Posts etiquetados ‘sonisphere’

DSC00907

Seguimos la segunda parte de la crónica del Sonisphere de Barcelona con el plato fuerte de la jornada: Iron Maiden. Los británicos llegaban a la ciudad condal tras actuar la noche anterior en Madrid, en donde según algunos periodistas y seguidores, “La Doncella de Hierro” estuvo a gran altura pero con un Bruce Dickinson demostrando algunas carencias vocales y una actitud general algo apática. Francamente, desconozco como fue el concierto de la capital, pero creo que no exagero si afirmo que este ha sido uno de los mejores shows que he tenido ocasión de verle a Iron Maiden, con unos músicos dejándose la piel en el escenario, en un estado de forma envidiable a pesar de superar cada uno de ellos el medio siglo de vida (¡Ya quisieran muchos jóvenes tener la vitalidad de estos monstruos!) y, sobretodo, con un setlist ESPECTACULAR, al que poco se le puede achacar salvo algún que otro tema que se echó de menos y/o alguno otro que, a pesar de su calidad, quizás estuvo algo desubicado teniendo en cuenta que se celebraba el “Maiden England” del 88. Fuere como fuere, un espectáculo musical que merece ser vivido almenos una vez en la vida por cualquiera que ame este arte, más allá de sus gustos particulares.

DSC00851DSC00842

DSC00872DSC00840

La canción de UFO “Doctor,Doctor” sonaba en los altavoces del festival con el sol aún presente en el recinto, a pesar de que por suerte ya empezaba a refrescar un poco, sirviendo de preludio a la locura que se desató con los primeros compases de “Moonchild”. La doncella ya estaba aquí y salieron a comerse el mundo desde el primer segundo de su actuación. Un enérgico Bruce Dickison se movía de un lado al otro del escenario con sus característicos gestos y gritos, haciendo vibrar a unos seguidores totalmente entregados a la causa. Un inicio perfecto que fue a más con “Can I Play With Madness”, célebre tema coreado y cantando por todas las voces que allí nos dimos cita. “The Prisioner” fue la primera de las concesiones al álbum “Fear of the Dark”, una canción que raramente tenemos ocasión de disfrutar en vivo y que fue un placer poder disfrutarla tantos años después. “2 Minutes to Midnight” retumbó en la ciudad de Barcelona con un público tremendamente feliz consciente del privilegio que supondría decir poco después: “Yo estuve allí”. A continuación le llegó el turno a “Afraid to Shoot Strangers”, un temazo como la copa de un pino, que quizás dejó un cierto sabor agridulce ya que por el contexto de la gira no hubiera estado de más que ocupara su lugar, por ejemplo, “Infinite Dreams”.

DSC00863 DSC00888

DSC00849DSC00857DSC00914

El más activo y enérgico del grupo sigue siendo Janick Gers, que no para de juguetear con su guitarra y regalarnos mil y una imágenes divertidas, aunque poco le tiene que envidiar Mr. Steve Harris y su bajo, todo un ejemplo de encima de un escenario, recorriendo el escenario de banda a banda y cantando todas y cada una de las canciones. Una leyenda vida del Heavy Metal de la que esperamos seguir gozando muchos años. A todo esto arrancaba “The Trooper” y, como no, una gran explosión de júbilo entre un Sonisphere que, ahora sí, presentaba sin ningún tipo de dudas su mejor entrada, con más de 25.000 almas siendo testigos de lo que significa una experiencia HEAV METAL. Durante el tema Bruce y Janick no paraba de juguetear entre ellos y la bandera inglesa que acompaña a su puesta en escena, y el enfrentamiento entre la mascota de la banda, Eddie, y el propio Janick. ¿Qué decir de “The Number of the Beast”? Simplemente hay que vivirlo. “Phantom of the Opera” pudo ser gozada en directo por una inmensa mayoría de los asistentes que, probablemente, jamás la hemos vivido en un show de “La Doncella” y, también probablemente, nunca lo volveremos a hacer. “Run to the Hills” cabalgó a lomos de puro sonido Heavy Metal y “Wasted Years” contó con un Adrian Smith, algo más discreto que su resto de compañeros como suele ser habitual, apoyando a Bruce en el estribillo de la canción.

