Posts etiquetados ‘primal fear’

primal-fear-barcelona-03.jpg

Noche espectacular la que se presentaba en Barcelona en una de las paradas que PRIMAL FEAR realizaban en nuestro país para celebrar veinte años dedicados al Heavy Metal, acompañados por los míticos RIOT V y toda una promesa europea como EXISTANCE. Un triple cartel que había levantado una enorme expectación prácticamente con el disparo de salida de los giras que se nos avecinan una vez los festivales veraniegos se han quedado atrás.

Desgraciadamente no pudimos llegar a tiempo para ver el show de EXISTANCE aunque por lo que nos contaron algunos compañeros y pudimos escuchar entre el público convencieron y caldearon el ambiente a base de buen Heavy Metal presentando su más reciente (y segundo) disco, “Breaking the Rock”, con Julian Izard al frente de la formación poniendo voz y guitarra a sus composiciones.

Sonaba el tercer tema de RIOT V cuando entrábamos a toda prisa en la sala, que presentaba una entrada espectacular a la que muy poco le faltaría para llegar a colgar el cartel de “sold out”, así que nos quedamos fuera del foso (algo poco habitual en Salamandra disponer de uno) pero fuimos testigos de prácticamente todo el recital que levanto el ánimo, los gritos y los cánticos de todos los asistentes dando buena rienda de su último disco, “Armor of Light”.

Comenzaron muy fuerte con “Victory”, al que le siguieron un buen puñado de temas del heavy metal más clásico con una banda completamente entregada a la que se le veía disfrutar encima del escenario y, como suele ocurrir en estos casos, hacían disfrutar a los que se encontraban debajo de él. “Ride Hard Live Free”, “Bloodstreets”, “Swords and Tequila”, “Warrior” o la que pondría el punto y final, “Thundersteel” provocaron que su vocalista, Todd Michael Hall, se ganara a un público que incluso se planteaba quien debía ser el cabeza de cartel. Toda una victoria.

Y ahora sí, con una puntualidad exquisita saltaron al escenario Ralf Scheepers, Mat Sinner y compañía para dar todo un recital de puro y auténtico Heavy Metal y presentarnos como suenan en directo las canciones de su nueva obra, “Apocalypse”. ¡Y cómo sonaron señores! No es de extrañar que lleven dos décadas pisando los escenarios de toda Europa (y medio mundo) congregando centenares de fans entregados a su música.

Tras la introducción “Apocalypse” comenzaban dispuestos a todo con uno de sus grandes clásicos, “Final Embrace”, que empalmarían sin darnos tregua con otro de sus éxitos como “Chainbreaker” y, ahora sí, una novedad con “Blood, Sweat & Fear”. Es increíble el rango vocal de notas tan altas que es capaz de rugir Scheepers, tan sonriente y activo como siempre echándose a la banda a sus espaldas. “Face the Emptiness”, “Hounds of Justice”, “The Ritual” o “Under Your Spell” sonaban atronadoras, y no vamos a descubrir el recibimiento que siempre tiene “Nuclear Fire” con un estribillo que es ya todo un himno.

La noche avanzaba y el Heavy Metal seguía apoderándose de la ciudad con un quinteto que se maneja como pocos sobre las tablas. “Eye of the Storm”, “King of Madness”, “The End is Near” o ese poderoso medio tiempo que lleva por nombre “When Death Comes Knocking” iban sumando a un repertorio ganador que alternaba con acierto sus composiciones más recientes y algunos de sus grandes éxitos. En estos últimos entra sin duda “Metal is Forever”, con Scheepers llevando su voz al límite y con las guitarras de Beyrodt y Naumann escudándole magistralmente. Sin demasiados alardes técnicos pero con una calidad y una clase que muchos quisieran.

Así llegaríamos al único bis de la velada tras el cual atacaron con la preciosa y extensa “Fighting the Darkness”, quizás una de sus canciones más inspiradas, y, como no, un “Running in the Dust” con ese riff de guitarra tan afilado y esa base rítmica tan poderosa que imprimen el bajo y la batería del señor Sinner y el maestro Jovino, respectivamente. Pocas bandas pueden alzar la bandera del Heavy Metal con la pureza y la honestidad que lo hacen PRIMAL FEAR y eso, los que amamos esta música, lo entendemos y respondemos ante su llamada. Metal is Forever!

Texto y fotos: Lluís “DiMu” García

Fecha y lugar: 5 de Octubre, Salamandra, L’hospitalet, Barcelona

Promotora: Madness Live

weblogo

primal-fear-band-2018-3.jpg

PRIMAL FEAR son heavy, heavy clásico del bueno. Un directo de los alemanes es un seguro de diversión, buena música y grandes himnos como “Metal Is Forever” o temas más recientes que ya forman parte de la historia del Heavy como “The End Is Near”.

