Archivos de la categoría ‘POP Crónicas Conciertos’

349253_logo_BARCELONA_1280x700_claim.jpg

Curiosidad y ganas de ver por primera vez en solitario a uno de nuestros personales favoritos de la pasada y aclamada edición de Operación triunfo. El canario Agoney demostró en su paso por el programa poseer una voz portentosa en cuanto a notas mas altas y agudas y a su vez adaptable a otra clase de sonidos mas adaptables. Pero, ¿le haría justicia el directo en una sala de condiciones más austeras? No estábamos dispuestos a perdérnoslo para averiguarlo.

El primer golpe de impresión nos lo encontramos a las puertas de la sala. La nerviosa cola de público da literalmente la vuelta al edificio de la Apolo. No nos creíamos que en la renovada sala [2] fuese a caber tantísima gente, pero así fue. Y debo decir que estuvimos mas que a gusto. La remodelación le ha venido que ni pintada a la sala y pese a haber colgado el cartel de sold out esa misma mañana, pudimos respirar y disfrutar del concierto sin problemas. Eso si, no luchamos por las primeras filas, pues era obviamente tarea imposible.

Tras casi una hora de espera aparece en la pantalla tras el escenario una cuenta atrás con la cara de nuestro triunfito iluminada en neón. Aquello empezaba a oler a producción, y la verdad es que todo el concierto hizo bastante gala de una planificación pensada a lo grande. Los nervios palpitaban entre el respetable, y a diez segundos del inicio la cuenta atrás empezó a corearse en voz alta.

Allí estaba para deleite de los eufóricos fans. Vestido con un look austero y algo menos de eye-liner de lo que acostumbra Agoney nos recibía a golpe de mini medley de Beyoncé y sonrisa sincera. Lo primero que nos llamó la atención fue la falta de una banda de acompañamiento. La música era lanzada directamente desde la mesa de sonido. Tras ver el set list elegido entendemos que era difícil traer a una banda con instrumentistas suficientes para tan variopinto repertorio, pero no podemos negar que nos restó unos puntos de emoción. Sin embargo, pasada la sorpresa inicial nos dejamos encandilar por el buen hacer del artista, que además vino acompañado por viejos conocidos: los cuatro bailarines que le acompañaron en su edición con los que sabemos que ha adquirido buena relación. Y se notaba, pues había una conexión entre todos ellos que aportó muchísima intensidad a los números en que ellos tomaban parte, como este inicio por todo lo alto.

Tras este despegue tan sonado el concierto pasó a términos mas emotivos e íntimos. Aún siendo la voz de Agoney perfecta para la interpretación de temas pop fiesteros, es de mencionar la intensidad que consigue en baladas mas introspectivas y momentos calmados. Nos puso la piel de gallina interpretando temas como “SOS d’un Terrien en détresse”, Libertad, “Never enough”o el magnífico dueto acústico que formó con el pianista Pau Martínez, al que invitó a tocar en el concierto tras quedar prendado por una interpretación que hizo de su single “Quizás”. En este dueto si que, obviamente, intervino un piano, y juntos interpretaron “Si tú no estás aquí” de Rosana y un cacho “Boig per tu” de Sau, interpretada en catalán como detalle para únicamente para su concierto en Barcelona. Sin duda uno de los momentos cumbre de la noche de entre los que quedaban por llegar.

La segunda mitad del concierto desató la fiesta ante un público que pese a estar emocionado y coreando cada letra continuamente, estuvo especialmente estático, desconocemos el porqué.

Sin embargo, esto no fue impedimento para la emoción cuando Agoney interpretaba temas mas movidos como “Sky full of stars”, “Without you” o “Where have you been all my life”, acompañada de numerazo de baile y proyecciones de agitada geometría. Sin embargo, el momento cumbre llegó con la anunciada sorpresa. Alfred García aparecía en escena para interpretar junto a su buen amigo la mágica “Somebody tol ove” de Queen, haciendo explotar al público en absoluta euforia y consiguiendo moverlo sin mayor problema en el puente final antes de la última subida de tono en que ambos demostraron que no tienen problema alguno con las notas más altas.

En términos de emoción y vello de punta las que se llevaron la palma fueron la ya mítica interpretación de “Rise like a Phoenix” y la sorpresa que fue “Love on the brain”, que ganó enteros al estar presente Amaia entre los asistentes. Recordemos que su interpretación le otorgó otro momento de gran reconocimiento en su concurso.

El numero por antonomasia de Agoney, “Eloise”, ponía punto y final a la parte principal del concierto. Gran mérito al conseguir hacer entrar tan ostentosa coreografía en un escenario tan reducido como el de la [2]. No faltó detalle a reconocer por los fans.