DSC00905DSC01021DSC00939

DSC00888DSC00921

Superábamos el hemisferio del show con la llegada de dos de los últimos temas del álbum homenajeado: “Seventh Son of a Seventh Son” y “The Clairvoyant”, dos brillantes piezas musicales que rara vez tiene el respetable ocasión de disfrutar en un concierto de los británicos. Teclados, humo, fuego, Eddie apareciendo en el escenario… ¿Qué más puede pedir cualquier seguidor del grupo? El bueno de Dave Murray seguía sonriendo e iluminando con su simpatía, y talento, el escenario del Sonisphere, doblando y triplicando sus melodias de guitarra junto a sus compañeros Janick y Adrian, mientras Nicko McBrain impulsaba el sonido de la béstia oculto tras su gran y alta batería. Una pena no poder verle mejor porque es todo un espectáculo en si mismo. Pero sigamos con la música, y es que “Fear of the Dark” hizo acto de presencia en un setlist en el que todos la esperábamos, pero que al igual que ocurrió con la canción mencionada anteriormente, curiosamente también del mismo compacto, se la podría haber sustituido por otra menos habitual como “Powerslave” o “Alexander the Great”, por poner dos ejemplos. Aunque no nos engañemos, “Fear of the Dark” es “Fear of the Dark”, ¿no? Y de esta forma llegamos a la imprescindible e inmortal “Iron Maiden”.

DSC00986DSC00944

DSC00997DSC01007

Tras un pequeño y merecido descanso, la intro de “Churchill’s Speech” sirvió de prolegómeno a la excelente “Aces High”, una de esas canciones que un servidor jamás se cansaría de escuchar una y otra vez. ¿Alguien da más? Sí, ellos. “The Evil that Men Do” seguía haciendo las delicias de una audiencia que poco a poco iba siendo consciente de que el show estaba próximo a su final, y es que difícilmente alguien se puede cansar de escuchar canciones de este nivel y de disfrutar de un directo como del que teníamos la enorme suerte de presenciar. “Running Free” nos hizo vibrar junto a la banda por última vez, y es que menos de dos horas junto a un grupo con la carrera y talento que tienen Iron Maiden no son suficientes para dejar saciados de Heavy Metal a ningún seguidor. Aunque lo cierto es que nos hicieron sonreir por última vez, gracias a la despedida que supuso la canción de los Monthy Python “Always Look on the Bright Side of Life”. Un espectáculo mayúsculo del que disfrutaron varias generaciones de fans, de todas las edades, y que demostró una vez más el porque ocupan un lugar privilegiado en la historia de, no solo el Heavy Metal, sino de la música en general. Ojalá nos veamos pronto…

DSC01036DSC01079

DSC01120DSC01075

Antrhax está considerada una de las cuatro grandes el Thrash Metal junto a Metallica, SlayerMegadeth, y para el aquí presente, verles en directo con su formación “clásica” a excepción de Dan Spitz, suponía un gran aliciente, un pequeño sueño de adolescente que se vería cumplido muchos años después, aunque más vale tarde que nunca. Y para ser sinceros la experiencia resultó más que gratificante ya que los americanos nos brindaron un show cañero, muy divertido, y con unas dosis emotivas que llegaron de la mano, y el recuerdo, de dos figuras del género que tristemente nos han abandonado, los guitarristas Dimebag Darell (Pantera) y Jeff Hanneman (Slayer), quienes estuvieron presentes en las lonas que adornaron durante parte de la actuación el escenario. Descansen en paz. El caso es que vivimos un gran show a cargo de un carismático Joey Belladonna a la voz, el gran Scott Ian a la guitarra, un divertido Frank Bello al bajo y el incansable Charlie Benante tras la batería. Lejos han quedado los años de glória de finales de los 80 y comienzos de los 90 con discazos como “Among the Living” o “Persistance of Time”, pero hubo tiempo para sus grandes éxitos, y muchas versiones de dentro y fuera de su “Anthems” que de alguna forma presentaban, y para demostrar que siguen siendo una gran banda encima de un escenario.