Estarán presentando su nuevo disco, “Apocalypse”, en varias ciudades de nuestro país en una gira que no os podéis perder.

Y junto a otra gran leyenda del Heavy norteamericano, como son RIOT V, nos aseguran unas grandiosas noches de metal para todos los fans.

¡Giraza con el mejor Heavy Metal con PRIMAL FEAR y RIOT V!

primalfear_web.jpg

PRIMAL FEAR + Riot V + Existance

Viernes 5 de Octubre, 19:00 hrs.
Sala Salamandra 1 (L’Hospitalet, BCN)
Anticipada: 25€ / Taquilla: 30€
Sábado 6 de Octubre, 19:00 hrs.
Sala Mon (Madrid)
Anticipada: 25€ / Taquilla: 30€
Domingo 7 de Octubre, 19:00 hrs.
Sala Santana 27 (Bilbao)
Anticipada: 25€ / Taquilla: 30€

weblogo

1000x1000-2.jpg

A estas alturas es obvio que hablar de Primal Fear es hacerlo de una de las bandas más sólidas y contundentes del panorama actual del heavy metal, por mucho que no estemos acostumbrados a ver su nombre en lo más alto de los festivales del género o llenar grandes recintos.

Pero ahí están. Unos guerreros del acero que llevan bajo este nombre dos décadas de trabajo insaciable pero que ya eran viejos conocidos antes de meterse en esta andadura. Y es que la veteranía es un grado, y sino que se lo digan a Ralf Scheepers (ex – Gamma Ray), que sonó con mucha fuerza en su día para supliar a Haldford en Judas Priest, o a Mat Sinner (Sinner).

Ya lejos queda su debut con su disco homónimo a finales del pasado siglo, y a pesar de que los tiempos cambian, así como las modas o las tendencias, hay cosas que se mantienen intactas. Y Primal Fear es una de ellas. Y es que si tienes el secreto de la Coca-Cola y esta te funciona para que vas a cambiarlo.

Que nadie espere encontrar en este “Apocalypse”, el duodécimo disco de estudio de los germanos, algo nuevo o que les sorprenda. Ni falta que hace. Lo que tenemos aquí son una serie de nuevos cañonazos de heavy metal de la vieja escuela, con un toque de agresividad y mucha melodía, que vuelve a recoger todos los elementos que mejor definen el sonido de la banda.

Por cierto, no me gustaría comenzar esta crítica sin destacar la espectacular portada que le preside, sin inventar nada nuevo pero reflejando a la perfección la fuerza y la energía que atesoran las composiciones escondidas en su interior. Y pocas formas más épicas hay de comenzar un disco de estas características que con una introducción como “Apocalypse”.

“New Rise” es un autentico cañonazo de heavy metal. Rápido, agresivo y con un estribillo marca de la casa. Una mezcla de los Judas Priest de “Painkiller” y “Jugulator”, con unos riffs de guitarra que no dejan tregua a cargo de sus tres espadas: Alex Beyrodt, Magnus Karlsson y Tom Naumann. Aunque para riff el que nos acompaña durante prácticamente todo “The Ritual”, más denso y oscuro y con la aguda voz de Scheepers poniendo la guinda. Eso sí, vemos la claridad de la luz en un precioso solo de la vieja escuela al más puro estilo power.

El primer sencillo del álbum es el siguiente en sonar bajo el nombre de “King of Madness”. En esta ocasión las revoluciones bajan, otorgándonos algo más de tregua, con una base muy melódica y un estribillo muy resultón. Una de las futuras imprescindibles en sus shows con toda seguridad. Pero tranquilos, que el headbanging está de vuelta con “Blood, Sweat & Fear”, en esa mezcla tan particular que tienen de recoger la intensidad del heavy más clásico (¡esas guitarras!) y las melodías tan netamente power.

La voz de Scheepers aporta un color muy especial a los temas más pausados o incluso a las baladas, y en “Supernova” no es precisamente una excepción. Una estructura increscendo siempre bien escudada por los arreglos de teclados y unas líneas armónicas de guitarra que le añaden una emotividad que abraza los tonos vocales más cálidos. “Hail to the Fear” juega inteligentemente sus cartas, con un compás muy marcado y pesado en el que la base rítmica imprimida por el bajo de Sinner y la batería de Francesco Jovino juegan un papel fundamental, explotando con fuerza y melodía en su efectivo estribillo.