Un comunicativo Agoney nos anunciaba la llegada del final en forma de bis. Nos comentaba también que esa misma tarde había acabado en el hospital, ya que llevaba unos días enfermo. El público aplaudió aún con mas fuerza, pues, un concierto totalmente a la altura teniendo en cuenta dichas circunstancias, que de no habérnoslas contado él mismo, no nos hubiésemos dado cuenta.

El punto y final llegó con la esperada “Purple rain”, canción que como sabemos Agoney cantó en el casting y le mereció la entrada en el programa, y finalmente llegó el momento de descubrir si su ingle conservaba la potencia y la frescura en los directos. La respuesta es: si. “Quizás” arrancó al público a bailar y nos dejó con un buen sabor de boca maravilloso para un fin de concierto a la altura de las expectativas.

Como ya he dicho: Agoney tiene todo lo necesario para convertirse en una estrella si encamina bien su carrera. Por el momento la cosa está funcionado como es debido, y estoy seguro que un poco mas de rodaje en los directos le van a convertir en el amo de su escenario. Ojalá su futuro sea tan prometedor como aparenta.

Texto: Titus Ferrer Bellés

Fecha y lugar: 8 de Diciembre, La (2) de Apolo, Barcelona

Promotora: Shows on Demand

weblogo

1518462439_321130_1518463427_sumario_normal

Por fin, tras muchos años de espera, se presentaba en España DEMI LOVATO para presentarnos su nuevo disco, “Tell Me You Love Me”. Después de la cancelación en una pasada edición del Coca-Cola Music Experience de Madrid, la artista confirmaba su nueva gira que, esta vez, tendría parada en las ciudades de Barcelona y Madrid, así que la expectación no podía ser mayor, presentando una excelente entrada que había agotado entradas en el Sant Jordi Club de la ciudad condal.

Sin embargo, antes tendríamos tiempo de escuchar en directo una de las nuevas promesas del pop, JOY., o lo que es lo mismo, el proyecto musical de la joven productora y cantante Singer Olivia McCarthy, que a pesar de ser una gran desconocida para la mayor parte del público que allí se daba cita y tener en el mercado apenas un EP llamado “Six”, se ganó al respetable a base de delicadeza, bellas melodías y mucha simpatía. Una pequeña e íntima muestra de su propuesta musical representada a la perfección por canciones como “Fake It”, “Smoke Too Much” o “Change”. Habrá que seguirle la pista y es que no todos los días la mismísima DEMI LOVATO te cita como una de sus cantantes favoritas.

Y el reloj marcó las diez de la noche cuando las luces se apagaban y los gritos mayoritariamente adolescentes de la sala ensordecían el video en forma de introducción que DEMI LOVATO nos tenía preparado para su show, el cual se dividiría en varios actos con sus correspondientes cambios de look, vestuario y escenario, dispuesta a hacernos vibrar y a que la tan larga espera hubiera merecido la pena.

“You Don’t Do It for Me Anymore” le dejaría sola ante la multitud, demostrando el derroche de voz y talento que atesora, y emocionando a unos seguidores que celebraban cada segundo tenerla tan cerca. El juego sensual, erótico y divertido que acompaña a su música comenzaría con “Daddy Issues”, siempre bien acompañada por sus insuperables bailarines y bailarinas, subiendo la temperatura con “Cool For the Summer” y “Sexy Dirty Love”. Todo un grito a la libertad y elección individual. “Heart Attack” sonó potente, como no podría ser de otra forma, poniendo de manifiesto que sus antiguos hits despertaban auténticas pasiones, seguida por una “Give Your Heart a Break” en la que los asistentes fueron los protagonistas de la Kiss Cam tan popular en Estados Unidos.

35810605_10155702882738526_1863946107734720512_n.jpg

La pegadiza “Confident” sirvió de interludio como paso al siguiente acto, en el que con la única compañía de una cama que centraba el escenario y una guitarra la vocalista de Los Angeles nos emocionaba con “Concentrate” y “Cry Baby”, ésta última acompañada por dos bailarines que completaban su performance. Aún tendríamos tiempo de disfrutar de “Lonely”, con esa fuerza hipnóticamente sexual que despiertan sus canciones, haciéndonos participe de su actuación dejando bien claro que no estaba sola. Para nada.

Cambio de escenario y de estética para atacar con varios featuring en la que se vio sola al micrófono, algo que no fue impedimento para que sus seguidores le acompañaran a la voz y cantaran a pleno pulmón todos y cada uno de sus estribillos, como en los ejemplos de “No Promises” de CHEAT CODES o “Solo” de CLEAN BANDIT. Para cerrar este movido acto nada mejor que la reciente “Échame la Culpa”, que nos puso a todos a mover el esqueleto y que convirtió aquello en una auténtica fiesta, con la presencia virtual en las pantallas de LUIS FONSI, antes de emocionarnos a todos con la preciosa “Warrior”, con una artista pletórica junto a su piano, dejando claro que los problemas vocales que había sufrido días atrás formaban parte del pasado.

