Posts etiquetados ‘razzmatazz 2’

Haggard_Razzmatazz 2_Barcelona_09.JPG

El pasado sábado vivimos en la ciudad condal la primera edición del DAMASK METAL FEST en una sala Razzmatazz 2 que ya a primera hora de la tarda presentaba una notable entrada que fue mejorando con el paso de los minutos. Un evento encabezado por los alemanes HAGGARD, que hace más de una década que no pisaban nuestros escenarios, y acompañados de hasta tres bandas más que formaban un completo cartel para casi todos los gustos dentro del género metálico.

De fiesta con CELTIBEERIAN

Los encargados de abrir fuego fueron CELTIBEERIAN con su folk metal fiestero, su declaración de amor a la cerveza y la intención de convertir aquello en una divertida fiesta. Y vaya si lo consiguieron. Actitud y buen rollo con melodías instrumentales, épica y una riqueza instrumental inyectada por sus violines, gaitas y sonidos celtas. El sonido fue mejorable pero supieron ganarse al respetable.

Nos venían a presentar temas de su último disco, “Deiwos”, bien representado en su repertorio en el que no escatimaron en otros más clásicos que probablemente fueron los que más expectación levantaron. Nos animaron a cantar, a saltar y a levantar nuestros vasos cargados de bebida con “Fear My Beard”, “Looking For Beer” o “The Booze Song”, e incluso se permitieron cierto guiño a nuestro querido Bob Esponja. ¡Así se comienza una fiesta amigos!

La épica de DRAGONLAND

El relevo lo tomarían los suecos DRAGONLAND y su power metal de corte épico que a pesar de que nos tienen algo abandonados en cuanto a lanzamientos se refiere, ya que su último trabajo, “Under The Grey Banner”, se remonta al 2011, nos dejaron más que satisfechos con su velocidad, melodías y energía. Jonas Heidgert, su vocalista, no paro de animar ni un momento y regalarnos todo un repertorio de agudos que se anteponían a un sonido instrumental al que le faltaba un punto de potencia.

Aún así demostraron que tienen un buen puñado de temas con los que satisfacer a un público ansioso de power con temas como “A Thousand Towers White”, “Supernova” o “Cassiopeia”, cerrando su aproximadamente una hora de actuación con una versión que todos reconocimos sin problema, “The Neverending Story”. ¿Quién no ha crecido con esa melodía? Como dato curioso destacar que había algún despistado que no se había enterado del cambio de orden en el cartel y se perdieron a nuestro representante nacional del festival. Una pena.

Reina la oscuridad de DRACONIAN

No nos movíamos de las tierras suecas pero cambiamos completamente de registro aminorando la velocidad y aumentando la intensidad con el doom gothic metal de DRACONIAN. Nada que reprochar a la banda pero quizás el cambio fue algo brusco para algunos de los allí presentes, con unos ritmos más densos, gélidos y profundos, comandados por los registros guturales de Anders Jacobsson y el toque femenino y melódico de Heike Langhans.

Su última obra, “Sovren” tuvo un peso muy importante en el set con temas como “Stellar Tombs” o “Heavy Lies The Crown”, cerrando la actuación con “Dishearten”, pero hubo tiempo para realizar paradas a lo largo de su discografía con cortes como “The Last Hour Of Ancient Sunlight” o “Bloodflower”. El sonido general seguía presentando algunos problemas técnicos que no pudieron, eso sí, eclipsar lo que estaba siendo una notable primera edición del evento.

Sabor neoclásico a cargo de HAGGARD

Y llegó el momento de los protagonistas de la noche, con HAGGARD subidos al escenario, aunque tuvieron que retrasar considerablemente su show por unos problemas técnicos que se negaban a abandonar su suerte. Eso sí, Assis Nasseri, su frontman tiró de buen humor y paciencia y nos amenizó la espera con algunos guiños de guitarra al “One” de METALLICA para que el ánimo de la audiencia no se viera resentido, acompañado de un buen puñado de músicos con violines, flautas o teclados poblando prácticamente la totalidad del escenario.