DSC01045DSC01052DSC01102

DSC01107DSC01114

La introducción de “Worship” precedió al bombazo de “Among the Living” que levantó los primeros gritos y puños al cielo entre un público a medio camino entre el entusiasmo, escepticismo y cansancio de una larga jornada musical, propia de un festival de estas características. Pero los chicos tenían ganas de fiesta y no iban a consentir que nadie bajara la guardia gracias a temazos como “Caught in a Mosh” o “I am the Law”. Tras “Hymn 1” llegó el turno para la reciente “In the End”, emotiva en su recuerdo a las figuras del Metal citadas anteriormente, y que sirvió de apertivo para la celebrada versión de AC/DC “T.N.T.”. “Indians” y “Got the Time”, su famosa versión de Joe Jackson, fueron otros de los guiños a su pasado, mientras “Fight’ Em ‘Til You Can’t” nos devolvió a su época presente. La cachonda “I’m the Man” se fusionó como el que no quiere la cosa con un corto e intenso solo de batería de Charlie que dió lugar a un pequeño homenaje a Slayer con “Raining Blood”. El fin de fiesta se acercaba y que mejor que su versión de “Antisocial” de Trust para despedirse de forma triunfal de un escenario que nos dejó disfrutar de una gran banda con una actuación de gran nivel aunque quizás algo reducida. Anthrax es una de esas bandas que pueden permitirse el lujo de vivir de su pasado, plagado de grandes canciones, pero que saben dar lo mejor de si mismos en vivo. Un placer.

DSC01165DSC01155

DSC01223DSC01141

El reloj marcaba prácticamente la 1 de la madrugada, cuando con algo de retraso según lo previsto, los californianos Megadeth aparecían sobre las tablas con una puesta en escena bastante cuidada para lo que suele ser habitual en ellos, con unos paneles de luces que ponían imagen a su música. No vamos a descubrir a estas alturas de la película que Dave Mustaine es un tipo peculiar, y que su forma de cantar, tan para él, y su actitud tan especial que puede ser fácilmente tachada de apática, no contribuyen en exceso a que sus actuaciones se conviertan en una fiesta. Pero no nos engañemos, son como nuestro mejor amigo, al que aunque no siempre esté a la altura de lo que esperamos de él, sabemos que tiene un gran potencial y mucho que compartir que nosotros. En el caso que nos ocupa eso se traduce en una cantidad notable de temas que forman parte de la historia del metal y que son una carta ganadora en este tipo de acontecimientos, y es que cuando uno ha firmado canciones como las que compusieron su setlist y tiene el talento instrumental del que gozan todos y cada uno de sus miembros, es casi imposible pensar que nos podemos encontrar ante un mal directo. Quizás decepcionaron a algunos, especialmente a los que menos les conozcan, y quizás sea cierto que no llegaron a entusiasmar a la mayoría de sus fieles seguidores, pero la cosa fue de menos a más y acabo muy arriba, a pesar de lo tarde que era.

DSC01145DSC01197DSC01166

DSC01200DSC01203

“Trust” supuso el arranque de un show que despertó de verdad con ese trallazo llamado “Hangar 18”. La nueva “Kingmaker” nos dejó algo frios a pesar de que no sonó nada mal, pero Dave volvió a subir los decibelios y el griterío del público con “She-Wolf” y los duelos de guitarra entre el rubio vocalista y y ese gran músico llamado Chris Broderick. La preciosa e intensa “A Tout Le Monde”, una excelente “Countdown to Extinction” y “Sweating Bullets” formaron una gran baraja metálica que se vió algo deslucida por una voz de Dave algo eclipsada por la música y un sonido que no fue especialmente brillante, a pesar de la gran labor de David Ellefson y Shawn Drover al mando de la base rítmica con el bajo y la batería respectivamente. “Super Collider” de su nuevo trabajo no acabó de calar demasiado bién entre los asistentes a los que se podía ver en gran parte bastante afectados por el cansancio fruto de las actuaciones anteriores. Por suerte Megadeth supo reponerse del pequeño bajón con tres joyas disparadas a bocajarro una tras otra: “Symphony of Destruction”, “Peace Sells” y “Holy Wars… The Punishment Due”. Así cualquiera. Un colofón final que sirvió para dejar un buen sabor de boca general pero que no fue suficiente para encubrir un show algo agridulce del que se esperaba mucho más. Megadeth son así.

DSC01282DSC01245

DSC01303DSC01315

Casi las dos de la madrugada, practicamente una hora por encima de lo previsto según el horario del festival, no es la mejor hora para saltar a un escenario y hacer vibrar a las masas, y más después de una actuación que había resultado algo desigual dejando a parte del público con un sabor agridulce en los labios y el lógico cansancio que provoca un evento tan intenso como el que nos ocupa. Pero hay que reconocer que el señor Tobias Sammet y su Avantasia salieron a por todas desde el primer segundo, a pesar de remar a contracorriente y supieron ganarse a los más escépticos o desconocedores de la banda. Al resto ya los tenían ganados desde hace mucho tiempo. El caso es que no todos los días tiene uno el placer de disfrutar en un mismo escenario de cantantes del talento de Ronnie Atkins (Pretty Maids), Bob Catley (Magnum), Eric Martin (Mr. Big), Amanda Sommerville o, especialmente, Michael Kiske, el cual levantó oleadas de pasión y entusiasmo entre una audiencia totalmente entregada a él. Y él no defraudó, en absoluto. Y todo comenzó con “Also Sprach Zarathustra”, o lo que es lo mismo, la banda sonora de 2001: Una Odisea del Espacio.