Aún así daba cierta sensación de que no iba al límite de sus posibilidades, pero mantuvo el tipo durante todo el concierto y complació a miles de seguidores que abarrotaban el recinto. El fin de fiesta llegó de la mano de los éxitos “Sorry Not Sorry” y “Tell Me You Love Me”, dejándonos satisfechos pero con ganas de más. Ojalá DEMI LOVATO no nos tenga olvidados demasiados años y recupere algunos temas de sus inicios como la cañera “Remember December”o, sobretodo, la emotiva “Skyscraper” que, personalmente, eché tanto de menos. Nos vemos en un futuro no muy lejano, espero.

Texto: Lluís “DiMu” García

Foto: Live Nation

Fecha y lugar: 21 de Junio, Sant Jordi Club, Barcelona

Promotora: Live Nation

weblogo

sleeping-with-sirens_lluís-garcía_barcelona_13.jpg

Primera parada del tour por España de SLEEPING WITH SIRENS, que, en su primera visita a nuestro país, habían conseguido registrar unas más que notables entradas, y que es centenares de adolescentes por fin iban a ser testigos del directo de una de sus bandas favoritas. Obviamente el perfil que podíamos encontrar en el aforo, especialmente en las primeras filas, eran jóvenes de variopintos colores de pelo y marcada temática “emo”, una tendencia que ha ido evolucionando para los que ahora superamos la treintena de edad, y que probablemente para muchos sea su iniciación al mundo del Rock y el Metal. De hecho, puedo dar fe que para gran parte de la audiencia la de esta noche iba a ser su primera experiencia en forma de concierto.

Los australianos CHASE ATLANTIC fueron los primeros en saltar al escenario con su mezcla de pop, rock y sonoridades electrónicas, presentando su disco homónimo con temas como “Okay” o “Drugs & Money”, con los que fueron calentando a los asistentes que poco a poco iban llenando la sala. Aunque les costó romper el hielo poco a poco se fueron ganando el aplauso y la gratitud de más de uno, en un show que fue claramente de menos a más y que serviría perfectamente para caldear el ambiente.

Poco después llegaría el turno de una formación comprendida por tan solo dos miembros, CHAPEL, que sería la propuesta más fresca y original de la noche, gracias a su innegable feeling y la sensación de que realmente estaban disfrutando sobre el escenario, algo que no tardaría en reflejarse en el público. Carter y Kortney, que así se llaman, amenizaron la espera de los más esperados de la velada al ritmo de su disco “Sunday Brunch”. El hecho de que fueran solo dos músicos, uno de ellos a la batería, no les impidió regalarnos divertidas poses, bailes y sonrisas a la sombra de las luces rojos, azules y fucsias que rompían en sus instrumentos. Toda una sorpresa.

Y por fin llegaría el momento que todos esperaban, con SLEEPING WITH SIRENS en lo alto, y con Kellin Quinn y los suyos apostando fuerte por algunos de sus cortes más directos y enérgicos de su álbum “Madness”, como fueron ese primer trio formado por “We Like It Loud”, “Go Go Go” y “Better Off Dead”, que despertaron la locura, gritos y llantos de sus fans más dedicadas. “Empire to Ashes”, “Hole in My Heart” y “One Man Army”, de su última obra, “Gossip”, sirvieron para la llegada de los escasos speeches del líder de la banda y para evidenciar algunos problemas en el volumen y tratamiento de la voz que hicieron que no sonaran del todo excesivamente bien.

Objetivamente hablando no estaba siendo un gran concierto, aunque la banda cumplió con creces y el setlist estuvo bastante bien equilibrado, con temas más clásicos com “Scene Two – Roger Rabbit”, “The Strays” o “Scene One – James Dean & Audrey Hepburn”, que se intercalaban entre lo acústico y lo eléctrico con piezas más recientes como la propia “Gossip”, “Trouble” o uno de sus últimos singles, “Legends”, que sonó francamente bien y que fue coreada por gran parte de la sala.  Además tuvieron tiempo para interpretar “Congratulations”, con un Justin Hills muy activo al bajo y siempre bien escudado por sus guitarras.

Acabaron con tanta potencia como comenzaron, gracias a composiciones como “If You Can’t Hang” y, sobretodo, la rabiosa “Kick Me”, que puso el punto y final a una noche que quizás musicalmente no pasará a la historia, pero que más de un quinceañero guardará en su memoria como un pequeño tesoro. Y es que al fin y al cabo todos hemos pasado por ese momento y en el fondo, no os lo voy a negar, me produce cierta envidia.