La maquina no se detiene con “Hounds of Justice”, otra de esas canciones que sirvieron de aperitivo al álbum y en la que Scheepers vuelve a demostrar la cantidad de rangos vocales que es capaz de dibujar. Otro puñetazo de metal encima de la mesa. Vuelven a abrazar la velocidad con ese arranque que tanto me recuerda a la mejor versión de Iced Earth y con un estribillo nuevamente de lo más pegadizo, acompañado de unos coros que aportan un punch muy agresivo en contraste con las notas tan altas que su vocalista es capaz de alcanzar.

No os voy a negar lo mucho que disfruto de sus composiciones más extensas, y es que con “Eye of the Storm” me sucede lo mismo que con “We Walk Without Fear” de su anterior trabajo, “Rulebreaker”. Consiguen dar en la tecla para tocar la fibra más sensible, épica y, por que no, sinfónica, de su poderoso heavy metal. Un tema de tempo lento pero seguro, instrumentalmente impecable y vocalmente sobresaliente. De lo mejor del disco sin duda. Y con “Cannonball” ponen punto y final a su nuevo trabajo, a lomos de su vertiente más habitual con la dupla Sinner-Jovino llevando el timón y con las cuerdas Beyrodt-Karlsson-Naumann completamente afiladas para el ritual.

Si os hacéis con la versión deluxe podréis disfrutar de tres canciones más. El primero de ellos es “Fight Against All Evil”, otro de esos cortes a medio tiempo en los que resalta las melodías de la guitarra y su estribillo. “Into the Fire” guarda un similitud más que evidente al “Turbo Lover” de Judas Priest, mientras que “My War is Over” es una preciosa balada de sabor puramente ochentero.

Son muchos los factores que hacen que por mucho que pasen los años la fórmula de Primal Fear no se agote. La producción del propio Mat Sinner hace que la banda suene exactamente como tiene que sonar, con la inimitable y espectacular voz de Ralf Scheepers al frente, y con un trio de guitarras de alto nivel que enriquecen cada una de las composiciones que firman. Si a eso le sumamos el brillante trabajo que realiza en el estudio Jacob Hansen (Amaranthe, Avantasia, Cyhra, Epica, Volbeat, etc.) pues no es de extrañar el resultado final.

Nada más ni nada menos que esto es “Apocalypse”, una nueva demostración del excelente heavy metal que destilan los germanos Primal Fear por todos y cada uno de sus costados y que hará las delicias de toda la legión de fieles seguidores que tienen tras de si. Un nuevo y excelente capítulo que añadir a sus extensas memorias y que en apenas un par de meses tendremos la ocasión de ver como suenan en directo gracias a la gira que pasará por nuestro país.

Nota: 8.5/10

Discografica: Frontiers Music

Texto: Lluís “DiMu” García

primal-fear-band-2018-2.jpg

weblogo

primalfear.jpg

El 10 de Agosto llega el Apocalypse de la mano de PRIMAL FEAR. La máquina alemana del mejor Speed/Power metal lanza su nuevo disco este mismo año y celebra sus 20 años de historia.

Tras el exitoso “Rulebreaker”, que les llevó a una gira como indiscutibles cabezas de cartel donde prácticamente agotaron entradas en todas las fechas por la península, PRIMAL FEAR regresan este próximo mes de Octubre. Y lo hace con discazo mayúsculo bajo el brazo.

Además, es esta esperada gira, se acompañan de RIOT V, que presentan su nuevo disco “Armor Of Light” (27 de Abril de 2018). Los primeros pioneros del Power Metal en USA han regresado más fuertes que nunca y dispuestos, como siempre, a seguir adelante tras la pérdida de Mark Reale.

PRIMAL FEAR son heavy, heavy clásico del bueno. Un directo de los alemanes es un seguro de diversión, buena música y grandes himnos como “Metal Is Forever” o temas más recientes que ya forman parte de la historia del Heavy como “The End Is Near”.

primalfear_web.jpg

Y junto a otra gran leyenda del Heavy norteamericano, como son RIOT V, nos aseguran unas grandiosas noches de metal para todos los fans.

¡Giraza con el mejor Heavy Metal con PRIMAL FEAR y RIOT V!

Viernes 5 de Octubre, 19:00 hrs.
Sala Salamandra 1 (L’Hospitalet, BCN)
Anticipada: 25€ / Taquilla: 30€
Sábado 6 de Octubre, 19:00 hrs.
Sala Mon (Madrid)
Anticipada: 25€ / Taquilla: 30€
Domingo 7 de Octubre, 19:00 hrs.
Sala Santana 27 (Bilbao)
Anticipada: 25€ / Taquilla: 30€
weblogo

primal fear - rle - web

Hablar de PRIMAL FEAR es hablar de HEAVY METAL, así, en mayúsculas, y lleva siendo así desde hace prácticamente veinte años. Lo que comenzara como un proyecto entre Mat Sinner (SINNER) y el vocalista Ralf Scheepers (GAMMA RAY) se ha convertido con el tiempo en uno de los mayores estandartes de la escena metálica. Me pregunto que hubiera pasado si finalmente Scheepers hubiera sido elegido hace un par de décadas el nuevo cantante de JUDAS PRIEST, aunque probablemente estaríamos hablando de otra historia completamente diferente que la que nos atañe. Sea como sea, los germanos vuelven a la carga con un nuevo trabajo de estudio (nada más y nada menos que el undécimo ya) titulado “Rulebreaker”.

Como no podría ser de otra forma, el álbum arranca con fuerza, mucha fuerza, con “Angel of Mercy”, un trallazo puramente metalero, repleto de clichés si queréis, heredado directamente de la esencia clásica de JUDAS PRIEST o ACCEPT. Seguidamente atacan con “The End is Near”, tema que fuera presentación en forma de vídeo como anticipo del trabajo que nos ocupa. Estribillo pegadizo, potente, que ayudara a levantar el puño bien alto en sus próximos shows. Si además le sumamos el breve pero talentoso solo de guitarra ya lo tenemos todo. “Bullets and Tears” nos trae la vena más melódica de los alemanes, con esa línea inicial de guitarra que podría haber firmado Mr. Kai Hansen y sus GAMMA RAY, y que gracias a la voz de Scheepers recuerda a los primeros trabajos que ambos firmaron juntos hace ya prácticamente toda una vida de Power Metal.

Turno para el corte que da titulo al disco, “Rulebreaker”, con esa base tan típica de la banda y uno de los estribillos made in, sin inventar nada pero teniendo muy claro lo que hacen y lo que quieren hacer. Algo que los fansagradecen, y es que si una cosa les sobra a estos chicos es honestidad musical. “In Metal We Trust” funciona como un tiro, o mejor dicho un trueno, y se convertirá por derecho propio en uno de los iconos presentes y futuros de sus repertorios. Uno de esos hits que reconoces a la primera escucha y en los que Scheepers da un nuevo recital con su aguda voz de cómo se ejecuta con la garganta Heavy Metal. Pero sin duda alguna mi momento favorito del disco llega con “We Walk Withour Fear”, casi once ambiciosos minutos que contienen melodía, intensidad, pausados pasajes, un brillante estribillo, y unas guitarras estelares a cargo del trio Magnus Karlsson (¡Una bestia!), Tom Naumann y Alex Beyrodt. Si algo le sobra a este corte es talento, y eso es algo que nunca está de más.

La batería de Francesco Jovino nos marca los primeros compases de “At War With the World”, en el que el bajo de Sinner marca la línea del corte. De nuevo más cerca del Power Metal que del Heavy Metal, nos trae esa portentosa mezcla que los alemanes dominan como nadie. Por contra, “The Devil in Me” nos recuerda a ese Metal de la vieja escuela, denso, pesado, aunque sin perder un ápice de su personalidad. Da la sensación de que podrían tocar todas y cada una de las nuevas canciones del tirón y serían entusiastamente recibidas por su público. El efecto JUDAS PRIEST vuelve a golpear con fuerza en “Constant Heart” con esos riffs tan afilados y la voz de Scheepers llevada al límite desde el inicio, con ese agudo tan característico para encender la mecha, que se repite con constancia en el simple pero efectivo estribillo. Más de lo mismo pero de un nivel de calidad que ya le gustaría a muchas vacas sagradas del género. Así que poco o nada se les puede reprochar.

Hacia al final del álbum nos llega otro de esos clímax de piel de gallina con “The Sky is Burning -1”, corte cocinado a fuego lento, que va ganando fuerza hasta llegar a la explosión de energía de su estribillo en el que las guitarras brillan con luz propia arropando la cálida voz de Scheepers. “Raving Mad” cierra “Rulebreaker” prácticamente de la misma forma con la que arrancaba. Heavy Metal de quilates, riff poderoso, agudos al límite, y la dupla Sinner-Jovino marcando el tempo. Resulta fácil escribir sobre lo nuevo de PRIMAL FEAR, especialmente si te gusta el estilo de los germanos, ya que es un disco disfrutable desde el primer al último minuto, sin decaer en ningún momento. No nos engañemos, muchos les criticarán de repetirse a si mismos, ser un clon de bandas clásicas o ser demasiado trues, pero eso es algo ya sobradamente conocido por todos nosotros. Y francamente, el Heavy Metal cuando nace desde la honestidad y con la calidad de estos músicos, el resultado ha de ser por fuerza tan sobresaliente como el que “Rulebreaker” posee en sus entrañas. Y lo mejor de todo es que en un par de meses tendremos la ocasión de comprobarlo en una gira que aterrizará en nuestro país.

Nota: 8.5

primal fear - rle - pctre

cropped-plantilla4