Posts etiquetados ‘stravaganzza’

strava02.jpg

Hace ya la friolera de siete años que la banda madrileña STRAVAGANZZA, con Leo Jiménez al frente y Pepe Herrero dando cuerpo y alma a su sonido, se despidieron de nosotros con un cuarto álbum, “Raíces”, tras el cual hubo una ruptura, un tiempo de inflexión o, simplemente, un parón, que todos deseábamos que no fuera definitivo. Y por suerte aquí estamos, una semana después de su regreso en Madrid, a una de las bandas de Heavy Metal más frescas, originales y personales que ha dado nuestro país en los últimos años. Y lo mejor de todo, es que todos podríamos ser testigos del estupendo estado de forma en la que se encuentra la formación, las ganas que había entre el público de volver a tenerles encima de un escenario, con una sala Razzmatazz 2 en Barcelona con una más que notable entrada, y unos músicos preparados para realizar un repaso a los cuatro actos que forman su carrera discográfica, de forma cronológica. Y, como no podría ser de otra forma, un par de sorpresas que llegarían en la parte final del concierto.

El primer acto causó gran sensación entre todos los asistentes, ansiosos de poder escuchar de nuevo temas que hacía mucho tiempo, demasiado, que no sonaba en ninguna sala. Bajo el telón de fondo de un grupo de bailarinas y perfomance varias acompañando a la actuación el grupo, Leo Jiménez conseguía levantar la primera gran ovación de la noche. Comienza el espectáculo y los primeros acordes de “Dios” comienzan a resonar con fuerza en el recinto marcados por el potente compás que marcan la base rítmica formada por el bajo y la batería de Patricio Babasasa y el talentoso y fiel escudero, Carlos Expósito, respectivamente. Uno de los momentos más emocionantes llegarían de la mano de la preciosa “En Soledad Me Lamento”, en la que los acordes de Pepe parecían derramar lágrimas de sangre, como si de un augurio de lo que iba a ocurrir en la ciudad condal apenas unas horas más tarde se tratara. “Mi Tempestad” sería la encarga de poner punto y final a este primer acto.

Haciendo honor al título del segundo disco, y acto, “Sentimientos”, la escenografía parecía acompañar al nombre al que rendían tributo, y “Esperanza” significaba el disparo de salida. Si algo le sobra a esta banda es “Pasión”, y sus primeros y cálidos compases envolvieron con un armónico manto sinfónico al público, totalmente entregado y rendido a los pies de un Leo Jiménez que ejercía de forma pletórica de maestro de ceremonias. “Desilusión”, uno de mis cortes favoritos continuaba erizando la piel de todos los que allí nos reuníamos, con esos intensos y sentidos registros vocales que Leo derrocha en su brillante estribillo. La extensa “Dolor” sería el preludio de “Nostalgia” antes de llegar a una de las canciones, o mejor dicho, versiones, que más célebres hicieron a STRAVAGANZZA a mediados de la pasada década. “Hijo de la Luna” puso, quizás, uno de los momentos más especiales del extenso show, con una audiencia que no dudó un instante en desgañitarse acompañando a la voz de Leo en todos y cada uno de los versos de la canción que tan popular hizo en su día a una de las bandas referentes de este país, MECANO. Creo que el estribillo aún sigue resonando a lo largo y ancho de toda la ciudad, aunque lo que es seguro es que sirvió para dar por cerrado el acto más extenso de todo el concierto.

El tercer acto comenzó por todo lo grande, con la brillante “Deja de Llorar”, otro de los temas más celebrados y coreados de la noche. Sería injustos llegados a este punto, destacar todo el despliegue y acompañamiento del que gozaba la banda, gracias a la labor de Miguel Ontivero a la guitarra, el imponente y majestuoso teclado de Eloy Terrero, el seductor sonido de violín de Sergio Ramírez y los coros de Beatriz Albert, que no hacían otra cosa que otorgar mayor poderío a una actuación de esas que quedan grabadas en la memoria de mucha gente. Con “Grande” sería turno de los breakdownsheadbangings más salvaje, antes de que estallará “Máscara de Seducción”, en donde la preciosa Natalia Barros danzaba al son del compás que le marcaba el corte. El halo gótico de “Requiem” se apoderó de la céntrica sala catalana en la que el grupo de bailarinas que forman la “Danza Rock Metal” escenificaron toda la lírica que forma parte y pone letra a la composición, esquelas en mano. Las suaves caricias del teclado de Eloy se fusionaron con el registro más dulce de Leo para dar por terminado este nuevo tramo, al compás que marca el breve sentir de “Inmortal”.

