar su inconmensurable legado de eternas obras maestras como “Keeper Of The Seven Keys” Parte I y II, junto a sus 15 discos de estudio y tres álbumes en directo hasta la fecha, con más de ocho millones de discos vendidos a lo largo de su historia y alzándose con catorce discos de oro y seis discos de platino. Son más de 30 años en los que HELLOWEEN han deleitado a sus fans con sus mágicos y característicos riffs, grandilocuentes temas y cautivadoras melodías, tres décadas de una irrepetible trayectoria que oficialmente celebraron en el año 2015 con la publicación de su primer libro oficial, “Hellbook-The History of Helloween”. Y ahí prendió la llama y surgió la idea de PUMPKINS UNITED.

Por fin llega el gran concierto a Santiago de Compostela para volver a disfrutar de todos ellos en vivo, con el equipo al completo, y fuertemente unidos!.

Las entradas para el concierto de HELLOWEEN ya están a la venta a través de la red de Ticketmaster (Fnac, Viajes Halcón, Carrefour) y  en RocknRock. Próximamente estarán a la venta a través de Ataquilla.

weblogo

Anuncios

36686812_924599761076629_5429101647286501376_o.jpg

Amanecía un día más en el ROCK FEST BARCELONA con una segunda jornada que nos iba a traer grandes reuniones, algunos clásicos de la escena y propuestas más extremas para los más aventurados. La calor seguiría marcando el día y los problemas de sonido afectarían a algunas de las actuaciones de la tarde, pero nada ni nadie podría impedir una nueva velada de Hard Rock y Heavy Metal de calidad.

Por problemas de agenda nos perdimos la violencia y oscuridad de bandas como DARK FUNERALWOLFHEART, así como alternativas más clásicas como TYGERS OF PAN TANG ROSS THE BOSS, sin olvidar a uno de los grupos que más nos dolió perdernos, LACUNA COIL. Según nos cuentan el show de los italianos desafió a la calor y se alzó como uno de los mejores de esta segunda fecha.

A continuación nos habría gustado tener la capacidad de duplicarnos, e incluso triplicarnos, para ver las actuaciones completas de AXEL RUDI PELLDÉBLERVIXEN, pero hasta la fecha no contamos con ese bendito don, así que repartimos lo mejor que pudimos nuestro tiempo en los tres escenarios. ¡Qué comience la fiesta del Rock!

AXEL RUDI PELL saltaron al escenario con ganas de mostrarnos todas las cualidades de su Hard Rock y Heavy Metal melódico, con el guitarrista germano al frente haciendo las delicias de los seguidores de las seis cuerdas, y con Johnny Gioeli poniéndole voz a sus composiciones. Recorrieron gran parte de su discografía en cortes como “The Wild and the Young”, “Mystica” o una “Rock the Nation” que siempre levanta el ánimo de la parroquia del metal.

En España hay cantera de Heavy Metal y sino que se lo digan a DÉBLER. Los madrileños atrajeron un buen puñado de seguidores a la carpa interpretando temas de sus dos únicos discos, dejando un gran sabor de boca y con un vocalista al frente como Rubén Kelsen demostrando talento y actitud. La cañera “Nada Nos Podrá Parar” o “Sentencia Final” levantaron el aplauso y los cuernos en alto de un público que fue de menos a más y que tenía ganas de fiesta.

Llegaría el turno de las clásicas VIXEN, unas luchadoras de la escena que han sabido remontar ante sus reuniones (alguna que otra fallida) y, sobretodo, ante el duro golpe que supuso la muerte de Jan Kuehnemund. Janet Gardner mostró galones sobre las tablas y un notable estado de forma vocal, para el que no pasan los años, descargando temas como “Rev It up”, “Streets in Paradise” y, sobretodo, “Edge of a Broken Heart”, todo un icono de las estadounidenses. Pusieron la nota clásica y sacaron a relucir el cuero y las tachuelas de los más veteranos.

Unos de los grandes de este país, les pese a quien les pese, MÄGO DE OZ, están celebrando su 30 aniversario, que se dice pronto, y han decidido pasar por la ciudad condal con un show más corto de lo habitual pero que da buena muestra del puñado de clásicos que han puesto banda sonora a la historia del Rock de este país. Una pena el sonido que sufrieron Txus y los suyos en gran parte de la actuación, especialmente en lo que respecta a la batería, que aún así no impidió que nos hicieran saltar, bailar y cantar coreando prácticamente cada uno de sus conocidos estribillos.