Texto y fotos: Lluís “DiMu” García

Fecha y lugar: 30 de Mayo, Sala Razzmatazz 2, Barcelona

Promotora: Bring the Noise / Route Resurrection

weblogo

david-demaría-barcelona-2018-09.jpg

En una industria en la que cada día es más difícil cumplir años y éxitos como es en la musical, es todo un privilegio celebrar dos décadas recorriendo escenarios a lo largo y ancho del país. Y DAVID DEMARÍA lo ha hecho con un trabajo discográfico excelente, muy personal y rodeado de grandes amigos que, además, son grandes músicos. Y así nos encontramos en la presentación en vivo del trabajo en una Sala Barts, en pleno corazón de la ciudad condal, que mostraba un aspecto de lo más notable.

Con las iniciales del artista brillando al fondo del escenario y con los dos números de su aniversario decorando cada extremo del mismo, el jerezano arrancó el show con uno de los grandes clásicos de su carrera discográfica, “La Ciudad Perdida”. Y a partir de ahí fueron muchos los hits que formaron parte del set y que sonaron con la adaptación musical sufrida en su nuevo trabajo de estudio.

Sobran las palabras y las presentaciones cuando hablamos de composiciones como “Si Pudiera”, “Cuando el Río Suena”, “El Callejón del Duende”, “”Guía de Mi Luz” o “El Perfume de la Soledad”, que hicieron las delicias de un buen puñado de seguidores entregados al artista, tanto como él a los suyos, en un despliegue de agradecimientos y piropos mutuos que marcaron la tónica de la velada.

Algunos de los momentos más íntimos de la noche vinieron marcados por canciones que forman parte de la banda sonora de muchos de nosotros como la preciosa “Barcos de Papel”, que sin duda marco un antes y un después en la carrera de David, la emotiva “Pétalos Marchitos” en la que se hecho en falta a un pedazo de artista de este país como es ANTONIO OROZCO,  o esa delicada pieza musical de título “Cada Vez Que Estoy Sin Ti” que, doy fe, hizo llorar a más de uno y de una.

Entre confidencias y reivindicaciones los temas iban cayendo como pinceladas sonoras, en ocasiones alegres, en otras tristes y con petición de mano incluida (y con su correspondiente “Sí, quiero”) tras una inesperada y dedicada “Amores”. “Despertaré Cuando Te Vayas”, una sentida “He Dejado de Creer” (una de mis favoritas de su dilatada carrera como compositor y en ocasiones injustamente olvidada), o una rescatada “Amor Multiplicado por Dos” seguían sumando a un gran repertorio.

Pero como todo lo bueno el concierto tocaba a su fin, no sin antes dejarnos momentos cálidos como “Precisamente Ahora”, marchosos como la nueva versión de “Que Yo No Quiero Problemas” o “Te Conocí”, que supuso al adiós definitivo. Una lástima que el único invitado al evento fuera SHUARMA, vocalista de ELEFANTES, que, eso sí, puso una nota de color especial a una noche que ya de por si lo era. Por muchos años DAVID DEMARÍA y hasta muy pronto, que artistas tan sinceros y valientes como tú, desgraciadamente, hay y quedan muy pocos.

Texto y fotos: Lluís “DiMu” García

Fecha y lugar: 25 de Mayo, Sala Barts, Barcelona

Promotora: The Project

weblogo

Antonio_José-Barcelona-Estribillo_Pegadizo-Lluís_García-07.jpg

El SUITE FESTIVAL de Barcelona nos sigue dejando actuaciones memorables en un marco incomparable como es el Liceo de Barcelona, presentando, una vez más, un sold out en su entrada.

Esta vez le tocaba el turno al artista multiplatino ANTONIO JOSÉ que venía a presentar su exitoso “A Un Milímetro de Tí”, en una gira que le está llevando a llenar recintos a lo largo y ancho de toda la geografía española.

En su actuación no faltaron temas como “Hay Un Mundo”, “Somos”, “A Un Milímetro de Tí” en la que abandonó el escenario para darse un baño de multitudes entre sus fans, “Tú Me Obligaste”, “Respirar de Ti” o “De Qué Manera”, entre muchos otros.

Los próximos en actuar en la presenta edición del SUITE FESTIVAL serán LOVE OF LESBIAN, en una doble cita para la que ya prácticamente han agotado todas las localidades. ¡No te quedes sin la tuya!

Texto y fotos: Lluís “DiMu” García

Fecha y lugar: 30 de Abril, Gran Teatre del Liceu, Barcelona

Promotora: Clipper’s Live/Suite Festival/Universal

weblogo