Arrancaron en formato acústico al compás de “A Midnight Gathering” que empalmaron con “Of A Might Divine”, poniendo de manifiesto su amor por los ritmos barrocos y sabor clásico que se fundían con la fuerza y energía propia del metal. Un duelo de metal sinfónico entre guitarras y cuartetos de cuerda que tanta personalidad imprimen a su sonido dejándonos por el camino algunos de sus temas más clásicos como “Tales Of Ithiria”, “Upon Fallen Autumn Leaves” o un “The Final Victory” que fue gratamente recibido por un público que le echaba de menos por estas tierras.

El retraso provocó que tuvieran que acortar levemente su repertorio pero los alemanes aún tuvieron tiempo de regalarnos un tema como “Seven From Afar”, el cual formará parte de su próximo trabajo de estudio titulado “Grimm” y que, como su nombre indica, estará inspirado en las célebres historias de tales hermanos. El punto y final lo pusieron con “Per Aspera Ad Astra”, sin duda uno de los momentos más álgidos de su actuación, que subo a poco por culpa de los problemas técnicos que sufrimos gran parte de la velada y que dejó algo insatisfechos a su público.

No es facil emprender la aventura de organizar un festival en nuestro país, por pequeño que sea, pero esta primera edición del DAMASK METAL FEST aprobó con buena nota gracias a un cartel de lo más variado repleto de calidad que supo congregar a centenares de aficionados a los diversos géneros del metal. ¿A mejorar? Sin duda alguna el sonido general, algo de lo que estamos convencidos de que sus organizadores habrán tomado nota para una, esperemos, segunda edición que vuelva a congregar un buen puñado de nombres a su cartel. ¡Hasta la próxima edición!

Texto y fotos: Lluís “DiMu” García

Fecha y lugar: 3 de Noviembre, Sala Razzmatazz 2, Barcelona

Promotora: Damask Events

weblogo

Anuncios

Kataklysm_Razzmatazz 2_Barcelona_01.JPG

Una de las giras más importantes de metal extremo llegaba a nuestro país en una fecha de lo más adecuada para brindarnos el mejor death metal del mundo, entre Halloween y el día de los muertos, o lo que es lo mismo, el día de todos los santos. La alianza de los canadienses KATAKLYSM con los suecos HIPOCRISY para realizar de forma conjunta un tour que, lógicamente, había levantando mucha expectación entre los seguidores del género y para el que la céntrica Razzmatazz 2 presentaba una más que notable entrada.

Los encargados de abrir la velada fueron los alemanes THE SPIRIT, que a pesar de su juventud no desentonaron en absoluto en el cartel y aprovecharon debidamente la oportunidad de compartir escenario con dos de los nombres más representativos del género. Death metal de tintes melódicos e influencias black que fueron cuajando entre una audiencia algo fría pero que poco a poco se iba entonando conscientes de lo que estaba por llegar.

Con un juego de luces afín a su estilo musical pero que prácticamente impedía que pudiéramos distinguir sus caras y con un sonido algo deficiente nos hicieron una gran representación de su único disco hasta la fecha, “Sounds from the Vortex”, con temas como el que le da título, “Cosmic Fear” o “Illuminate the Night Sky”. Un buen aperitivo ideal para ir abriendo boca.

Siguiendo con una puntualidad extraordinaria saltarían a escena los legendarios HYPOCRISY, volviendo a las andadas tras una pequeña ausencia, algo que se noto en una sala que se iba llenando para ver a uno de los más esperados de la noche. “Fracture Millennium” supuso el cañonazo de salida con su frontman Peter Tägtgren arengando al respetable con un setlist que hizo paradas en prácticamente todas su sobras recorriendo dos décadas del mejor death metal melódico.

Siguieron derrochando energía en forma de trallazos como “Valley of the Damned”, “End of Disclosure”, “Adjusting the Sun” o “Eraser”, con ese riff tan característico y en el que Tägtgren reclamó la colaboración del público para su estribillo. Deseo concedido. Tras este momento se marcaron un pequeño medley con cortes como “Pleasure of Molestation” y “Osculum Obscenum” en los que la base rítmica formada por Mikael Hedlund y Horgh, al bajo y la batería respectivamente, sonaban cual apisonadora metálica.