“Cuestión de Fe” abría el cuarto y último acto, al que le prosiguió una bella y muy escenificada “Sin Amar”, antes de desatar la locura emocional que siempre produce entre los seguidores de la banda un corte como “Impotencia II”. La única diferencia que pudimos vivir con lo ocurrido en Madrid apenas una semana antes, fue que esta vez el encargado de acompañar a las voces a Leo fue Mr. Korpa, en detrimento del habitual vocalista de la banda CUERNOS DE CHIVO, Mero Mero, por cierto, hermano de este. Sea como fuera, puso el punto gutural y más agresivo del tema, en contraposición y como prólogo a la emocional “Un Millón de Sueños”, que trajo de nuevo la calma a un repertorio que ya discurría alrededor de las dos horas. La gente se dejó llevar, y comenzó a corear el nombre de Leo Jiménez, bien alto, de forma muy sincera y sentida, y que éste, en un gran gesto, les invitó a cambiarlo y compartirlo por el de toda la banda. Todo un detalla por parte de una de las voces y personalidades más aplastantes que ha dado el Heavy Metal en nuestro país. “Raíces” cerraba una noche redonda, dando por finalizado un cuarto acto al que daba nombre, entre aplausos y vítores.

Eso sí, nadie se movió de su sitio, ya que como era de esperar, más aún si ya habíamos echado una ojeada al setlist de su concierto presentación en este regreso, la banda volvería al escenario tras un pequeño bis. La sorpresa vino acompañada de la versión de su admirada y querida MÓNICA NARANJO, quien también guarda, no nos olvidemos, una estrecha relación musical con Pepe Herrero. “Desátame” sirvió precisamente para eso, para desatar a un público disfrutando de la fiesta en la que se había convertido este tramo final de la actuación, en la que Leo bordaba cada nota de la complicada y exigente voz de “La Pantera de Figueras”. Lo he dicho siempre, son, probablemente, dos de las mejores voces de las que tenemos suerte disfrutar en este país, y, a nivel personal, me encantaría ver alguna colaboración suya más allá de un simple cover o acompañamiento en alguna actuación como la que pudimos ver en el pasado tour 4.0 de la diva. Pero eso no sería todo, a que CAMILO SESTO tendría su sentido homenaje en “Vivir Así Es Morir De Amor” con el que, ahora sí, STRAVAGANZZA se despidió entre risas, bromas, y caras de plena satisfacción, demostrando que esto no es una simple reunión, sino un golpe de autoridad en la mesa para decir que están aquí para quedarse. Les deseamos un glorioso futuro porque, sinceramente, se lo merecen por lo arriesgado y talentoso de su propuesta. Gracias Leo. Gracias Pepe. Y gracias a todos los que hicisteis posible una velada como ésta.

Texto: Lluís “DiMu” García y Agnès Garcia

Fotos: Agnès Garcia y Lluís “DiMu” García

Fecha y lugar: Sábado 29 de Septiembre, Sala Razzmatazz 2, Barcelona

Promotora: RRS Promo y Eclipse Group Barcelona

weblogo

Stravaganzza.jpg

Después de casi 8 años de espera, estarán por fin actuando el próximo 23 de septiembre en la emblemática sala La Riviera de MADRID y el 30 enRazzmatazz 2 de BARCELONA .

Será un concierto mágico, único e irrepetible con más de dos horas de espectáculo, donde la banda mostrará la esencia más pura, reviviremos momentos muy especiales y añorados y disfrutaremos de la energía renovada de STRAVAGANZZA.

21270945_1414851731938016_235679984467573492_n.jpg

En el escenario de La Riviera, llevarán varios violinistas, bailarinas, performances, una sección de coral y muchas sorpresas.