Comenzaron fuerte con “Maritornes” y “Molinos de Viento”, con Patricia Tapia derrochando voz en su versión de “O Mio Babbino Caro”, y con Rubén Kelsen de DÉBLER uniendo fuerzas junto a un recuperado Zeta para dar forma a la preciosa “El Poema de la Lluvia Triste”. Una de las sorpresas vino marcada por la irrupción en el set de “Diabulus in Música”, una de mis debilidades, y el fin de traca lo pusieron la extensa “Gaia”, en la que los músicos demostraron todo su potencial, y, como no, una “Fiesta Pagana” que ya ha trascendido mucho más allá de los derroteros del Rock.

Desgraciadamente los problemas de sonido seguirían vigentes en el escenario contiguo, y STRATOVARIUS y, sobretodo, la guitarra de Matias Kupiainen, sufrirían una falta de sonido que se hizo especialmente sangrante durante los solos del músico. Aún así Kotipelto y los suyos salieron al escenario con un repertorio repleto de grandes éxitos, dejando algunas piezas de su última obra y repasando generosamente el que probablemente sea su mejor disco, “Visions”. Una apuesta sobre seguro.

“Forever Free”, “The Kiss of Judas”, “Paradise” y ese gran himno que es “Black Diamond”, siempre prendido por la exquisitez del señor Jens Johansson al teclado, son canciones que cualquier aficionado al Power Metal conoce prácticamente de memoria y estos no fallaron. Timo animó a los suyos, se le veía feliz sobre las tablas, y con un registro vocal notable aunque con un sonido excesivamente escaso en ocasiones, se despidió de todos nosotros al compás de “Hunting High and Low”, dejándonos satisfechos pero con cierto sabor agridulce en los labios.

Y seguíamos en territorio nórdico, esta vez desplazándonos hasta Noruega, para ser testigos de uno de los mejores shows de no ya el día, sino del festival, con el Black Metal sinfónico de unos DIMMU BORGIR que, por suerte para todos, están de vuelta y con una obra como “Eonian” bajo el brazo. Quizás no sean del mayor gusto de los aficionados al sonido más extremo o del perfil medio de un festival como el ROCK FEST BARCELONA, pero Shagrath y los suyos se ganaron el aplauso y la admiración del respetable con una puesta en escena plagada de maquillaje, oscuro vestuario y un fuego omnipresente que daba fuerza a un ritual único.

Canciones de su nueva obra como la épica “Interdimensional Summit” o “Council of Wolves and Snakes” se ganaron su sitio entre clásicos de la talla de “Gateways” o una potente y majestuosa “Mourning Palace” que puso el broche final a la velada. Gozaron de un sonido espectacular y poco a poco fueron congregando tanto a fans como a curiosos alrededor de su escenario. Ojalá les veamos pronto por nuestro país de gira así que, promotoras de España, yo os invoco.

El fin de nuestra andada en el festival por hoy no podría ser mejor que con la presencia de unos reunidos HELLOWEEN encima del escenario, y es que la noche no hacía más que mejorar por momentos. Quizás no sean un cabeza de cartel tan espectacular en cuanto a nombre como OZZY OSBOURNE, SCORPIONSKISS, pero los alemanes nos regalaron dos horas del mejor Power Metal que uno puede escuchar, con el dinamismo que aportan los distintos registros vocales de los tonos de Andi Deris, Michael Kiske o Kai Hansen. Magia.

Arrancaron con la extensa y majestuosa “Halloween” con la dupla Kiske/Deris mostrando una complicidad y un estado de forma envidiable, y siguieron con el primero recordando viejos tiempos con “Dr. Stein” y “I’m Alive”, y el segundo tomando el relevo con “Are You Metal?” y “Perfect Gentleman”, jugando a los contrastes sonoros a la altura de pocas bandas. Aunque para contraste el de ese puñetazo emocional que nos llevó directamente a los inicios de todo esto de la mano y micrófono de Mr. Kai Hansen repasando en forma de medley algunos de los cortes más emblemáticos de aquella primera época de los calabazas. “Starlight”, “Ride the Sky”, “Judas” y “Heavy Metal (Is the Law)” nos rejuvenecieron a base de frenéticos riffs de guitarra y un Speed Metal que fue influencia para tantas y tantas bandas. Y que lo sigue siendo. Vocalmente Kai no será el mejor pero su personalidad resulta inimitable.