DSC01331DSC01346

DSC01353DSC01385DSC01401

DSC01361DSC01354

“Spectres”, la encargada de abrir el último trabajo de la banda, “The Mystery of Time”, también fue la responsable de abrir el show, con un Tobias Sammet que pisaba por primera vez el escenario para derrochar todo su talento, e interactuar con el público al que le tocaba frotarse un poco los ojos y disponerse a disfrutar del show. Con los primeros acordes de “The Scarecrow” salió de la nada Ronnie Atkins compartiendo voces con Tobias para este auténtico temazo. El ambiente se iba caldeando y las primeras filas comenzaba a presentar el aspecto que la cita se merecía, y con la melódica “The Story Ain’t Over” llegó el turno para Bob Catley. Tras “Prelude” arrancaría “Reach Out for the Light”, uno de los temas insignias de la banda, y uno de los momentos más esperados de la noche, cuando por primera vez, aparecía tras la batería Michael Kiske. Una cascada de talento musical que se vió acompañada de una simpatia y carisma desbordante en sus constantes jugueteos con el bueno de Tobias y el resto de la banda. Uno de los puntos más altos de la jornada que se vió aumentado cuando anunciaron el temás más heavy de la historia, “Breaking Away”, de nuevo con los mismos protagonistas. De piel de gallina. Se les unió Amanda Sommerville, que abandonó su posición de corista para saltar a primer plano y deleitarnos con “Farewell”, en otro de los viajes a aquella fabulosa dupla formada por “The Metal Opera”.

DSC01372DSC01399

DSC01396DSC01392

Tras el huracán Kiske surgió el melódico Eric Martin para acompañar a Tobias con “Dying for an Angel”. Otro de los grandes temas que fue muy bien acogido por el público. A estas alturas ya habíamos visto el desfile de estrellas del rock y el metal que Avantasia nos estaba regalando demostrando que son capaces de cumplir e incluso superar las expectativas que uno puede tener sobre ellos. Un engranaje perfecto de Heavy Metal. “Twisted Mind” supuso el duo vocal entre Ronnie y Eirc, y un pequeño y merecido descanso para Tobias, que les dejó todo el protagonismo escénico para el tema. Con “Lost in Space” el pequeño germano se volvió a reencontrar con el público, esta vez en solitario, y como preludio de la enorme “Shelter from the Rain” que contó con Bob y un, nuevamente esperado, Kiske. Parece obvio que gracias a Avantasia y Unisonic le hemos recuperado para el Heavy Metal o, por lo menos, el Hard Rock, algo que personalmente me llena de felicidad porque resulta injusto no poder disfrutar de su gran voz en un estilo musical que le viene como anillo al dedo. El fin de fiesta metalero vino de la mano de las brillantes “Sign of the Cross” y “The Seven Angels”, fusionadas para desatar el entusiasmo entre sus seguidores y para decirnos adiós. Casi dos horas del mejor Heavy Metal con tintes de Opera Rock del que uno puede disfrutar en vivo, en un show espectacular que supo a poco teniendo en cuenta la duración aproximada de tres horas que suelen tener sus actuaciones. Por suerte, eso sí, fue la primera vez que pudimos disfrutar de ellos en nuestras tierras. Todo un lujo.

Sonisphere españa

Y así, a altísimas horas de la madrugada, se cerraba una excelente edición del Sonisphere en Barcelona que contó con más de 25.000 asistentes y un cartel más que notable. Disfrutar de uno de los mejores conciertos que les recuerdo a Iron Maiden, de los clásicos Anthrax derrochando todo su potencial musical y cachondeo en un setlist casi perfecto, y la primera visita de Avantasia al a ciudad condal, son recuerdos que difícilmente olvidaremos todos los que allí nos dimos cita ese día. Un festival de Heavy Metal abierto a otros estilos rockeros, con bandas emergentes y consagradas, de ayer, hoy y mañana, que cerraba sus puertas en nuestro país a la espera de ver con que nos sorprende, esperamos, el año que viene. Allí estaremos. Podéis leer la primera parte de la crónica aquí.