En el escenario del Razzmatazz 2 también contarán con violinistas, performances y coros.

– Sábado 23 Septiembre @La Riviera, Madrid
– Sábado 30 Septiembre @Razzmatazz2, Barcelona

+ Info:
Stravaganzza en Madrid
Stravaganzza en Barcelona

 

weblogo

21032613_1707031049309033_6324257355088426621_n.jpg

Ya podemos confirmar el primer concierto de “El Regreso” de STRAVAGANZZA. Después de casi 8 años de espera, estaremos por fin actuando el próximo 23 DE SEPTIEMBRE en la emblemática sala “La Riviera” de Madrid. Será un concierto mágico, único e irrepetible donde mostraremos nuestra esencia más pura, reviviremos momentos muy especiales y añorados y disfrutaremos de la energía renovada de Stravaganzza; más fuertes que nunca! En un show apasionante lleno de sorpresas que ya iremos desvelando, y con un importante despliegue de medios visuales, musicales y escénicos. ¡No te lo puedes perder!
Pocos dias despues, el “Fenix” renacido de Stravaganzza aterrizará en Cataluña, para recordar los mejores tiempos de la banda junto a todos sus seguidores y amigos de la zona. Será el SABADO 30 DE SEPTIEMBRE en la sala Razzmatazz 2 de BARCELONA. ¡Os esperamos!

maxresdefault-6.jpg

Precios:
Madrid: Ant. 23 € + gastos de distribución / Taquilla 27 €
Barcelona: ant. 20 € + gastos de distribución / Taquilla 25 €

Puntos de venta:
ONLINE:
www.ticketmaster.es
FISICAS:
Madrid: Escridiscos, Fnac, Diskpol, Carrefour, …
Barcelona: Pentagram, Revolver, Fnac, Carrefour, …

Añadidas más fechas:

21/10/2017 – Sevilla – Sala Custom
Apertura de puertas: 20:00h.
Entradas anticipadas: 20 € (+ gastos de gestión) / Taquilla: 23 €
Puntos de venta: Record Sevilla, Quoth the Raven, Taberna del Dragón Verde y Metaltrip.

25/11/2017 – Valencia – Sala Fussion
Apertura de puertas: 20:00h.
Entradas anticipadas: 21,50 € (+ gastos de gestión)

weblogo

Uno de los mayores talentos y referencias del Heavy Metal de nuestro país, Leo Jiménez, arrancaba en la sala Salamandra de Hospitalet, Barcelona, la gira para presentar su nuevo y más que notable trabajo “Animal Solitario”. Atrás quedaba el proyecto Leo 037 junto a Ix Valeri, con el que compartía protagonismo sobre las tablas, para dar rienda suelta a la béstia que lleva en su interior, muy bien acompañado de unos excelentes músicos y amigos como Antonio Pino (guitarra), Edu Fernández (bajo) y Carlos Expósito (batería). Un show de dos horas en el que desplegaron todo un espectáculo de Heavy Metal duro, potente y directo, en el que no hubo tiempo para las florituras ni los adornos. Pura tralla metalera.

El apoyo y la confianza que le tiene a su “Animal Solitario” quedó obvio en un setlist en el que fueron cayendo una tras otra prácticamente todos los temas que componen el álbum. Así pues no faltaron los singles “Desde Niño”, que abrió el concierto con muchísima energía tras la intro de “Conan, El Bárbaro” y en la que los fans se dejaron la voz en su contagioso estribillo, y “Tu Destino” que sonó en la parte final del show. “Misantropia” y “No Hay Más Canciones Para Ti” sonaron contundentes, los medio tiempos de “Corazón Salvaje” y “Tu Triste Soledad” fueron coreadas por el público y “Vuela Alto” supuso el momento más emotivo de la noche, con una preciosa intensidad increscendo que puso la piel de gallina a más de uno.