Seguirían cayendo muestras de la discografía de los germanos repasando la época Kiske al ritmo de una “Livin’ Ain’t No Crime” que pronto mutaría en una coreada “A Little Time”, o la época de Deris con muestras como la oscura “If I Could Fly”, “Sole Survivor” o todo un himno como “Power”, una de las más celebradas de la noche. Entre medias hubo tiempo para que Daniel Löble se marcara un solo de batería homenajeando a un Ingo Schwichtenberg al que todos echamos de menos (descanse en paz) y nos regalaran un perfecto “Pumpkins United” que tanto echamos de menos en su anterior visita al país, así como esa pequeña gran joya que es “March of Time” que también se dejaran en el tintero, pero que han recuperado, acertadamente, para la causa. ¿Y qué podemos decir de “How Many Tears” qué no se haya dicho ya? Dejemos que la música hable por si sola.

“Invitation” sería el preludio perfecto y por todos conocido para esa oda de amor al Heavy Metal que es “Eagle Fly Free” y que desató la locura entre el respetable, con un Markus Grosskopf tan sonriente como siempre, leyenda permanente de las calabaza. Le siguió una versión redux de “Keeper of the Seven Keys” con las guitarras de Mr. Weikath y de un Sascha Gerstner que cada día que pasa tiene más galones sobre el escenario brillando con luz propia. Tras el inevitable bis llegaría el momento más esperado por los miles y miles de asistentes a la cita que no dudaron en dejarse la voz en cada verso y, sobretodo, en cada estribillo de esos dos enormes hits que son “Future World” y “I Want Out”, marcando una despedida por todo lo alto. Veremos que nos depara el futuro de la banda germana pero mientras disfrutemos todo lo que podamos de esta reunión.

Y así llegamos al final de nuestra jornada en este segundo día del ROCK FEST BARCELONA, que aún se alargaría unas cuantas horas más para los más valientes y trasnochadores gracias al Thrash de la vieja escuela de ANNIHILATOR, el cachondeo de GIGATRÓN o el ambiente festivo que una banda como KORPIKLAANI sabe crear como pocas. Sin olvidarnos de los tributos y DJs que completarían una agenda para todos los gustos. ¡Mañana más!

Texto: Lluís “DiMu” García

Fotos: Rock Fest Barcelona

Fecha y lugar: 6 de Julio, Can Zam, Barcelona

Promotora: RockNRock

weblogo

Rock-Fest-Bcn-2018-Horitzontal-2.jpg

Hoy mismo se ha publicado la distribución por días y escenarios de la próxima edición del ROCK FEST BARCELONA que se celebrará los próximos 5, 6 y 7 de Julio en el Parc de Can Zam de Santa Coloma de Gramanet, Barcelona.

A continuación tenéis todos los detalles en el cartel que la promotora, ROCKNROCK, ha publicado en sus redes sociales.

30708512_876672242536048_8832995308200787968_n.jpg

Los abonos para ROCK FEST BARCELONA los puedes adquirir al precio de 175€ + gastos de distribución.

También están a la venta las entradas para cada uno de los días del festival.

Las entradas estarán disponibles y abonos para asistir los tres días del festival están a la venta a a través de la web deRock’N’Rock. y de la red de Ticketmaster ( Fnac, Halcón Viajes, Carrefour…). Además, una edición de entradas de coleccionista a todo color se puede conseguir en la web del Festival.

weblogo

helloween 23

Hay citas que son prácticamente irrepetibles, que pasan a la historia y que, por distintos y variados motivos, quedan para siempre grabadas en la memoria de sus testigos. Y la de la noche del 9 de Diciembre de 2017 en el Wizink Center de Madrid, era una de ellas. Cuando un concierto que a priori está preparado para un aforo muy inferior, el del formato Ring del propio Wizink, termina siendo prácticamente un sold out ante más de 14.000 personas, sabes que va a ser una noche mágica que, además, va a quedar registrada para un futuro DVD. Ya desde primera hora de la tarde se notaba en el ambiente exterior el propio de las grandes citas, miles de heavies dispuestos a disfrutar al máximo una reunión histórica, la de los míticos HELLOWEEN, padres absolutos de la historia del Power Metal, con dos grandes nombres al frente, Mr. Michael Kiske y su majestad Kai Hansen. Y así comenzó nuestro cuento.

