36 01.jpg

La cita de Metal americano llegaba a la ciudad condal con una mala noticia de la que nos enterábamos apenas unas horas antes del concierto, el cambio de la mediana de las Razzmatazz a la más pequeña de ellas. Algo que obviamente se debía a la pobre venta de entradas del evento y que debería ser un punto de reflexión que haremos al final de esta crónica, y es que parece que el triple cartel encabezado por los míticos 36 CRAZYFISTS no había levantado la expectación esperada.

Lo cierto es que la noche no podía comenzar mejor, y es que ’68 fueron toda una sorpresa para el poco público que allí nos dábamos cita. Un dúo formado por el vocalista Josh Scogin también a la guitarra, y por el batería Nikko Yamada, todo un espectáculo encima del escenario. Con apenas un par de discos y un EP, su mezcla de Punk, Rock y ritmos más alternativos sonaron de lo más refrescante, con títulos tan originales como ellos mismos y una actitud sobre las tablas tan extraña como enérgica e hipnótica. Habrá que seguirles la pista.

No tardarían en darle el relevo sus compatriotas ALL HAIL THE YETI, practicando un Heavy Metal de corte muy americano, con claras influencias de Stoner y Hard Rock, que les dan un sonido muy particular. Su vocalista y frontman Connor Garritty se movía con soltura y fuerza por el pequeño escenario, desgranando temas como “After the Great Fire”, “The Art of Mourning” o “Before the Flames”, con un sonido más en sintonía al grupo principal y congregando poco a poco a una mayor afluencia que aún así no terminaría llenando la sala.

Y con el público quitándose la timidez y cada vez más cerca del escenario saltaron al mismo los protagonistas de la noche, 36 CRAZYFISTS, a los que, por cierto, ya hacía un buen puñado de años que no teníamos de gira por nuestro país. En esta ocasión venían presentándonos su último lanzamiento, “Lanterns”, con el que comenzaron el show con cortes como “Death Eater” o “Wars to Walk Away From”, mezclados con otros más clásicos como “At the End of August” o “The Heart and the Shape”. Brock Lindow tomaba las riendas de la actuación, con su desgarradora a la par que melódica voz, y su presencia escénica de lo más sobria pero imponente.

El concierto seguía adelante, con sus pocos seguidores multiplicándose en entusiasmo y entrega, cantando y moviéndose al ritmo que marcaban temas como “Bloodwork”, “Also Am I” o “Time and Trauma”. Quizás el Nu Metal no esté de plena actualidad, ni mucho menos, pero los guitarrazos de Steve Holt acompañando a la base rítmica que marcaban la batería y el bajo de Kyle Baltus y Mick Whitney, respectivamente, sonaban potentes y rindieron su personal homenaje a ALICE IN CNHAINS con su versión de “We Die Young” antes de despedirse de nosotros con uno de sus temas más emblemáticos, “Slit Wrist Theory”. Como último apunte me gustaría hacer una reflexión en voz alta: Si en España apenas podemos ver discos de Rock y Metal en los primeros puestos de las listas de ventas, y con dificultades llenamos aforos tres o cuatro veces por debajo de otros países europeos, ¿nos puede extrañar que muchos grupos nos dejen fuera de sus tours? Desgraciadamente no…

Texto y fotos: Lluís “DiMu” GS

Fecha y lugar: 31 de enero, Sala Razzmatazz 3, Barcelona

Promotora: Route Resurrection / Bring the Noise

weblogo

Anuncios

comeback 01.jpg

Noche muy interesante la que se presumía en Barcelona con un triplete de bandas repartiendo Hardcore, de menor o mayor calado metálico, dispuestas a dejarse los restos en el escenario. Y su audiencia, que poco a poco fue creciendo, no sería menos con su repertorio de bailes “karatekas”, patadas voladoras y empujones varios. Una fiesta que fue de menos a más para recibir a las estrellas de la velada. Pero vayamos por partes.

Ante una entrada muy pobre salieron a escena BROTHERS TILL WE DIE, una prometedora banda madrileña que ofreció un show potente, contundente, y que dejó bien claro la calidad que atesoran un buen puñado de nuestras bandas patrias. “Hand to Hand”, “Facta Non Verba” o “Agony Loves Me” se intercalaban con curiosos guiños como el de BLACK SABBATH o incluso un particular coverde NICKI MINAJ, en los que resaltó especialmente la voz de un Felipe dejándose la garganta con su grave voz. Quizás el escaso público menguó su actuación, así que esperamos que pronto tengamos ocasión de verles en unas condiciones más favorables.