Como era de esperar, el grueso del repertorio recayó también en sus temas de la época Leo 037 con representaciones de “Títere con Cabeza” y “Los Fuertes Sobreviven”. Del primero tocaron la clásica “Caminos de Agua” y la imprescindible “Volar”, a las que acompañaron las más duras “Condenado”, “Bébe de Él” y “Huye”, que sonaron brutalmente heavies. Una delicia. Del segundo trabajo cayeron “Mi Otra Mitad”, la caliente “En Tu Habitación” y “Volver”, la cual puso punto y final a una gran velada de Heavy Metal. Obviamente se echó mano de las canciones con la firma del própio Leo, ya sea por un tema de derechos de autor o simplemente por sentirlas más suyas. Opto por lo segundo aunque lo primero pueda tener algo que ver.

Hubo tiempo para echar una mirada atrás en su carrera y en su formación, como la ejecución del clásico de Metallica “Sad But True”, tras un amago unos temas más atrás de que podría sonar “Master of Puppets”, que bien seguro hubiera puesto patas arriba la sala. El guiño a Stravaganzza, banda a la que personalmente echo mucho de menos en la escena metálica actual, vino de la mano de “Impotencia”, uno de sus mejores temas, a las que la voz gutural de Mero Mero de Cuernos de Chivo dotó de aún una mayor contundencia y garra, algo que ya no le falta a la composición en si. Ojalá vuelvan pronto. Ya en la parte final del show sonó “Resurrección” de su etapa en Saratoga, en un derroche vocal del que pocos cantantes pueden presumir. Pudieron ser más, supo a poco, pero resulta difícil saciar todo el hambre de Heavy Metal cuando se disfruta de tanto talento sobre el escenario y con una trayectoria de temas tan importantes a las espaldas.

No hubieron teloneros, ni falta que hizo, en un espectáculo de tres sobresalientes músicos y un Leo Jiménez pletórico en el que con sus dos horas de puro Heavy Metal hicieron entrar en calor de forma instantánea a todos sus seguidores, un grupo de los cuales pudieron disfrutar de “El Fin del Camino” poco antes de que se abrieran las puertas al público, gracias a sus acreditaciones VIP. Un hecho que está en auge y que permite a los fans de los grupos poder acercarse un poco más a sus artistas favoritos. Barcelona tuvo el honor de significar el punto inicial de la gira que llevará a Leo Jiménez y su “Animal Solitario” por todo el país, festivales y centro/sud-América, en una propuesta totalmente metalera en el que no hay espacio para los pequeños sets acústicos a los que nos acostumbraron con su anterior proyecto. Mucha suerte, porque la merecen.

Setlist de Leo Jiménez
Desde Niño
Condenado
Misantropía
Bebe de Él
Caminos de Agua
Corazón Salvaje
Mi Otra Mitad
En Tu Habitación
No Hay Más Canciones Para Ti
Vuela Alto
Impotencia (Stravaganzza)
Huye
Volver
Tu Triste Soledad
Sad But True (Metallica)
Tu Destino
 Resurrección (Saratoga)
Volver

Texto y Fotos: Lluís García @dimutdf
Fotos: Agnès Garcia @NesMonstruita

Nadie duda de que Leo Jiménez es una de las mejores voces de Heavy Metal de nuestro país, un músico inquieto pero seguro de si mismo que necesita plasmar a su manera y con libertad todas las ideas e influencias que pasan por su mente. De esta forma, el ex-Saratoga, ex-Stravaganzza, ex-037/Leo, decidió abandonar el proyecto que unos años atrás el mismo encabezaría junto al guitarrista Ix Valieri (Ángeles del Infierno) para recuperar de nuevo su idea de grupo en solitario y utilizar su propio nombre para futuros proyectos. Así llegamos a este “Animal Solitario”.

Un álbum muy personal, dotado de muchísima fuerza y melodia, en el que los cortes del metal más clásico y más contundente se entremezclan con los medio tiempos que tanto le gusta interpretar y componer al de Fuenlabrada. Es en su ciudad natal precisamente donde ha tenido lugar la grabación, mezcla y masterización del disco en los estudios “La casa de la música studio” a cargo de Anti Horrillo, quien ya lo hiciera anteriormente en sus discos como 037/Leo o el último trabajo de Stravaganzza. Para la ocasión, se ha rodeado de músicos de su plena confianza: Antonio Pino (Ankhara) a la guitarra solista, Edu Fernández (Stravaganzza, Khael, 037/Leo) y Carlos Expósito (Stravaganzza, 037/Leo), encargandose el propio Leo de la guitarra rítimica.