Al ritmo de  “Let Me Entertain You” (más apropiado imposible) de ROBBIE WILLIAMS caería el enorme telón de HELLOWEEN que cubría todo el escenario y, como sino hubieran pasado 30 años, teníamos ante nosotros a los germanos dando un repaso más que emocionante a los míticos “Keeper Of The Seven Keys”, comenzando por la maravillosamente extensa “Halloween”, toda una declaración de intenciones que para cualquier otra banda supondría un enorme riesgo (no nos olvidemos que hablábamos de un corte de más de 13 minutos). ¿Lo mejor de todo? Que des del minuto 0 sabíamos que aquello no iba a ser una competición Kiske VS Deris, ni mucho menos, ya que se podía palpar en el ambiente el sincero buen rollo que se desprendía entre ambos vocalistas, y que certificarían en la divertida “Dr. Stein”, que puso patas arriba la sala y provocó una enorme sonrisa que a día de hoy aún creo que sigue en el rostro de la mayoría de los que estábamos allí. Michael se quedó solo ante el peligro para ejecutar una contundente “I’m Alive”, que desató el unánime entusiasmo de todos sus seguidores y demostró la recuperación que ha tenido en sus cuerdas vocales tras unas primeras fechas algo polémicas e irregulares.

Bajó la luz y llegó el turno de Deris al mando de la preciosa “If I Could Fly”, uno de esos temas que han pasado a la historia dorada de la formación, pese a que en su día “The Dark Ride” levantará más de una ampolla, no en vano un disco tan oscuro quizás no era a lo que nos tenían acostumbrados los creadores del Happy Metal. He de confesar que me despierta una enorme satisfacción que a día de hoy, precisamente este sea uno de sus lanzamientos a reivindicar y sea tan querido por gran parte de sus fans. Y tras la calma llegaría la tempestad al compás de “Are You Metal?”, un clásico instantáneo en forma de trallazo de Heavy Metal, sin concesiones, y con el trio a las seis cuerdas formado por Michael Weikath, Sascha Gerstner y Kai Hansen demostrando todo su potencial. Por cierto, me gustaría reivindicar el papel de Sascha a día de hoy, tanto a nivel compositivo como instrumental, que considero indispensable en el gran momento por el que pasan las calabazas, más allá de reuniones y grandes giras. Sobre Deris sobran los comentarios y explicaciones, y es que si siguen vivos (¡más que nunca!) es en gran parte gracias a su llegada hace más de veinte años, su irreprochable trabajo al frente del grupo y la pasión que desprende en su trabajo.

Los dos frontman seguían desfilando a lo largo de todo el escenario y su pasarela, regalando gestos y sonrisas cómplices pero, sobretodo, haciendo gala del gran estado de forma en el que se encuentran. Es cierto que Kiske se iba dosificando en alguno de los temas, y es que el repertorio era de lo más exigente para alguien que se alejó del Heavy Metal hace un tiempo hasta que un jovencito llamado Tobias Sammet le recuperara para siempre en su proyecto AVANTASIA. Aun así momentos como el que nos brindó “Rise And Fall” servirían para constatar estas sensaciones. Le daría el relevo Deris para ejecutar “Waiting for the Thunder” antes de volver a formar duo en “Perfect Gentleman”, compartiendo escenario y voz, pintando una humorística nota de color al show y recordándonos, como se encargarían de hacer en más ocasiones a lo largo de la noche, el excelente álbum que es “Master of the Rings”. Un debut discográfico de Andi con HELLOWEEN hace ya más de dos décadas, que ha envejecido de forma envidiable, y que ni el mismo podría haber soñado un arranque mejor para su etapa que sigue en vigor a fecha de hoy. Y que no tengo duda de que seguirá así hasta el fin de la banda.

Y, ahora sí, llegaría el momento de retroceder al máximo en la historia de los alemanes, en la que sorprendieron al mundo del metal con su fresca mezcla de Heavy, Speed e incluso ciertos ramalazos Thrash, con Kai Hansen al frente. Las divertidas introducciones que veíamos en la enorme pantalla del escenario y que tenían por protagonistas a dos divertidas calabazas, Seth y Doc, además, nos servían para ir contextualizando todo el setlist. Pero vayamos a la música, y es que el bueno de Hansen arrasó cual huracán gracias a un glorioso medley que nos rejuveneció a ritmo de “Starlight”, “Ride the Sky” y “Judas”, que sonaron francamente atronadoras. Quizás nunca haya sido un vocalista espectacular y no pasé por su mejor momento, como quedó de manifiesto recientemente con la incorporación al apoyo vocal de Frank Beck en sus GAMMA RAY, otro de los grupos sin los que no podríamos entender el Power Metal. Bueno, ni el Heavy Metal. Aún así resultó más que convincente y, obviamente, tenía el factor nostálgico completamente a su favor. Además no hay que olvidar que él, gracias a sus dos “Hellish Tour” junto a HELLOWEEN y su actividad junto a Kiske en UNISONIC, es uno de los mayores responsables de que este “Pumpkin United” sea un sueño hecho realidad. Pero la cosa no acababa aquí, y “Heavy Metal (Is the Law)” remataba con el puño en alto, los cuernos al aire y el griterío de miles de personas, su particular y más que merecido momento de gloria.