Texto y fotos: Lluís García @dimutdf

plantilla

DSC00725

Sábado 1 de Junio, Barcelona, clima caluroso y sol resplandeciente sobre la ciudad. Todo preparado y en inmejorables condiciones para disfrutar de una larga y variada jornada de Hard Rock y Heavy Metal de la mano del Festival Sonisphere. A pesar de la lógica poca asistencia de las primeras horas, el evento acabaría reuniendo a más de 25.000 espectadores dispuestos a disfrutar, y damos fe de que fue así, de un excelente festival de Heavy Metal a cargo de varias bandas de talla mundial, y nacional en una de ellas. Y es que a pesar de que la primera parte de la crónica fue casi de notable, lo mejor estaría aún por llegar. Pero comenzemos por el principio.

DSC00664DSC00670

Cuando nos acercábamos al recinto sonaban los acordes de los temas de Voodoo Six, banda de Hard Rock/Heavy Metal inglesa, antiguos amigos y compañeros de Iron Maiden, en la que tocan varios ex-miembros de Dirty Deeds. No podemos decir nada acerca de su actuación, que sirvió como inauguración del Festival, ya que ni siquiera pudimos verles encima del escenario. Una pena. Y así nos encontramos con October File y su post-punk con toques metaleros en un recinto que poco a poco iba cogiendo forma pero que aún distaba mucho de presentar una buena entrada. Temas enérgicos, directos y agresivos con un buen frontman a la cabeza, Ben Hollyer, y que comenzaron a caldear el ambiente de una audiencia hambrienta de música, con canciones como “Crawl” o “Isolation”.

DSC00683DSC00720

DSC00712DSC00713

Tras una corta espera salieron al escenario los americanos Red Fang, con una buena dósis de stoner rock que divirtió mucho al público y con un Parc del Forum que ya comenzaba a avistar un gran aspecto. Una notable actuación con los simpáticos barbudos que integran la banda, y el juego de voces más limpias y más duras, del bajista Aaron Beam y del guitarrista Bryan Giles, respectivamente. Se nota su calidad sobre las tablas gracias a la experiencia que les ha dado el compartir cartel con bandas como Megadeth o Mastodon. “Hank is Dead”, “Throw Up”, “Malverde”, “Wires”, “Into the Eye” y “Prehistoric Dog”, formaron un setlist del que pudimos saborear el sonido que nos ofrecen dentro de un estilo musical que no es demasiado de nuestro gusto, pero que nos hizo pasar un muy buen rato gracias a su actitud y las ganas que le pusieron a su corto y ameno show.

DSC00741DSC00749

DSC00751DSC00743

DSC00752DSC00758

Llegó el turno para la única representación nacional del cartel con Tierra Santa. Los riojanos salieron a escenas con el piloto automático y sin apenas interactuar con la gente, en una actuación que fue de menos a más, en parte gracias a la elección de las canciones finales, y salieron notablemente victoriosos del escenario. Como apunte destacar la no muy acertada decisión por parte de seguridad, e imaginamos que de la organización del evento, de desalojar la zona black circle al finalizar cada show, presumiblemente para llenar la zona mientras los poseedores de las pulseras acreditativas iban llegando al reciento y poder controlar la gente que entraba en dicha zona, algo que no funcionó demasiado bien ya que se pudieron ver a varios asistentes entrar y salir a sus anchas en una zona presumiblemente restringida. Al margen de todo esto, que nada tiene que ver con nuestros protagonistas, la banda de Heavy Metal tuvo tiempo para presentar su último álbum, “Mi Nombre Será Leyenda” con temas como “Más Allá de la Vida” o “Héroe”, aunque alcanzaron su máxima simbiosis con sus seguidores con la interpretación de sus clásicos “Indomable”, “La Sombra de la Bestia”, “La Leyenda del Holandés Errante” y, especialmente, con el fin de fiesta que supuso los coreadísimos “Legendario” y “La Canción del Pirata”. A pesar de su duración, un público no demasiado entregado a ellos y algún que otro desajuste con el sonido, una gran actuación de una banda que poco o nada tiene que envidiar a muchas con repercusión mundial. Una lástima que no ocuperan una mejor posición en la agenda de la jornada.