Los siguientes en aparecer serian los bestiales NASTY, una apisonadora sonora de origen belga que no permitieron un solo segundo de tregua. El tatuado vocalista Matthi no paró de animar al personal, invitándoles a acercarse a las primeras filas, pasándoles el micro y mirándoles a todos con su peculiar mirada tan agresiva. No cabe duda que el tipo impone, y si además le acompañan trallazos como “Forgiveness”, “Shokka” o “Zero Tolerance” nos sobran razones para pasar miedo. No se les puede negar una gran entrega que fue conectando a un público que cada vez veía más cerca el plato estrella de la noche. Si os gustan los registros más agresivos dadles una escucha porque no os decepcionarán.

Y, ahora sí, los canadienses COMEBACK KID se presentaban ante su ansioso público para presentar su último trabajo, “Outsider”, acompañado de todos sus grandes éxitos al ritmo del mejor Punk Hardcore. La energía que se desprendía des del escenario se puso de manifiesto con el primer corte, “Do Yourself a Favor”, y continuaría sin descanso con “Surrender Control”, “G.M. Vincent and I” o False Idols Fall”. Una locura que se percibía entre sus seguidores que no paraban de saltar, cantar y gritar, coreando casta estribillo y disfrutando de lo lindo con temas nuevos como “Somewhere, Somehow”, “Absolute” u otros más clásicos como “Should Know Better”.

Andrew Neufeld seguía agitando el recinto siempre bien escudado por los suyos, en toda una demostración de buen Hardcore con actitud muy Punk, en la que no faltaron “Didn’t Even Mind”, “Die Knowing” o una extasiada “Wake The Dead” que puso punto y final a una actuación que metió la directa des del primer minuto, y en la que fue un placer para un servidor, poco habitual de este tipo de shows, ver como una audiencia que para este final presentaba una entrada más que notable, se dejaba la piel en todos y cada uno de los temas a base de moshpits y bailes de lo más festivos. Una locura.

Texto y fotos: Lluís “DiMu” GS

Fecha y lugar: 30 de enero, Sala Razzmatazz 2, Barcelona

Promotora: Route Resurrection / Bring the Noise / HFMN

weblogo

TONIGHT ALIVE disco.jpg

Los australianos TONIGHT ALIVE vuelven a estar de máxima actualidad gracias al reciente lanzamiento de su nuevo álbum, el cuarto ya, “Underworld”, en el que recuperan aquella energía tan característica que parecían haber perdido (o transformado en nuevas tendencias y sonidos más cinematográficos) en su anterior “Limitless”. Quizás haya sido debido a que no han parado de girar con bandas tan dispares como 3OH!3, BLACK VEIL BRIDES o ALL TIME LOW, o al cambio de discográfica y la vuelta de su anterior productor, Dave Petrovic. Quien sabe, el caso es que los tenemos de vuelta con ganas de dar mucha guerra.

El disco comienza por todo lo alto con “Book Of Love”, un precioso corte que gira alrededor de la deliciosa voz de Jenna McDougall con los sonidos de guitarra y elementos electrónicos de la dupla Whakaio Taahi/Jake Hardy. “Temple”, el que fuera primer single, presenta esos riffs más pesados, oscuros y eléctricos que uno espera de ellos, sin renunciar a las líneas melódicas y los estribillos pegadizos, con mucha pegada. Se mueven como pez en el agua por los pasajes más delicados y emotivos en “Disappear”, gracias al dúo vocal que forman la propia McDougall y la invitada especial, Lynn Gunn de PVRIS. ¿Qué podía salir mal al juntar ambos talentos y unas líneas armónicas encargadas de instrumentalizar sus voces? Efectivamente, nada. Quizás por eso sea su más reciente sencillo.

“The Other” coquetea de nuevo con los efectos electrónicos, siempre sin abandonar su vertiente más eléctrica, con un excelente trabajo vocal de McDougall y un potente estribillo que le hace llegar a su clímax. En la misma línea tenemos “In My Dreams”, que contiene todos los ingredientes para convertirse en otro hit single y sonar con fuerza en las radio fórmulas. El tema más universal de la historia, como es el amor, no podía perderse la cita y ahí encontramos la sensibilidad y acogedoras melodías de “For You”.

“Crack My Heart” es otro de los sencillos que tuvimos ocasión de disfrutar antes de la llegada del álbum. Un tema poderoso, con una buena dosis guitarrera, la voz de Jenna rasgando el estribillo y con la base rítmica de Cameron Adler y Matt Best, al bajo y a la batería, respectivamente, golpeando con firmeza. El Power Pop – Punk Rock que tanto popularizaron hace un puñado de años bandas como PARAMORE está muy presente en “Just For Now”, con un compás pausado pero enérgico, y una línea vocal que se mueve en variadas tesituras para enriquecer el conjunto. No bajan un ápice ni la intensidad ni la calidad del compacto con “Burning On”, marcada por un patrón similar al descrito anteriormente, y con un plus de sensualidad que los músicos saben ejecutar para arropar la voz de su carismática líder, algo que también nos serviría para describir ese hímnico y esperanzador “Waiting For The End”.

TONIGHT ALIVE banda.jpg

Nos siguen engatusando a base de preciosas, delicadas y pegadizas melodías con “Last Light”, en el que el sonido me recuerda a los mejores THIRTY SECONDS TO MARS, con la aguda voz de Jenna alzándose con prácticamente todo el protagonismo. Llegó el momento de apagar las luces y encender los mecheros (o velas, o móviles, lo que tengáis más a mano), con la deliciosa “Looking For Heaven” en la que tan solo una profunda y emotiva voz, acompañada de un piano que le ponga una nota de color, son más que suficientes para emocionarnos. Algo que, visto lo visto, se les da de fábula. Es probable que cuando uno se enfrenta a una colaboración con un músico como Corey Taylor por su cabeza ronde ritmos más contundentes que el que encontramos en “My Underworld”, pero no cabe duda de que el punto y final del álbum viene marcado por un medio tiempo de lo más emocional. Al fin y al cabo hablamos de un vocalista que ha puesto voz a cortes tan intensos como “Vermilion Pt. 2” o Snuff” en SLIPKNOT, y “Bother” o “Through Glass” en STONE SOUR. Ahí es nada.

Siempre resulta gratificante recuperar la fe en una banda con la que te habías llevado alguna pequeña decepción y parecía condenada a quedarse en tu camino de lista de reproducciones. Y con TONIGHT ALIVE y este “Underworld” hay una gran cantidad de buenas razones, trece concretamente, para disfrutar de grandes composiciones de Power Pop Rock. Si aún no conocéis a estos chicos de Sydney, este es un buen momento y un gran trabajo para poneros al día. Aún estamos solamente en febrero, pero probablemente estamos ante uno de los discos del año.

Nota: 8.5/10

Texto: Lluís “DiMu” GS

Discográfica: Hopeless Records

weblogo

pablo-lopez-port.jpg

Pablo López regresa a los escenarios con el Tour Santa Libertad para presentar en directo “Camino, fuego y libertad” su nuevo y esperado álbum. “Con este disco he revuelto todo, mi vida, mis historias, incluso, mi casa”afirma López.

El patio es el tema presentación que el propio artista describe como “Una canción sin techo. Una búsqueda de la libertad genuina y perdida con el disimulo de la madurez. Cuando uno tiene que desnudarse definitivamente sólo puede hacerlo con un desgarro, y eso es está canción. A veces se piensa para escribir y a veces se grita sin pensar.”

24232488_1598691350177646_7487909738223221851_n.jpg

El videoclip, es una pieza audiovisual extraordinaria, digna de galardones por méritos propios, con un fuerte concepto artístico y conceptualmente desarrollada por el propio Pablo López, cuenta con colaboradores de excepción como Javier Cámara, Pablo Motos, Malú, Fernando Tejero, JUAN Betancourt, Ana Milán o Manuela Velles. Rodada en Madrid por el director Gus Carballo, Pablo Hernández como director de fotografía y la productora The Panda Bear.

Este nuevo álbum incluye 11 nuevos temas, compuestos, grabados y producidos entre UK en The Abbey Road Studios, USA East West Studios (L.A.), Madrid (MG Studios) y Barcelona (Wiked Sound). Un trabajo que pasa a marcar un antes y un después en la carrera de Pablo López y que se convierte en el más íntimo y emocional de su carrera, sin perder la magia de contarnos historias que se desean escuchar pausadamente de principio a fin y acompañadas por grandes melodías, arreglos y una composición magistral, así como su inconfundible manera de acariciar el piano.

26165405_1630369903676457_6856109222317912580_n.jpg

Grabado y producido por Kim Fanlo y la involucración total de Pablo López en esta parte del proyecto, cuenta con grandes colaboraciones de arreglistas y músicos como Aaron Sterling, The London Metropolitan Orchestra conducida por Andrew Brown o Patxi Urchegui en sección de vientos.

Las fechas del tour han sido todo un éxito, alcanzando el sold out en prácticamente todas ellas, y tendremos ocasión de disfrutar de él en breve. ¿Te lo vas a perder?

weblogo

david-demaria-1.jpg

David DeMaría arranca la “Gira 20 Años” el próximo mes de Mayo, presentando su próximo disco, “20 Años”, que contará con multitud de colaboraciones, y que verá la luz el próximo 13 de Abril.

Además, el artista publicará el 13 de Febrero su libro, “Navegantes en un Barco de Papel”, el regalo perfecto para este próximo día de los enamorados. Si además tenéis la suerte de estar en Madrid, el mismo día estará firmando ejemplares en el Corte Inglés de Callao, a partir de las 17 horas.

27797462_10156109877063622_1453898691673641798_o.jpg

Os recordamos que las entradas ya están a la venta en la web de RLM, David DeMaría, y redes Ticketmaster.

¡Feliz aniversario David!

weblogo