El disco se abre con una intro que no podría tener un título más acertado, “Declaración de Intenciones”, con un minuto de guitarras afiladas, una base rítimica densa y contundente, y una batería increscendo que acaba con un poderoso doble bombo. Un inicio perfecto que se une al segundo single del trabajo, “Desde Niño”, una canción ritmicamente agresiva pero cargada de melodía, alcanzando una gran energía en el puente con una voz de Leo aguda y desgarrada para desembocar en un estribillo muy pegadizo en una línea más Saratoga. Gran tema con una letra puramente Heavy Metal que rinde homenaje a la música y los fans de esta gran família.

Siguiendo en la línea más metalera del álbum nos encontramos con temas como “Tu Destino”, el que fuera la presentación del nuevo trabajo, uno de los mejores cortes sin ningún tipo de duda que representa a la perfección lo que es Leo Jiménez, una béstia musical capaz de crear temas desgarradores, con unos riffs de guitarra que parecen cuchillas, una sólida base rítmica y unos estribillos en los que es imposible no dejarse llevar. Un tema dedicado a alguien en el que el amor no fue recíproco y por extensión dedicado a todos los que hemos vivido ese tipo de situación. El momento más duro lo encontramos con la excelente “No hay más Canciones para ti”, un riff agresivo, una voz de Leo llevada a lo más alto con momentos rasgados y guturales, que de nuevo logra su clímax en un estribillo que funcionará perfectamente en vivo. Mi tema favorito del disco que crea un punto de inflexión en el mismo.

En la parte más clásica tenemos a pegadiza “Misantropía” por partida doble, siendo la segunda ocasión una bonustrack con la colaboración de su amigo Tanke Ruiz a las voces. Una nueva declaración de intenciones en las que Leo expresa su odio hacia toda “esa gentuza que ke nos hace la vida más difícil. Ya hace mucho tiempo ke se perdieron las formas, el honor y la moralidad. Ojalá algún día el ser humano deje de involucionar… Mientras tanto; yo seguiré admirando mucho más a los animales ke a la mayoría de personas”. “Corazón Salvaje” se mueve por la senda del hard-rock con una estructura muy melódica y con un estribillo en el que aún no tengo claro del todo si me gustan o no los coros. El momento con sabor más clásico y quizás más cercano a la etapa Leo/037 del álbum.

Los momentos más pausados, aunque no exentos de intensidad, nos llegan de la mano de “Del Amor al Odio” en un medio tiempo de esos que tanto le gustan a Leo y que sigue por las líricas de la reivindicación personal en contra de esa gentuza a la que hacía referenia anteriormente. Le sigue “Tu Triste Soledad”, preciosa canción con un deje andaluz que le sienta de maravilla. En esa misma línea se encuentra “Que Tendrás”, una versión de la canción del disco “Premonición” de David Bisbal, en la que como bien define Leo “La música es un karamelo kon un envoltorio ke lo kubre. A veces el envoltorio es distinto, pero el karamelo de dentro es igual de bueno. Nunka olvides ke lo importante está en el interior y no en el papel que lo kubre”, en una nueva declaración de intenciones. Cierra el disco la emotiva “Vuela Alto” dedicada a la tristemente fallecida Maria José such Rigla, con un arpegio inicial que recuerda a la balada de Iron Maiden “Wasting Love”.

Este “Animal Solitario” de Leo Jiménez es un disco más que notable, dejando clara la reivindiación tanto musical como lírica de un artista que una vez más da un puñetazo sobre la mesa para demostrar toda su valía. Uno de los mayores talentos musicales que tenemos suerte de tener en nuestro país, y no solamente en lo referente al Heavy Metal, que una vez más demuestra quien y como es. En breve tendremos la oportunidad de ver como funciona este nuevo trabajo y la banda en vivo, en un gira que arrancará este mismo viernes en Barcelona y que le llevará por toda la geografía española. Allí estaremos para vivir en directo la gran energía que desprende esta béstia en su hábitat natural, el escenario.

Nota: 8/10.