DSC00759DSC00781

DSC00771DSC00774

La llegada de Newsted al escenario venía precedida de curiosidad y ganas a partes proporcionales de una audiencia que veía como poco a poco se acercaba la hora de los platos fuertes del Festival. El ex- bajista de Metallica nos presentó a su banda y sus temas con regustillo denso y claro al Heavy Metal de bandas como Black SabbathMotörhead, e incluso en algunos riffs al sonido crudo de Metallica, aunque en líneas generales lejos de su propuesta musical. Quizás lo más flojo de la banda sea precisamente la voz del propio Jason Newsted, aunque quizás con un poco más de experiencia al frente de su nueva aventura sea algo que vaya mejorando. El show sirvió para darnos a conocer sus temas “Heroic Dose”, “Soldierhead”, “Godsnake”, “As the Crows Flies”, “Long Time Dead” y “King of the Underdogs”. A continuación sonaron los primeros acordes del célebre “Creeping Death” de Metallica con el que nos dejaron con el sabor en la boca, ya que simplemente se trataba de un preludio para, ahora sí, descargar el clásico “Whiplash” de los de San Francisco que desató el entusiasmo del público. Y aquí pudo acabar por todo lo alto el espectáculo, aunque decidieron aparecer de nuevo sobre el escenario para terminar con otro tema de cosecha propia, “Nocturnus”, en el que la gente ya no demostró el mismo énfasis. Una decisión tan valiente como, personalmente, equivocada.

DSC00803DSC00805

DSC00795DSC00816DSC00826

DSC00812DSC00818

Los suecos Ghost hicieron acto de presencia encima del escenario del Sonisphere y nos obsquiaron con su particular ritual y propuesta musical. Es la primera vez que veíamos a la banda, por la que no sentimos un apego demasiado especial, y el hecho de verles en directo en un recinto enorme, al aire libre y con el sol golpeando sobre los asistentes, no es algo que juegue precisamente a favor de su espectáculo. Aún así, los seguidores del grupo quedaron más que satisfechos, y algunos de los más escépticos quedaron algo más convencidos de sus cualidades, a pesar de que la sensación general que tuvimos es el que de los factores negativos influyeron más que los positivos en la reacción de gran parte del público que acabó algo aburrido. “Infestissumam”, la reciente “Per Aspera ad Inferi”, “Con Clavi Con Dio”, “Prime Mover”, “Stand by Him”, Death Knell” y las notables “Year Zero” y “Ritual”, formaron un setlist de una de esas bandas que llevan el colgadas el cartel de amados u odiadios a partes prácticamente iguales, tanto por su música en si como por su curiosa puesta en escena, de unos músicos enmascarados y con atuendos monjes, y un Papa Emeritus, cual majestad satánica. Quizás el horario y el marco del Festival no fueran los más idóneos para entrar en el clima y la atmósfera que su propuesta requiere. En breve estaremos con el resto, y mejor, de la crónica del Festival.

Texto y fotos: Lluís García @dimutdf

plantilla

Imagen

Ya quedan poco más de tres semanas para la cuarta edición de Sonisphere en España que, por primera vez, tendrá lugar en ciudades diferentes. El viernes, 31 de mayo, en el recinto que se preparará alrededor del Auditorio Miguel Ríos de Rivas Vaciamadrid y el sábado, 1 de junio, en el Párc del Forum de Barcelona.

Diez artistas liderados por los legendarios Iron Maiden y dos de las bandas consideradas dentro de The Big Four, Anthrax y Megadeth, entre otros, visitarán ambas ciudades. Los horarios de actuación serán los mismos en ambos recintos. Se abrirán puertas a las 14.50 de la tarde y Voodoo Six abrirá el festival quince minutos después.

Todos los artistas actuarán en el mismo escenario y no se solaparán conciertos en ningún momento. El escenario principal de ambas ciudades llevará el nombre de Clive Burr, ex batería de Iron Maiden, tristemente fallecido hace un par de meses después de una larga enfermedad. Y también en ambos casos, se acotará un espacio especial en el frontal del escenario para aquellas personas que se hicieron con las entradas Black Circle, que les darán acceso a ver de cerca todos los conciertos.