Sin apenas un segundo de descanso encadenaron una muy celebrada “Fire in the Sky” con “Killing Art” y “War-Path” entre muestras de headbanging y crowdsurfing que ponían de manifiesto la comunión entre banda y público. Todo un festival de metal extremo que seguía increscendo al ritmo de “The Final Chapter” que poco a poco iba anunciando el final entre poderosos riffs ejecutados por Tomas Elofsson siempre con la complicidad de Tägtgren, cuya voz también sonaba a la altura de sus mejores tiempos.

Comenzó a retumbar por los altavoces la introducción “The Gathering” que derivó en una “Roswell 47” agridulce que marcaba el final de un concierto muy potente e intenso pero que a pesar de su algo más de una hora supo a poco a los centenares de seguidores que se quedaron con ganas de más. Y es que HYPOCRISY dieron toda una lección de death metal melódico y se ganaron a los suyos una vez más. Ojalá esta vez no haya que esperar tanto para verles por nuestras tierras.

Y ahora sí, cuando estaban a punto de tocar las diez de la noche saltaron al escenario KATAKLYSM para presentarnos su último trabajo, “Meditations”, entre pinceladas de un cuarto de siglo dedicado al death metal. Arrancaron con fuerza al compás de “Narcissist” a la que le siguieron “The Black Sheep” y “Fire”, en toda una demostración de músculo y contundencia sonora coronada por la brutalidad vocal de Maurizio Iacono, moviéndose de un lado al otro del escenario y parando tan solo para dejarse el cuello a base de headbanging, algo que imitaría un público totalmente entregado.

No daban tregua con “Thy Serpents Tongue” y “10 Seconds from the End” que, a petición de la banda, provocó un circle pit como mandaba los cánones y que fue agradecido por los músicos. Aquello se convirtió definitivamente en una olla a presión con “Guillotine”, durante la cual veíamos gente surfear por encima de las cabezas de las primeras filas antes de llegar a “As I Slither” entre cervezas gentileza de la banda, metal de lo más contundente y un buen rollo increíble que se respiraba a lo largo y ancho del recinto.

En “Crippled and Broken” Iacono seguiría animando a la audiencia que no le defraudaría dejando bien claro la química existente entre ambos estamentos, músicos y público, y “Outsiders” sería otra buena prueba de ello. Otra más. Dagenais a la guitarra y Barbe al bajo al frente del escenario repartían violencia en forma de metal a la que los suyos respondían con más circle pits y cuerpos voladores, con una batería que empujaba con fuerza toda la maquinaria de los canadienses. ¿Queréis un ejemplo de ello? “In Shadows & Dust”. No hay más comentarios.

Llegábamos a la parte final del concierto y de la noche al ritmo de “…And Then I Saw Blood”, con ya toda la carne en el asador y las cervicales del respetable comenzando a pedir clemencia. Pero aún quedaban un par de balas en la recámara como “Like Animals” (no hay mejor descripción posible para lo que allí se estaba viviendo) y “At the Edge of the World”, que pondría el punto y final a una de esas noches que se van a recordar durante mucho tiempo entre los aficionados a los sonidos más extremos del metal. ¡Hasta pronto HYPOCRISY!

Texto y fotos: Lluís “DiMu” García

Fecha y lugar: 1 de Noviembre, Sala Razzmatazz 2, Barcelona

Promotora: RockNRock

weblogo

watain2018.jpg

En unos días seremos testigos de la violencia que sólo un show de WATAIN puede transmitir. Sangre, blasfemia y oscurantismo encuentran su nicho dentro de Watain, y Erik Danielsson es su encarnación. Su directo no es apto para escrupulosos y temerosos a la sangre.

La banda presentará “Trident Wolf Eclipse”, su último disco es simple y llanamente Black Metal de extrema crudeza en estado puro.

Les acompañan en esta brutal gira ROTTING CHRIST, la única banda griega que ha sabido superar el paso del tiempo y celebra ya sus tres décadas de historia.

Abrirán los shows PROFANATICA, otra intensa banda del más puro y desgarrador black metal llegado desde Estados Unidos.

watain_web.jpg

Si te gusta el Black Metal, y sobre todo, quieres disfrutar de una noche donde la sangre y las vísceras harán acto de presencia sobre el escenario, esta es tu gira.