¿Y que sería del metal sin sus baladas? Pues tranquilos, que en casi tres horas de actuación no se podían olvidar de ellas. Kiske y Deris ocuparon el frente de la pasarela, se pusieron cómodos, e hicieron que el Wizink se apagará y los móviles, mecheros y demás parafernalia, iluminaran el recinto para acoger como se merece a “Foverer and One (Neverland)”. Tengo que admitir que algo me fallo en el tema, no se si fue la tesitura que formaban el juego de ambas voces, o que se encontraban en registros algo dispares, pero aún así resultó de lo más emotivo. Personalmente no llega al clímax de “If I Knew”, por poner un ejemplo del mismo disco, el gran “The Time of the Oath” (mi primera gira de los alemanes cuando era un ingenuo adolescente que daba sus primeros pasos en esto del Heavy Metal), pero aceptamos barco, ya que no cabe duda de que se ha convertido en otro de sus imprescindibles. Y para imprescindible la experiencia que nos hizo vivir Kiske en la preciosa “A Tale that Wass’t Right”, y es que como aunque el mismo reconoce le hubiera gustado más parecerse a su admirado Elvis Presley en lugar de a Rob Halford (sí amigos, hablamos del pelo), pocas voces más al margen de la suya tendrían la habilidad de llegar a esos exigentes agudos de la composición, a pesar de su edad y su salud. Denis volvería al escenario a ritmo de “I Can”, haciendo gala de su cada día mejor (y más divertido) español, logrando una conexión con sus seguidores que a estas alturas ya era más que total. Si todo esto no fuera suficientemente emotivo, llegaría Dani Löble con su solo de batería a dos manos debido a la presencia del añorado Ingo Schwichtenberg en forma de vídeo. Descanse en paz maestro.

Pero el show debía seguir, y todos los cantantes se iban alternando en el escenario y protagonismo del micrófono, recorriendo su dilatada carrera con piezas inesperadas como “Livin’ Aint No Crime” o la indispensable “A Little Time”, a cargo de Michael Kiske y que llevaría los coros del público hasta la extenuación, convirtiendo el concierto en una auténtica fiesta. No les tendrían mucho que envidiar “Sole Survivor” o la mágica “Power”, que con Andi Deris al frente firmó uno de los momentos más espectaculares de toda la velada, y es que es difícil imaginarse una cita con ellos sin la presencia de este último tema en su repertorio. Pero lo mejor aún estaba por llegar, y como explicó Deris en su introducción, llegaría la canción que a él (y a muchos de nosotros) nos supuso el primer contacto con los germanos, “How Many Tears”. No puedo ocultar mi debilidad por este corte, y si a eso le sumamos las voces del propio Deris, Kiske y, como no, Hansen, unidas por la causa, el resultado no podría ser mejor. Más de siete minutos de Heavy Metal en los que las guitarras de Kai, Michael y Sascha, se fundían con el bajo de Markus Grosskopf (¡hay que ver la simpatía que desprende este hombre en cada uno de sus conciertos!) y el frenético compás marcado por Dani. Cuantos de nosotros ya habíamos perdido la esperanza de vivir algo como esto en un escenario…

La historia de las dos brillantes entregas de “Keeper of the Seven Keys” son la historia de HELLOWEEN, ya que no podríamos entender la existencia de los unos sin los otros, y de nuevo volverían a recuperar su máximo esplendor y el protagonismo que merecen en un setlist como el de esta gira. Tras la introducción de “Invitation” todos sabíamos lo que llegaría a continuación, y eso despertó el entusiasmo entre el público ansioso por disfrutar de uno de los temas más emblemáticos de la banda, “Eagle Fly Free”. Kiske justificó para que servían las reservas y descansos que se iba tomando, y trató de llegar a lo más alto, como haría tres décadas atrás, empujado por el aliento insaciable de miles de seguidores a los que eran imposible decepcionar. ¿Y cómo mejorar un momento como este? Fácil, sacar a relucir el potencial y talento de todos y cada uno de los músicos que se encontraban en el escenario de la mano de esa joya que lleva por nombre “Keeper of the Seven Keys”. Minutos y minutos de pausa, velocidad, un estribillo marca de la casa, desfile de agudos, y solos que valen su peso en oro, para el deleite de un público que se negaba a aceptar que el final del show cada vez se veía más próximo, y es que el tiempo pasa volando cuando uno es feliz.