En Rivas Vaciamadrid, además del escenario Clive Burr, se instalará una carpa de DJs en la que el mejor heavy metal y hard rock sonará a partir de las tres de la madrugada y hasta que el recinto cierre sus puertas a las seis de la mañana. En Barcelona, sin embargo, el recinto cerrará sus puertas al finalizar el concierto de Avantasia. En ambos recintos se podrán encontrar las ya habituales zonas de mercado, con merchandising oficial de los artistas y del festival, además de discos, ropa…

SONISPHERE SPAIN 2013

Viernes, 31 de mayo
MADRID Recinto del Auditorio Miguel Ríos de Rivas Vaciamadrid
Sábado, 1 de junio
BARCELONA Párc del Forum

Horarios para ambas ciudades
14.50 apertura de puertas

ESCENARIO CLIVE BURR
15.05 VOODOO SIX
15.45 OCTOBER FILE
16.25 RED FANG
17.15 TIERRA SANTA
18.10 NEWSTED
19.20 GHOST
20.45 IRON MAIDEN
23.15 ANTHRAX
0.30 MEGADETH
1.45 AVANTASIA
3.00 Fin actuaciones

Sólo en Rivas Vaciamadrid:
CARPA DJs
3.00-6.00 Sonisphere DJs

Precio unitario entrada de día Madrid o entrada de día Barcelona: 59€ + gastos
¡¡AGOTADAS ENTRADAS BLACK CIRCLE EN MADRID Y BARCELONA!!
Venta: es.sonisphere.eu, Red Kutxabank (web y cajeros multiservicio), web Kutxa y Caja Vital, Red Ticketmaster, 902 15 00 25, FNAC, Carrefour, oficinas HalcónViajes, www.atrapalo.com

Más información:
www.ltinews.net
www.facebook.com/lasttourinternational
Twitter: @lasttourint #lasttourint

Imagen

El poderío de los legendarios Iron Maiden sigue intacto. Primero consiguieron agotar todas las entradas para su concierto del 27 de mayo en el BEC! de Barakaldo en tan sólo 10 horas. Pocas horas después, se ha agotaban las entradas Black Circle de la edición de Madrid de SONISPHERE, festival que encabeza la banda británica, y ahora, pocos días después, ocurre lo mismo con las de la edición de Barcelona. Las entradas Black Circle son una tirada limitada de tickets a 90€ + gastos que darán acceso a una zona acotada más cercana al escenario principal del festival en cada ciudad.

Todos estos datos vienen a confirmar la gran expectación con la que se ha recibido la llegada del tour ‘Maiden England‘ a España. El concierto del 27 de mayo supondrá el primer directo de la etapa europea de la gira mundial de la legendaria banda británica y tendrá lugar en el Pabellón 2 del BEC! (Bilbao Exhibition Centre).
Días después de su actuación del lunes, 27 de mayo, IRON MAIDEN encabezarán el cartel de SONISPHERE en Rivas Vaciamadrid (viernes, 31 de mayo) y Barcelona (sábado, 1 de junio). Esta gira nos mostrará a la banda recreando el show escénico que llevaron a cabo en el ‘Seventh Son Tour’ de 1988 e interpretando muchas de las legendarias canciones de aquella gira y del concierto publicado en VHS en 1989 ‘Maiden England’, que precisamente da nombre a este nuevo tour.
Considerados como una de las formaciones de rock más importantes e influyentes de todos los tiempos, Iron Maiden han vendido casi 90 millones de discos en todo el mundo, han ofrecido más de 2.000 conciertos en 58 países diferentes del planeta y han publicado 15 discos de estudio, siendo el último de ellos, ‘The Final Frontier’ (2010), el mayor éxito de ventas de su carrera tras alcanzar el nº 1 en 28 países, incluído España.
SONISPHERE Madrid y Barcelona, las únicas oportunidades para ver a IRON MAIDEN en España
Una vez agotadas todas las entradas del concierto de Barakaldo, las ediciones de Madrid y Barcelona del festival SONISPHERE serán las únicas oportunidades de ver a IRON MAIDEN en nuestro país este 2013. En ambas citas estarán acompañados de otras leyendas del metal como ANTHRAX y MEGADETH y de otros artistas destacados como AVANTASIA, GHOST o NEWSTED, entre otros. Las entradas de día para cada ciudad están a la venta a 59€ + gastos.

SONISPHERE SPAIN 2013

Viernes, 31 de mayo
MADRID Recinto del Auditorio Miguel Ríos de Rivas Vaciamadrid

Sábado, 1 de junio
BARCELONA Párc del Forum

  • IRON MAIDEN
  • ANTHRAX
  • MEGADETH
  • AVANTASIA
  • GHOST
  • NEWSTED
  • TIERRA SANTA
  • OCTOBER FILE
  • RED FANG
  • VOODOO SIX

Precio unitario entrada de día Madrid o entrada de día Barcelona: 59€ + gastos

¡¡AGOTADAS ENTRADAS BLACK CIRCLE EN MADRID Y BARCELONA!!