WATAIN + Rotting Christ + Profanatica

Miércoles 14 de Noviembre, 19:00 hrs.
Sala Razzmatazz 2 (Barcelona)
Anticipada:  25€ / Taquilla: 30€
Jueves 15 de Noviembre, 19:00 hrs.
Sala Shoko (Madrid)
Anticipada:  25€ / Taquilla: 30€

weblogo

haggard-turkiyeye-geliyor-3-konser,EIw395vhmkSRsZHGchXspw.jpg

HAGGARD encabezará el cartel de la primera edición del Damask Metal Fest.

Después de 11 años sin actuar en Barcelona, HAGGARD actuará en la sala Razzmatazz 2.

HAGGARD es una banda alemana de metal sinfónico con una larga trayectoria musical desde sus inicios en 1989 y con varios álbumes y DVD grabados en directo.

Podrás disfrutar de su show donde habrá 14 artistas en el escenario, incluyendo violinistas, violonchelistas, pianista y varios instrumentos de viento.

El cartel de la primera edición del festival queda cerrado con los siguientes grupos:

HAGGARD, Draconian, Dragonland y Celtibeerian.

¿Qué os parece el cartel?

https://entradium.com/entr…/damask-metal-fest-barcelona-2018

44361916_1977180222305014_6391211614791532544_n.jpg

A continuación tenéis los horarios del festival:

17:30h > Apertura de puertas
18:00h > Dragonland
19:15h > Celtibeerian
20:15h > Draconian
21:30h > Haggard

*Horarios sujetos a modificación*

¡No te pierdas éste espectáculo! ¡Además pronto podréis adquirir la camiseta oficial del festival y recogerla el taquilla el mismo día del evento!

¡Entradas a la venta!

weblogo

KF_Amorphis_PosterA1.eps

Octubre es tradicionalmente uno de esos meses que abren la veda de la nueva temporada de conciertos una vez superada la época veraniega de los cada día más numerosos festivales que se dan cita a lo largo y ancho de nuestro país y en toda Europa, y si apenas una noche antes pudimos disfrutar en la ciudad condal de todo un recital de heavy metal esta vez era el turno para una apuesta más sinfónica del género con Kamelot como grandes protagonistas, como ya hicieran en la pasada edición del Leyendas del Rock.

Leave’s Eyes y su pegadizo espíritu vikino

Apenas pasaban unos minutos sobre las siete de la tarde cuando una legión vikinga invadía el escenario como telón de fondo a la aparición de Leave’s Eyes, encargados de abrir la veda con su metal sinfónico de tintes góticos y espíritu folk, tras la cancelación de sus últimas fechas y con la presencia de Elina Siirala como vocalista como gran atractivo tras la salida de la formación hace un par de años de Liv Kristine.

Como era de esperar el set se basó prácticamente a la par en sus dos últimas obras, “King of Kings” y “Sing of the Dragonhead”, éste último ya con Elina en sus filas. Precisamente el tema que da título a éste abriría un show muy entretenido, con una puesta en escena en la que Alexander Krull tiraría del carro al compás de su registro vocal gutural como perfecto contrapunto a la cálida voz de Elina, animando ambos a un público con ganas de saltar y cantar y al que engancharon fácilmente con sus melodías más pegadizas.

Necesitaron poco más de media hora para hacer disfrutar a los suyos, sirviendo a su vez de entretenido aperitivo para el resto de la audiencia que ya a estas alturas presentaba una más que notable entrada, al ritmo de canciones como “Swords in Rock”, “Riders on the Wind”, “Hell to the Heavens” (la única concesión del repertorio que no pertenece a sus dos últimos discos), “Beowulf” o una “Blazing Waters” que pondría el punto y final. Convencieron, divirtieron y probablemente ganarían un puñado de nuevos fans aunque, personalmente, sigo sin empatizar demasiado con su estilo ni sus obras más recientes.

Exhibición de talento a cargo de Opera Magna

Los valencianos Opera Magna serían los siguientes en seguir caldeando el ambiente para el plato fuerte de la velada, a base de un power metal de lo más sinfónico y técnico que les ha llevado a ser co-protagonistas de un tour como el que nos ocupa. En ese sentido poco se le puede reprochar aunque es cierto que un sonido excesivamente alto y por momentos congestionado deslució parte de su actuación.

Sobra decir la calidad que atesora a la voz José Vicente Broseta, todo un portento de registros agudos, aunque quizás pecó en exceso de un abuso de sus tonos más altos y notas sostenidas, siendo, por otra parte, todo un sello en su faceta como vocalista. Francisco Javier Nula se marcó todo un recital de solos de guitarra plagados de velocidad y virtuosismo, siempre bien acompañado por el resto de músicos que le arropan y que forman una banda con un potencial increíble como ya han demostrado en sus recientes dos actos de sus discos “Del Amor y Otros Demonios”.

El arranque lo firmaría “Rojo Escarlata” aunque tendrían tiempo para repasar su discografía con canciones como “El Pozo y el Péndulo” o la mítica “Horizontes de Gloria”, logrando una buena conexión con el público con Broseta animando y haciendo partícipe a los que allí nos dábamos cita. Cerrarían con “La Herida”, una nueva demostración del talento que fluye por su música y haciendo protagonista al respetable durante su estribillo, dejando claro su buen estado de forma y que son una de las apuestas del heavy metal nacional sin ningún tipo de dudas.

Kamelot, elegancia sinfónica

Y ahora sí, con una puntualidad exquisita y con la marcha del Rey Arturo como introducción saltaban al escenario los grandes protagonistas de la noche, Kamelot. Presentaban nuevo disco, “The Shadow Theory”, nuevo batería y una increíble Lauren Hart como segunda voz que, no en vano, tuvo menos presencia tanto escénica como vocal de la que me hubiera gustado. Pero poco más le podemos reprochar al show, siempre solvente y efectivo, de la banda.

Resulta curioso ver como su anterior disco de estudio, “Haven”, tiene incluso más peso que su última obra, estando, eso sí, prácticamente a la par en cuanto a su presencia en el repertorio del quinteto. Eso sí, que no cunda el pánico que no faltaron grandes clásicos de su dilatada discografía con un Tommy Karevik impecable que ha sabido recoger el difícil testigo de Roy Khan y que dejó buena muestra de su talento en la propia “Phantom Divine (Shadow Empire)”, “Rule the World” o “Iinsomina” que significaron el pistoletazo de salida del show.

Poco a poco iban cayendo los temas como “The Great Pandemonium”, la mítica “When the Lights are Down”, “End of Innocence”, “Veil of Elysium” o una preciosa “Here’s to the Fall” en la que la melódica voz de Karevik apenas fue arropada por las teclas de Oliver Palotai. Seguía la fiesta con “Ravenlight”, la potente “March of Mephisto” en la que Hart ponía el color más agresivo durante su estribillo, una muy celebrada “Karma” o una “Amnesiac” que serviría de preludio al solo de teclado y de batería que protagonizarían Palotai y Alex Landenburg. Es de agradecer una duración más que correcta, algo de lo que deberían tomar nota muchas otras bandas de heavy metal.

Volverían al completo con fuerza al compás de “Sacrimony (Angel of Afterlife), nuevamente con Hart como estrella invitada y con Sean Tibbets tan activo como en él es costumbre y espectacular al bajo agitando enérgicamente sus extensas rastas. Le seguiría “Burns to Embrace” antes del primer bis de la noche del que volvieron por todo lo alto al ritmo de la espectacular “Forever”, haciendo más partícipe que nunca a los seguidores que llenaban la céntrica sala de la ciudad, para tras un breve descanso dejarnos extasiados por la agresividad y melodía de “Liar Liar (Wasteland Monarchy)” nuevamente con la dupla Karevik/Hart como grandes protagonistas.

Una gran noche de lo mejor y más variado del metal sinfónico actual la que nos han hecho vivir Kamelot, Opera Magna y Leave’s Eyes, cada uno con su estilo y su forma de entender el género, que ha vestido de gala una sala que ha presentado una entrada digna de las grandes citas. No merecía menos.

Texto: Lluís “DiMu” García

Fecha y lugar: 6 de Octubre, Sala Razzmatazz 2, Barcelona

Promotora: Madness Live

weblogo