Segundo (y último) bis que se vería interrumpido por los emblemáticos sonidos de guitarra de Kai Hansen que darían pie a la inmortal “Future World”, clásico entre clásicos ya no solo para HELLOWEEN, sino para la historia del Heavy Metal. ¿Hay alguien que no reconozca esos riffs? ¿Que no se sepa ese primer verso que (casi) siempre canta el público en solitario? ¿Qué no se sepa al dedillo el estribillo? Os puedo asegurar que si lo hay, no estaba esa noche en el Wizink Center de Madrid. Eso sí, ¿Hay algo más clásico que “Future World”? ¡Por supuesto! ¡”I Want Out”! Y con ella llegó el fin de fiesta, los últimos agudos de la noche, esas inconfundibles guitarras, y la estampa que formaba un público abarrotando el recinto se vio coloreada por globos con divertidas calabazas que navegaban y saltaban entre él. Casi tan felices como nosotros. Y así terminaba un concierto que, a pesar de sus casi tres horas de duración, supo a poco, pero que nos hizo vivir algo que todos dábamos por perdido y de lo que quizás aún no éramos conscientes del todo. Poco más se puede añadir a esta crónica.

No me gustaría despedirme sin recordaros que en la próxima edición del ROCK FEST BARCELONA tendremos a HELLOWEEN con su “Pumpkins United” de nuevo, en otra cita obligada para cualquier fan de las calabazas, el Power o el Heavy Metal. Probablemente no tendrá la magia ni la duración de esta noche, pero escribirá una nueva página dorada en la historia de los alemanes. ¿Alguna pega a una experiencia como la vivida hoy? Puestos a ser críticos, estoy convencido de que a todos nosotros nos hubiera encantado constatar en vivo la calidad de su canción “Pumpkins United”, hecha por y para la ocasión y que, incomprensiblemente, se ha quedado fuera de sus repertorios. No pasa nada, en los festivales que protagonizarán el año que viene tienen una oportunidad única para redimirse. Solo queda saber si esta reunión quedará en algo puntual para un espectacular tour y un nuevo tema, o quizás tengamos disco en un futuro muy próximo. Soy de los que piensan que esto debe quedar así, y cada uno seguir su historia, pero, ¿Por qué no disfrutar de un “Hellish Tour III” con HELLOWEENGAMMA RAYUNISONIC?Para acabar, dar las gracias. Gracias Deris. Gracias Weikath. Gracias Gerstner. Gracias Grosskopf. Gracias Löble. Gracias Hansen. Gracias Kiske. Y gracias a ti también, Ingo, allí donde estés.

Texto y fotos: Lluís “DiMu” García

Fecha y lugar: 9 de Diciembre de 2017, Wizink Center, Madrid

Promotora: RockNRock

weblogo

25073271_815412181995388_5508510702855820511_o

Puntales absolutos del thrash metal y e integrantes del legendario Big 4, MEGADETH se suman a la próxima edición de Rock Fest Barcelona, que se celebrará del 5 al 7 de Julio en el Parc de Can Zam de Santa Coloma de Gramenet.

La banda de Dave Mustaine le dará contundencia añadida a un cartel donde ya figura OZZY OSBOURNE en su gira de despedida, la vuelta de los espectaculares KISS, el recital de hits y hard rock clásico de SCORPIONS, el retorno a Can Zam del acero británico de JUDAS PRIEST, la gira de reunión de HELLOWEEN y multitud de bandas más que, a lo largo de tres días, harán resonar las guitarras por toda Barcelona.

24991326_815422711994335_7731082685108836246_n.jpg


MEGADETH actuarán el 7 de julio, el mismo dia que KISS y SCORPIONS.

En las próximas semanas seguiremos confirmando muchas bandas más hasta completar un cartel de auténtico lujo para celebrar el quinto año de Rock Fest Barcelona.

weblogo