Venta: es.sonisphere.eu, Red Kutxabank (web y cajeros multiservicio), web Kutxa y Caja Vital, Red Ticketmaster, 902 15 00 25, FNAC, Carrefour, oficinas HalcónViajes, http://www.atrapalo.com.

Más información:
http://www.ltinews.net
http://www.facebook.com/lasttourinternational
Twitter: @lasttourint #lasttourint

Hoy, 25 de marzo de 2013, IRON MAIDEN publican a través de EMI “Maiden England ’88”, un concierto grabado en 1988 que se lanza en los formatos 2DVD, 2CD, 2LP (con edición limitada Picture Disc) y 2DD. Maiden England se grabó los días 27 y 28 de noviembre de 1988 en el NEC de Birmingham, durante la gira mundial Seventh Son of a Seventh Son y se publicó originalmente en formato VHS en noviembre de 1989 y en 1994 en una edición limitada VHS/CD, en la que el CD perdía dos canciones por falta de espacio (Can I Play With Madness Hallowed Be Thy Name) que si estaban en el vídeo. Estas canciones se incluyen en la nueva edición de 2013. El metraje del concierto se amplía ahora para incluir los bises que no aparecían en la versión VHS. El DVD también ofrece extras en el disco 2.
En 2012, Iron Maiden realizó una gira por Inglaterra con todas las entradas vendidas y en 2013 continuará su periplo por Europa, con conciertos como el del 15 de junio en Download Festival, en Donington Park.
El contenido de este lanzamiento es el siguiente:
Disco 1 – “Maiden England ’88”
  • 01. Moonchild
  • 02. The Evil That Men Do
  • 03. The Prisoner
  • 04. Still Life
  • 05. Die With Your Boots On
  • 06. Infinite Dreams
  • 07. Killers
  • 08. Can I Play With Madness
  • 09. Heaven Can Wait
  • 10. Wasted Years
  • 11. The Clairvoyant
  • 12. Seventh Son Of A Seventh Son
  • 13. The Number Of The Beast
  • 14. Hallowed Be Thy Name
  • 15. Iron Maiden
  • 16. Run To The Hills *
  • 17. Running Free *
  • 18. Sanctuary *
* inéditas
Disco 2 – “The History Of Iron Maiden Part 3”
  • 01. The History Of Iron Maiden – Part 3
  • 02. 12 Wasted Years
  • 03. Wasted Years (promo video)
  • 04. Stranger In A Strange Land (promo video)
  • 05. Can I Play With Madness (promo video)
  • 06. The Evil That Men Do (promo video)
  • 07. The Clairvoyant (promo video)


Recordemos las fechas de IRON MAIDEN en nuestro país:
IRON MAIDEN + Voodoo Six
Comienzo de la gira europea ‘Maiden England’

  • Lunes, 27 de mayo, apertura de puertas: 18.00h / Voodoo Six: 19.20h / Iron Maiden: 20.30h
  • BARAKALDO Pabellón 2 del BEC! (Bilbao Exhibition Centre)
  • ¡¡ENTRADAS AGOTADAS!!

SONISPHERE SPAIN 2013

  • Viernes, 31 de mayo
  • MADRID Recinto del Auditorio Miguel Ríos de Rivas Vaciamadrid
  • Sábado, 1 de junio
  • BARCELONA Párc del Forum
  • Apertura de puertas: 15.00h / Comienzo primer concierto: 15.15h
  • IRON MAIDEN
  • ANTHRAX
  • MEGADETH
  • AVANTASIA
  • GHOST
  • NEWSTED
  • TIERRA SANTA
  • OCTOBER FILE
  • RED FANG
  • VOODOO SIX

Precio unitario entrada de día Madrid o entrada de día Barcelona: 54€ + gastos ¡¡OFERTA VIGENTE HASTA EL 20 DE MARZO!!
Precio unitario entrada de día Madrid o Barcelona Black Circle: 90€ + gastos ¡¡ÚLTIMAS ENTRADAS BLACK CIRCLE A LA VENTA!!
Venta: Red Ticketmaster, http://www.ltinews.net, 902 15 00 25, FNAC, Carrefour, oficinas Halcón Viajes, http://www.atrapalo.com
Más información: