Posts etiquetados ‘modern’

51d1d9ae-3d2c-4cca-8150-32540e3476c3_518171_TABLET_LANDSCAPE_LARGE_16_9.jpg

Después de su descarga (y cancelación) en varias ciudades españolas llegaba el turno de cerrar la gira por nuestro país de los incombustibles MACHINE HEAD para presentar su nueva obra, el irregular “Catharsis”. Un show de prácticamente tres horas en el que, una vez más, prescindieron de invitados, pero demostraron el excelente estado de forma en el que se encuentran Robb Flynn y los suyos. Vamos, los que todos conocemos por una segunda juventud.

Precisamente por eso la mítica sala Razzmatazz de Barcelona se fue llenando poco a poco hasta presentar una excelente entrada para recibir a los californianos como se merecían, dispuestos a dejarse las cervicales, la garganta y lo que hiciera falta. Además era un sábado noche, así que, ¿Qué podría fallar? A juzgar por lo vivido días atrás en otras ciudades del país, y por el ambiente que se iba cociendo en el interior del recinto nada. Y así fue.

Con una puntualidad británica y tras sonar en los altavoces de la sala el clásico “Diary of a Madman” de Ozzy Osbourne, el cuarteto estadounidense salió a por todas con “Imperium”, uno de esos cortes ideales para comenzar un concierto por su increscendo introducción y posterior adrenalina. “Volatile” sería la siguiente, realizando la primera parada en su último trabajo, inminentemente seguida de la genial “Now We Die”. Con “Beautiful Mourning” el muy activo y comunicativo Flynn nos incitaría a todos al circle pit, algo que se iría repitiendo a lo largo de la velada. “The Blood, the Sweat, the Tears”, Kaleidoscope” y la extensa “Clenching the Fists of Dissent” no darían un segundo de cuartel ni por parte de la banda ni por parte de un público absolutamente entregado.

Phil Demmel dejó impronta de su calidad a las seis cuerdas en un solo que duró lo justo y necesario para mantener el ritmo de la actuación, permitiendo al resto de la banda tomarse un breve pero merecido descanso antes de salir de nuevo al escenario con “Darkness Within” mostrando a un Flynn pletórico. “Catharsis”, “From This Day”, “Ten Ton Hammer” y, sobretodo, “Is There Anybody Out There?”, que nos regaló alguno de los mejores momentos de toda la noche con un estribillo recitado y gritado por todo lo alto por todos sus seguidores, continuaba mostrando que lo de aquella noche era más que un concierto. La locura no tenía fin y a la tremenda “Locust” le seguiría la extraña medio balada de tintes punk irlandeses “Bastards” que funcionó considerablemente bien en su ejecución en directo.

 

El momento de gloria en solitario de Dave McClain llegó en forma de directo y potente solo de batería, marcando el punto de inflexión del show de MACHINE HEAD en el que para la mayoría de grupos sería el cierre de su repertorio. Pero como diría The Queen, “Show Must Go On”, y “Bulldozer” retomaría la intensidad por donde la habíamos dejado apenas unos minutos antes. El cuarteto estaba decidido a no dejarnos tomar un pequeño aliento para retomar fuerzas, interrumpiendo la metálica descarga tan solo con algún breve speech o presentación. Poco más. Y así llegó un nuevo y frenético circle pit, de la mano de “Killers & Kings”. Y cuando uno pensaba que la cosa ya no podría desmadrarse más, ahí estaban ellos para cerrar bocas con “Davidian”. Se puede decir más alto pero no más claro.

El clímax más relajado de la noche llegaría con la calma que “Behind a Mask” concedió al setlist elegido para la cita, a la que “Sail Into the Black” contribuyó durante la primera parte de la extensa composición, que subió, y de que manera, la intensidad en su segunda mitad. Pero por si algo conocemos todos a MACHINE HEAD es por la caña de sus canciones, con esas personales y características mezclas de Heavy, Thrash, Groove, Nu y todo lo que se os ocurra acabado en Metal.

¿Queréis un ejemplo? “Aesthetics of Hate”. Tranquilos, hay más. “Game Over” y “Block”. ¿Os parece bien? Y, ahora sí, con el reloj marcando sobradamente las dos horas y media de concierto, sonaron los primeros compases de esa maravilla que es “Halo”. Todo un himno de puro Heavy Metal. Increíble como se funden los dibujos de las melodías de guitarra de Flynn y Demmel, el cambiante ritmo de la batería de McClain, o el grosor del omnipresente bajo de Jared MacEachern, de lo más desmelenado durante todo el show y aportando toda la violencia vocal que su garante fue capaz de escupir.

Prácticamente tres horas de concierto no se viven todas las noches y debería ser una cita obligada para cualquier aficionado al género del Metal. Parece que los astros se alinearon esta noche dejando tras de si una descarga de esas que se recuerdan durante mucho tiempo, con unos músicos y público creando una complicidad entre si envidiable. Química pura. Y dura.

Texto: Lluís “DiMu” García

Fecha y lugar: 7 de Abril, Sala Razzmatazz, Barcelona

Promotora: Live Nation

weblogo

black-veil-brides-2018-web.jpg

Tras años de silencio e inactividad discográfica, el comienzo de este 2018 nos trae la vuelta a la máxima actualidad de los americanos BLACK VEIL BRIDES, tan amados como odiados en la escena metalera, esto último probablemente debido más a su estética y el enorme fenómeno fan que despiertan entre la audiencia más joven que a su calidad musical. “Vale” probablemente no será una excepción aunque a nivel personal me alegra que hayan recuperado el nivel del que seguramente sea su mejor obra, “Wretched and Divine: The Story of the Wild Ones”, tras su irregular anterior disco, y es que este pequeño descanso parece haberles sentado francamente bien.

Seguramente hay dos factores que han influido de forma muy directa en esta mejora. El primero de ellos es indudablemente la vuelta a la producción (y escritura del álbum) de John Feldmann, con un gran currículum que cuenta, entre muchos otros, con nombres tan ilustres como THE USED, GOOD CHARLOTTE, ALL TIME LOW o ESCAPE THE FATE. Aunque no podemos olvidar que también fue uno de los responsables de el trabajo en solitario del vocalista de la banda que nos ocupa, Andy Biersack, bajo el nombre de ANDY BLACK, que, como veremos, ha tenido una influencia bastante importante en este compacto. El segundo es la vuelta a la historia de “The Wild Ones” y su lucha contra la malvada “F.E.A.R.”, obviando esta vez de los numerosos interludios de su célebre obra más allá de una simple introducción.

9a43e54e-3b63-44b9-972f-0c4b6632a0c1.jpeg

La primera parte del disco, bajo el nombre de “Ultimus” arranca con la introductoria “Incipiens Ad Finem”, con la grave voz de Andy Biersack situándonos en la vuelta de “The Wild Ones”. Tras ella llega el turno de “The Last One”, uno de los cortes de perfil más Heavy Metal a los que nos tienen acostumbrados, con melódicas líneas de guitarra, afilados riffs y un estribillo sencillo y pegadizo, aunque personalmente su punto más álgido lo encuentro en ese puente tan intenso que marca el inicio del solo de Jake Pitts, quien, por cierto, también se encarga esta vez de las tareas de producción junto al citado anteriormente John Feldmann. Uno de los temas más potentes, “Wake Up” consigue con sus escasos menos de tres minutos quedarse grabado en nuestra memoria, con una base rítmica contundente, un solo de guitarra breve pero intenso y, nuevamente, un estribillo del que cuesta desprenderse. Un clásico instantáneo para su carrera que, no en vano, ha sido elegido para ser el primer videoclip.

“When They Call My Name” muestra por primera vez en este trabajo su vertiente más comercial, con una producción más cercana al Pop que, perfectamente, podría haber formado parte del disco en solitario de Andy. Es un buen corte pero no llega a la calidad instrumental ni emocional de, por ejemplo, “Lost It All”, con la que algunos se han apresurado en compararla, aunque no cabe duda que su melodía, su letra y sus coros la convertirán en una de las favoritas entre sus fans. En “The Outsider” ya jugamos a otra cosa, y aquí resultan más palpables esas comparaciones que algunos hacían con grupos del estilo de AVENGED SEVENFOLD. La dupla a las seis cuerdas de Pitts y Jinxx en esas harmonías dobladas, la rabia más metálica presente durante todo el corte, esos amagos de guturales y un estribillo repetido con insistencia pero mucha fuerza, hacen de ella una pieza ganadora. Y cerramos este primer tramo de disco con la extensa “Dead Man Walking (Overture II)”, un medio tiempo en el que se permiten experimentar a nivel musical un paso más allá, con compases más eléctricos que se funden con otros más líricos, arrancando con fuerza en su parte central con un gran trabajo de Ashley Purdy al bajo y, especialmente, de un Christian Coma de lo más inspirado a la batería. Recordándonos a la “Overture” de su “Wretched and Divine”, Jinxx pone su majestuosidad al violín recorriendo algunos de los cortes de este “Vale” en su formato más clásico. Todo un acierto.

Y en este punto se inicia la segunda parte del disco, “Extimum” con la pegadiza y muy efectiva “Our Destiny”, una de esas canciones que van creciendo tras cada escucha y que de forma prácticamente inconsciente acabamos cantando en cualquier lugar. A destacar, un gran estribillo y un solo de guitarra que poco le tiene que envidiar, firmado una vez más por Pitts. Seguramente sea “The King of Pain” una de las composiciones menos inspiradas del álbum, aunque no por ello contenga todas las credenciales habituales en ellas y esté cuidadosamente mezclada y producida. Cambiamos completamente de tercio en “My Vow”, todo un cañonazo a toda velocidad, con un riff brutal, netamente Heavy Metal, aunque no por ello se olvide en su estribillo de esa vertiente más comercial y pegadiza que se han convertido en santo y seña del grupo, y que tan bien ejecuta la voz cantante, nunca mejor dicho, de Biersack. Personalmente me recuerda en algunos compases a los mejores METALLICA, y estoy convencido de que si se tratara de otra banda contaría con una acogida por la parroquia metalera mucho más  entusiasta. Como ocurría con “Wake Up”, otro single en potencia que no llega a los tres minutos de duración aunque esta vez endureciendo su contenido como si de un puñetazo al mentón se tratara.

“Ballad of the Lonely Hearts” vuelve a bajar el pistón en cuanto a revoluciones se refiere, manteniendo, eso sí, prácticamente intacta su intensidad en una composición repleta de matices y arreglos sonoros, con un Jinxx jugueteando una vez más con esas preciosas líneas de violín mientras Pitts sigue dibujando harmonías a la guitarra. Además, estoy convencido de que tiene uno de esos estribillos que tan bien recibidos será entre sus seguidores más fieles y que funcionaría especialmente bien en sus directos. Es en “Throw the First Stone” donde recuperan su esencia más heavy, con un sonido denso y pesado, que sólo se aleja de esas tesituras en su estribillo, que rematan con un compás agresivo en el que Andy muestra su lado más oscuro. Mención especial para ese final a base de breakdowns que nos hacen retroceder atrás en el tiempo hacia sus orígenes más cercanos al Metalcore. Y el punto y final, la guinda del pastel la encontramos en el corte que da título a este trabajo, “Vale (This is Where it Ends”), una brillante power ballad que sabe jugar perfectamente sus bazas más melódicas y melancólicas para despedirse de sus oyentes y separarnos, quien sabe si definitivamente, de “The Wild Ones”. Así que gracias por dejarnos acompañarles en su travesía.

Y hasta aquí este “Vale”, lo nuevo de los siempre controvertidos y discutidos BLACK VEIL BRIDES, que siguen sumando fieles seguidores a sus filas tras cada lanzamiento. Mi consejo es abrir la mente, dejar fuera los prejuicios más true metal y dejarse envolver por la propuesta de los americanos, más allá de que nos gusten más o menos su imagen o les asociemos a movimientos y fenómenos adolescentes. Es un notable trabajo para acercarse a su propuesta musical y si tras su escucha Andy y los suyos no han conseguido atraparnos, siempre podremos volver a nuestra zona de confort, ¿no? Una lástima que, de momento, nos quedemos sin poder verles en directo en nuestro país como ya ocurrió con su disco anterior, pero siempre podremos acercarnos a su inminente gira por UK en la que compartirán cartel con ASKING ALEXANDRIA. Ojalá confirmemos la mejora que esta banda ha experimentado en sus shows durante estos últimos años tras su agridulce visita por España hace ya prácticamente cinco años en su “The Church of the Wild Ones Tour”.

Nota: 8.5

weblogo

TSTM.png

La banda multiplatino Thirty Seconds To Mars ha anunciado que se embarcarán en una gran gira europea durante marzo, abril y mayo de 2018.

Jared Leto, Shannon Leto y Tomo Milicevic son actualmente una de las bandas en directo más vibrantes del mundo, lo que queda reflejado sin duda en la actuación con la que volvieron a los escenarios have unos meses en los premios MTV VMA. La actuación es toda una muestra de que Thirty Seconds To Mars son capaces de hacer, incluyendo la innovadora tecnología de ultrarojos y con la colaboración especial de Travis Scott. ‘Walk On Water’ es la canción que interpretaron y es el primer single del que será el quinto álbum de la banda. Actualmente están nominados en la categoria de Best Alternative en los próximos premios MTV European Music Awards, que se celebrarán el próximo 12 de noviembre.

3SP.jpg

La banda ha vendido más de 15 millones de discos, ha ganado numerosos premios como MTV Awards, Billboard Music Awards e incluso ostentan el Premio Guinness a la gira más larga de la historia. El 4 de julio, la banda grabó un documental titulado ‘A Day In The Life Of America’, en la que se incluyen 90 historias de los 50 estados americanos (incluídos Washington DC y Puerto Rico) y donde se capta lo que es la vida americana por un día. El documental se estrenará en 2018, mismo año que la banda espera publicar su nuevo álbum de estudio.

12 de abril – WiZink Center, Madrid
13 de abril – Sant Jordi Club, Barcelona
14 de abril – Sala CUBEC!, Bilbao

Entradas ya a la venta en Live Nation, y redes Ticketmaster.

weblogo

papa-roach-web.jpg

Tras más de veinte años de carrera, un buen puñado de discos en su haber y numerosos hits que han ido dejando por el camino, por fin podemos disfrutar de “Crooked Teeth”, el nuevo álbum de estudio de los californianos PAPA ROACH, con su incombustible Jacoby Shaddix al frente. ¿Qué podemos esperar a estas alturas de estos chicos? Una buena y novedosa dosis de composiciones que mezclan sin ningún tipo de pudor la esencia del Rock más puro, el gancho del Pop, o la contundencia del mejor Metal más actual. Y sí, un buen puñado de rapeos, tranquilos. Pero vamos por partes, que hay que analizar los diez temas que forman este trabajo.

La cosa no podía comenzar mejor, y es que “Break the Fall” es todo un single en potencia, con Jacoby mostrando todo su repertorio de registros, a ritmo de hip hop y voces rasgadas, que se culminan en un estribillo terriblemente pegadizo muy bien apoyado en una base coral. La cosa no podía comenzar mejor. El tema que da título al álbum, “Crooked Teeth” le sigue, con una estructura y base rítmico que fácilmente podría encajar en bandas como RAGE AGAINST THE MACHINE, antes de estallar en un torbellino de lo más punk. “My Medication” es otro de los platos fuertes, aunque su inicio rapero y arpegiado en la guitarra de Jerry Horton, quien pronto se lanza con un riff de lo más efectivo, puede confundir a algunos. No os engañéis, esto es PAPA ROACH y el estribillo del corte está a la altura de sus más celebrados grandes éxitos. Estoy convencido que no faltará en ningún setlist de la banda durante su próxima gira.

paparoach3-1140x500-1.jpg

Si queréis variedad la encontraréis en “Born for Greatness”, un tema que coquetea con todas sus influencias al más puro estilo SHINEDOWN o incluso IMAGINE DRAGONS. La carta más política, dado el presente de Estados Unidos del señor Trump, viene firmada por la pegadiza “American Dreams”, puro Rock ‘n’ Roll. Otra de las sorpresas del disco es sin duda alguna “Periscope”, a duo con la preciosa voz de la vocalista Skylar Grey. Ambos tonos se abrazan de forma muy dulce al son de la melodía más Pop de este “Crooked Teeth”, muy en la línea del último (y para mi juicio muy poco inspirado) trabajo de LINKIN’ PARK, pero bastantes escalones por encima de la mayoría de cortes del mismo. Todo se viene arriba de la mano del primer adelanto del disco, “Help”, con una base rítmica muy potente a cargo del machacón bajo de Tobin Esperance y la juguetona batería de Tony Palermo. Shaddix nos pide a gritos ayuda, en una de las canciones que fácilmente se convertirá en una de las favoritas de sus seguidores.

MACHINE GUN KELLY colabora en “Sunrise Trailer Park”, poniendo al servicio de los rockeros sus mejores fraseados raperos, hasta que Jacoby pone la nota más comercial en su estribillo por encima de los melódicos punteos de la guitarra de Horton. La rabia predominante en sus raíces más punks se apoderan de “Traumatic” que, personalmente, me hace recordar a NIRVANA en algunos pasajes previos al violento puñetazo de los riffs más rasgados. Siguen oscilando de un estilo al otro, siempre con el personal sello de la banda, en “None of the Above”. Un repetitivo y facilón estribillo que explota tras el repiqueo de las baquetas de Palermo, elevando el corte al Rock más machacón sino fuera por algunos arreglos más armónicos en las cuerdas de Jerry Horton. Y hasta aquí un álbum que se hace muy corto, ya que dura apenas poco más de media hora, pero que se ve gratamente mejorado con la inclusión de tres bonus tracks, que comentaremos a continuación, y un segundo disco en vivo titulado “Live at Fillmore Detroit”.

Uno de los temas más intensos, sino el que más, lo tenemos con “Ricochet”, el primer corte adicional, una montaña rosa del metal más moderno y actual. Uno de esos cortes que invita a levantar el puño y no parar de botar en todo su estribillo. Otro de esos imprescindibles que no puede (o no debería) faltar en el puñado de canciones nuevas que decidan llevar a su directo. “Ready?”. “Nothing” sigue el camino marcado por ese punk rock metal más melódico y comercial al igual que “Bleeding Through”. Canciones que poco o nada tienen que envidiar a la mayoría de composiciones de este “Crooked Teeth” y que, inexplicablemente, se han quedado “fuera” como un añadido al disco. En definitiva, una nueva experiencia musical de PAPA ROACH, que quizás no llegará a recordarse como sus lanzamientos más ilustres, pero que sirve para añadir una notable página a la trayectoria de la banda americana y que, por suerte, nos traerá a Jacoby y los suyos por nuestro país de gira en Octubre. Una cita ineludible, aún más viendo el nuevo material que se han marcado el cuarteto.

Nota: 7.5

Texto: Lluís “DiMu” GS

weblogo

papa-roach-2016-web.jpeg

PAPA ROACH es una banda californiana que combina el Hard Rock con el Nu Metal y el Rock Alternativo. Fundada en 1993, fue evolucionando poco a poco y conociéndose a si misma mediante ensayos y conciertos en Vacaville, su localidad de origen.

En 1999, tras la publicación de su primer LP titulado ‘Infest’ que incluyó el super hit ‘Last Resort’, Papa Roach consiguió estar nominada en el año 2000 como ‘Best New Artist’ a los premios Grammy. El éxito fue tan grande que vendieron 30.000 copias en Estados Unidos durante la primera semana de lanzamiento.

DACJkT5XUAACVgG.jpg

Después de ese gran boom, Papa Roach inició un gran número de giras por Estados Unidos, Japón y Reino Unido, y poco después lanzaron su segundo álbum titulado ‘Lovehatetragedy’, que no fue exento de polémica debido a que su portada fuera censurada por contenido inapropiado.

La gran eclosión como banda se ha visto transformada en 9 discos, el último ‘Crooked Teeth’ (2017) les está llevando a dar una gira mundial que les traerá en concierto también a España.

Una gira que nos llega de la mano de Live Nation y RockZone. ¡Entradas agotadas para Barcelona y a punto de hacerlo en Madrid! ¡No te lo pierdas!

  • 14 de Octubre – Sala Apolo – Barcelona ¡SOLD OUT!
  • 15 de Octubre – La Riviera – Madrid

weblogo